UD Almería

El optimismo multiplica las fuerzas

Esteban Salvejich, que controla el balón, quiere ver con positividad lo que se está haciendo. /J.J.A.
Esteban Salvejich, que controla el balón, quiere ver con positividad lo que se está haciendo. / J.J.A.

Esteban Saveljich, que apuesta por un mensaje positivo por «mirar para arriba», tiene ganas de llegar a mayo «y estar en posición de playoff»

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERA

Una actitud fuertemente positiva creará más milagros que cualquier droga. La frase enfatiza el poder de la voluntad a la hora de transformarnos como personas. Esteban Saveljich apostó ayer por lanzar un mensaje positivo que influya en la forma de afrontar los próximos partidos que tienen los rojiblancos en el camino. La UD Almería, situado a cuatro puntos de todo o nada -del playoff de ascenso o de las plazas de descenso-, se prepara para el partido del lunes frente al Deportivo de La Coruña y el central argentino abogó ayer por ver el vaso medio lleno y no medio vacío. «Tengo ganas de estar en mayo y estar en posición de playoff, de estar metido ahí arriba y espero que los demás también seamos positivos y tengamos energía positiva para el grupo, que la verdad es que se ve, se nota». Apostó firmemente por «que se deje de hablar de que estamos a cuatro de abajo, porque lo primero que sale por ahí es eso. Dejar de decir eso y tratar de ser más positivos en el mensaje, mirar para arriba y decir que estamos a cuatro de los de arriba. Eso va a influir y mucho».

Así se afronta la semana que 'terminará' el lunes con el duelo ante el Dépor, envite para el que no se necesita motivación alguna. «La motivación de por sí está hecha por lo que es el rival. A mí me pasaba que cuando estaba en el Levante, que íbamos a jugar contra equipos medianamente que eran inferiores a nosotros y nos hacían muy buenos partidos porque el equipo que a priori es inferior a nombre o plantilla siempre da ese plus, no me preguntes porqué, pero pasa en todas partes del mundo».

Preparados

Esteban Saveljich afronta la semana consciente de lo que hay en juego, pero con la tranquilidad de ver al grupo preparado para esa cita, con la capacidad para acudir a la cita motivados. «Creo que nosotros tenemos esa virtud. Ante equipos como Las Palmas, Zaragoza y ahora el mismo Dépor, somos un equipo que va para más y eso gusta y mucho».

El argentino expuso en su intervención que ve a sus compañeros preparados para afrontar la cita frente a un rival hecho para ascender. «La verdad es que estamos muy bien, estamos teniendo una semana de trabajo que me está gustando mucho, con un par de días que quedan y con la motivación que lleva jugar un partido de esta calidad. Bien que es Segunda División, pero el Dépor es un equipo que viene de Primera y lo que ha buscado es reforzarse bien para ascender a Primera División. Personalmente es un partido que motiva y mucho».

Si se gana será la quinta victoria consecutiva en casa, algo que no es demasiado habitual. «Ya. Es verdad, pero tampoco podemos basarnos en estadísticas que han sucedido en un pasado. Es centrarse en el partido y no pensar que hace mucho que no se ganan tantos partidos seguidos en casa. Cuanto con más naturalidad se tome el partido mejor».

Y quizás se piense en que puede conseguirse por la valentía con la que juegan los rojiblancos. «La verdad es que el juego que propone el míster es arriesgado, a mí me gusta, más allá que el año pasado tuve otro tipo de juego que pedía el entrenador. Hay que adaptarse». Esa es la actitud que expuso el jugador que llegó a España precisamente llamado por la UD Almería. «Lo que el entrenador pida, en el momento que lo pida, hay que adaptarse. El jugador tiene que estar predispuesto a si hay que defender bien arriba, hay que hacerlo, hay que tener valentía; si hay que defender más atrás, se hace, pero el equipo tiene que salir arriba, tiene que salir a presionar».

