UD ALMERÍA

Año nuevo, antiguos propósitos

Morcillo, Gaspar, Trujillo, Hicham, René, Motta, Fidel y Sekou realizan ejercicios bajo la atenta mirada de Lucas Alcaraz y Miguel Ángel Campos./J.J.A.
Morcillo, Gaspar, Trujillo, Hicham, René, Motta, Fidel y Sekou realizan ejercicios bajo la atenta mirada de Lucas Alcaraz y Miguel Ángel Campos. / J.J.A.

La UD Almería se encierra en el gimnasio para su puesta a punto con Lugo como primera 'parada'

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Son algunos los años que, de forma consecutiva, la intención en la UD Almería es la misma. 2018 no es distinto en cuanto al deseo porque este año, como los anteriores, empieza viciado. Desgraciadamente, los resultados son la 'salsa' del fútbol, lo que marca el estado de ánimo de los equipos y, aunque el 'recién nacido' presenta el importante dato de ponerse en marcha con el equipo fuera de los puestos de descenso, no es menos cierto que la derrota del último envite del año pasado -en Santo Domingo y ante el Alcorcón- es un aviso que 'barrunta' peligro si las cosas vuelven a torcerse a partir de la primera cita, el próximo domingo, desde las ocho de la noche, frente al CD Lugo.

Por trabajo no será. El Almería le saca ventaja en eso a su rival, que ayer tuvo jornada de descanso. Los rojiblancos llevaron a cabo ayer una sesión de recuperación que tiene como objetivo el de ganar tiempo para la sesión que esta mañana, desde las 10.30 horas y en el anexo del Estadio de los Juegos Mediterráneos, se llevará a cabo y en el que ya se comenzarán a manejar las armas para frenar al enemigo que acecha en el horizonte.

El Almería no trabajó ayer para 'quemar los excesos' que pudieran existir tras la última noche de 2017, sino que el propósito fue poner 'semillas' para un mejor trabajo hoy, que es el día en el que empieza a prepararse seriamente la que será la última cita de la primera vuelta del campeonato. Lo de ayer fue una sesión de recuperación y de puesta en marcha para, en la práctica de hoy, tener un entrenamiento de calidad y ganarle tiempo al tiempo de cara al fin de semana.

Todos los jugadores disponibles de la primera plantilla, así como los del filial que están trabajando con el primer equipo, se ejercitaron en el gimnasio del Estadio de los Juegos Mediterráneos, mientras que aquellos que están lesionados o arrastran molestias estuvieron en la sala de musculación existente en la pista interior de calentamiento del primer recinto deportivo de la ciudad. Allí estuvieron Pablo Caballero, Pervis Estupiñán, Javi Álamo, Fran Rodríguez y Nano, que llevaron a cabo un trabajo específico.

Estos dos últimos, además, también entrenaron de manera suave sobre el césped del anexo. Tanto el granadino como el malagueño están aquejados de un proceso gripal que no les debe impedir estar disponibles para el importante envite del domingo donde el objetivo no es otro que tratar de llegar a la mitad de puntos que, en teoría, marcan la permanencia en la categoría de plata del fútbol español.

Ganar será menos complicado si desaparecen los problemas de falta de efectivos que ha padecido el equipo durante el pasado mes de diciembre, donde Lucas Alcaraz se vio obligado a trabajar a diario con hasta ocho bajas, con las lesiones, sanciones o rescisión de contrato, en el caso de Nauzet Alemán.

El técnico granadino, que siguió muy atento la sesión de trabajo y que alternó en los tres espacios habilitados para llevar a cabo el trabajo de ayer, puede ver cómo se recuperan hasta cinco jugadores. De una parte, el sancionado Joaquín Fernández volverá a estar disponible -no pudo jugar en Alcorcón por sanción-, además de recuperar a jugadores que estaban lesionados como Fidel Chaves o Hicham, que trabajan con el grupo desde el pasado 30 de diciembre. Sin olvidar a los señalados Fran Rodríguez, que se lesionó en el partido frente al Tenerife, y Nano que, aunque no se ha perdido ningún partido, sí se ha visto aquejado por un proceso gripal que ayer le obligó a trabajar con Chus Cañadas.

Esa batalla con la ilusión por volver continuará hoy, desde las 10.30 horas, que es cuando de nuevo vuelven los rojiblancos a los entrenamientos pensando en sumar una nueva victoria, que sería la cuarta consecutiva en el Estadio de los Juegos Mediterráneos y toda una declaración de intenciones. La UDA recibe a un equipo que es el tercero que más suma lejos de casa -Cádiz, con 17, y Osasuna, con 15, superan los 14 puntos de los de Francisco-. El objetivo de la UDA es seguir siendo fuerte en casa, una antigua aspiración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos