UD Almería | La crónica

Oier 'facilita' el primer triunfo a los de Luis Miguel Ramis en la pretemporada

Pozo intenta zafarse del marcaje de Lerma.
Pozo intenta zafarse del marcaje de Lerma. / UDA

Un autogol del cancerbero del Levante, tras una falta lanzada por Pozo, permitió a los rojiblancos estrenarse con una victoria

JORDI FOLQUÉALMERÍA

El Almería le dio al Levante de la misma medicina que el cuadro valenciano le ha dado en la pasada campaña a casi todos sus rivales y que, al final, le valió para lograr el ascenso a la Liga Santander. Esa categoría en la que estarán desde mediados de agosto y a la que aspira, por tercer año consecutivo, alcanzar la UDA. Una medicina que consiste en no pasar apuros en tu portería y aprovechar una que se tiene para ganar el encuentro. Y en esas de aprovechar puede llegar de muchas maneras. Por acierto propio o por error del rival. Y ayer se mezclaron ambas cosas en la misma acción. Una falta lanzada por Pozo, con dirección a la portería levantinista, y un nefasto control del cancerbero para terminar por introducirse el esférico en su marco. Un gol como otro cualquiera y que desniveló un choque que tuvo a los de Ramis algo más entonados, pero sin poder hacerse muchas conclusiones ni positivas ni negativas en ambos bandos. Sobre todo porque se trataba del primer partido amistoso de los rojiblancos en los que hubo hasta 14 caras nuevas en relación a los que terminaron la temporada.

1 UD Almería

René; Fran Rodríguez, Joaquín, Morcillo, Estupiñán; Mandi, Alcaraz; Iago, Pozo, Gaspar; e Hicham. También jugaron: Fernando (46’), Javi Álamo (46’), Álex Quintanilla (46’), Ángel Trujillo (46’), Javi Pérez (46’), Nano (60’), Álex Corredera (60’), Antonio Marín (60’), Carlos Selfa (60’) y Pablo Caballero (75’).

0 Levante UD

Oier; Pedro López, Kaiser, Saveljich, Toño; Lerma, Pepelu; Morales, Espinosa, Shaq; y Álex Alegría. También jugaron Bardhi (54’), Chema (60’), Roger (60’), Rubén (60’), Jason (60’), Campaña (60’), Verza (60’), Iván López (60’), Postigo (60’) y Luna (60’).

Goles
1-0, m. 51: Oier (pp)
Árbitro
Campos Salinas (Murcia). Amonestó a los rojiblacos Rubén Alcaraz y Joaquín; y a los levantinos Lerma y Shaq.
Incidencias
Primer partido amistoso de la UDA en esta pretemporada celebrado en Pinatar Arena ante unos 400 espectadores.

El cuadro rojiblanco pudo dar la sensación de tener mejor claras sus ideas. Pero no dejaba de ser el primer partido amistoso de la pretemporada y por tanto con el aspecto físico muy cogido con pinzas. Ambos se habían ejercitado por la mañana y habían tomado el autobús para llegar hasta Pinatar Arena. Aunque, también hay que decirlo, en dos equipos con tantos cambios y que nadie tiene el puesto asegurado, cada minuto en el terreno de juego puede ser clave para ganarse la confianza del entrenador.

Gaspar y los demás

El que más lo tuvo claro fue Gaspar. El joven manchego ya se ha ganado tener ficha del primer equipo. Su desparpajo mostrado en el tramo final de la pasada campaña, cuando fue de lo mejor del equipo en momentos muy negativos, se volvió a poner de manifiesto ayer. Empezando por la elección de dorsal. Que si hay uno mítico en las últimas temporadas que no ha cambiado de dueño desde 2006, pues ahora lo toma como suyo. El '15' del director deportivo ahora lo pertenece. Y si es como ayer (también como en otros partidos) se verá bastantes veces sobre el terreno de juego. Y eso que no tenía un rival cómodo delante. El veterano Pedro López quiso marcarle el territorio y lo único que consiguió fue tener que hacerle faltas porque era imposible pararlo. La primera parte de Gaspar fue de lo poco, a nivel ofensivo, que el partido permitió.

Porque el Almería creaba peligro sobre todo a balón parado en segunda jugada. Pervis (con ficha del filial) o Iago Díaz lo intentaron desde la frontal del área. Pero sin fortuna al remate. Como también los buscó un Hicham demasiado en solitario. Pozo seguía sin estar ni cerca del cartagenero ni tampoco junto a los nuevos pivotes. En una zona de nadie en la que, si los astros se juntan, puede ocasionar algún peligro.

En referencia a los nuevos pivotes, Mandi y Alcaraz mostraron detalles de lo que pueden ser. Sin excesiva construcción, pero siempre siendo perros de presa en el centro del campo. Los que lideren la presión y ayuden en defensa. Si llega otro centrocampista, entre el nuevo y uno de los dos podrán llegar al marco contrario con mayor comodidad. Para lo que sí son más expertos.

Pero lo que es el fútbol. En una acción en la que parecía que el peligro no existiría, llegó el gol. José Ángel Pozo lanzó una falta que estaba entre buscar el remate directo o un centro para un compañero. Se quedó en la mitad de ambos. Lo que encontró fue a Oier. El cancerbero no bloqueó ni despejó. La pelota se le escapó y se metió en su portería. Gol y trabajo con premio. Curiosamente, en la misma portería en la que el malagueño marcó hace un año... también en pretemporada.

Después se sucedieron el carrusel de cambios en ambos equipos. Aunque lo normal suele ser, en los primeros amistosos, repartir los minutos de forma equitativa, ambos técnicos se esperaron al minuto 60 para mover de forma más abundante el banquillo. Nada cambió. Lo único que perturbó algo la 'tranquilidad' fue la lesión de Roger. El goleador levantinista llevaba pocos minutos sobre el terreno de juego. Un choque con Fernando obligó a que se retirara con lágrimas en los ojos. Fue la sentencia. Ni el estreno de Pablo Caballero (15 minutos) dio cambió nada.

Fotos

Vídeos