En ese sentido, puso cierto hincapié porque «si los defensores nos quedamos atrás y los mediocampistas se van arriba, se va a generar mucho espacio y eso es lo que no nos conviene. Tenemos la suerte de que en este momentos estamos jugando tanto Owona como yo, que a mi entender somos centrales rápidos, y eso nos beneficia para jugar con las líneas tan adelantadas».

Adaptarse

También apostó el de Tandil por adaptarse al juego del Dépor para sacar partido. «Hay que ver qué tipo de delantero juega. A mi entender, es más fácil marcar a delanteros de esta características que cuando juegan con extremos que pasan mucho por delante y por detrás. Eso es más complicado que tener dos referencias fijas como pueden ser los dos delanteros que van a jugar».

En ese sentido, el exrojiblanco Quique González será uno de los jugadores a tener en cuenta en la noche del lunes. Si bien puso atención a los once que salgan. «Sí. No nos fijamos en jugadores particulares, sí que nos fijamos en el conjunto que tienen como equipo. Sí es verdad que Quique este año lo está haciendo muy bien, pero no es preocupación alguna, sino que la preocupación nuestra son los once que van a jugar el fin de semana».

Continuar como hasta ahora se ha hecho cada vez que se jugó en el Estadio de los Juegos Mediterráneos es un camino tan válido para exponerlo el lunes como en los sucesivos partidos a domicilio y que marca una diferencia grande, con el duelo en el Wanda como referencia. «Creo también que eso se está hablando mucho y no hay que darle importancia. Yo he visto el partido y no es que estuvimos bien, pero tampoco estuvimos mal. Creo que nos afectó el gol cuando terminó la primera parte, porque hasta eso ellos solo habían tenido un tiro al arco».

Destacó el rojiblanco que «muchas veces se confunde la posesión que tiene el rival con las situaciones de gol y no es así. Ellos tuvieron la posesión, tuvieron acercamientos, pero de peligro en la primera parte no tuvieron nada más que esa última, que fue una contra que nos agarró mal parados, pero tuvimos ocasiones, con la primera pelota que pega en el palo, el cabezazo de Owona. La pelota fuera no entra y acá en casa entra. No me preguntes porqué, pero a mi entender es así. No hay que darle más vueltas al asunto».

El objetivo lo expuso con claridad. «Lo que hacemos en casa hay que tratar de hacerlo fuera. Lamentablemente, por ahora no lo estamos haciendo, no sé porqué, porque, si me preguntas a mí personalmente tanto en casa como fuera, salgo de la misma manera y para el que ve desde fuera ve que en casa juego de una manera y fuera de otra, pero para mí juego totalmente igual. Trataremos de mejorarlo, hablarlo, porque creo que también el sacar puntos fuera de casa es importante. Si en casa estamos bien y fuera también, no perdiendo, sacando un punto o ganando es un equipo que puede aspirar a mucho».

Las cuentas

La intención de mejorar fuera para contribuir al buen trabajo en casa puede dar pie a pensar en la obtención de otros logros. Lo cierto es que el Almería lleva luchando por tener una temporada tranquila desde que descendió a Segunda División. Para Esteban Saveljich el objetivo en corto plazo es «terminar con 30 puntos en Navidad. Eso sería lo ideal, pero así mismo estás con 30 puntos y a lo mejor las últimas cuatro jornadas estás peleando por el descenso. Este año no hay un claro favorito a ascender o un equipo que quede abajo como fue el año pasado, que a mitad había tres equipos que estaban en zona baja y los demás nos habíamos despegado bastante».

Personalmente se propone un cambio. «Miro para arriba, soy positivo, miro para sumar puntos, tratar de estar lo más arriba posible. Mi deseo es llegar a mayo con posibilidades de playoff, lo digo de corazón. Yo soy un jugador que me ha tocado estar en situaciones malas, pero que ahora tengo ganas de estar en otra situación».

 

Fotos

Vídeos