Ideal

UD Almería
Raúl Lozano, director deportivo de la UD Almería, llegó al club rojiblanco a final de febrero para reconducir la mala racha del primer equipo.
Raúl Lozano, director deportivo de la UD Almería, llegó al club rojiblanco a final de febrero para reconducir la mala racha del primer equipo. / JOAQUÍN BILBAO

UD ALMERÍA

«La labor de Ramis en estos meses ha sido increíble en una situación muy complicada»

  • Raúl Lozano, director deportivo UDA

  • El salmantino hace un balance de estos últimos cuatro meses al frente de la dirección deportiva del Almería a la espera de saber las intenciones de Alfonso García

Raúl Lozano (Salamanca, 1977) llegó a final de febrero a Almería sabiendo que su labor debía ser otra distinta a la que está acostumbrado un director deportivo. Mientras que sus 'colegas' ya están mirando jugadores para fichar de cara al siguiente mercado abierto, en su caso debía hacer lo posible para que los futbolistas que militaban en el Almería dieran su mejor rendimiento. Y eso sin poder dirigirlos a diario ni hacer alineaciones. Para ello su única misión, de manera tangible, era la de encontrar al sustituto oficial de Fernando Soriano como entrenador del primer equipo. Eligió, sin conocerlo personalmente, a Luis Miguel Ramis. Habló con muchos. Pero mientras que unos le decían que no porque esperaban 'otra cosa', también hubo que con oír el nombre de UDA colgaban el teléfono. 12 entrenadores en dos años y medio era algo que jugaba en su contra, pese a que era nuevo en la plaza. Entre los dos han formado un tándem con unos resultados incuestionables. Con una labor psicológica importante para levantar a un grupo que parecía hundido en la clasificación y sin poder (ni tener intención) de salir de abajo.

Con el trabajo finalizado, ahora está a la espera de que Alfonso García determine si le ofrece la renovación y en las condiciones que le plantea. Entre hoy y mañana debe saberse si Raúl Lozano continuará como director deportivo del Almería. En esta entrevista concedida a IDEAL y COPE, el ex del Sporting no quiso hablar de lo que no puede saber. Se está en los días que, como cada año, el dueño de la entidad se toma para determinar las decisiones. Este final de campaña con un aspecto que lo diferencia del resto. Como el propio dirigente aseguró hace unos meses, «con noticias que pueden cambiar el club». Un cambio que se producirá gracias al trabajo de Raúl Lozano y Luis Miguel Ramis. La duda es, ahora mismo, si con ellos o con caras nuevas.

Pregunta. Temporada finalizada, después de todo el sufrimiento que se ha tenido, de la mejor manera posible. Algo que, hace dos meses, muy poca gente podía imaginar con la salvación del primer equipo.

Respuesta. Después de cómo estaba la situación, fue una alegría inmensa. Se ha trabajado muchísimo. Había que sumar muchos puntos y lo hemos ido haciendo. Para llegar a la situación del sábado con todo a favor, en casa y en la que si ganábamos nos salvábamos. El equipo respondió y gracias a dios se logró la permanencia.

Y con sufrimiento.

Así ha sido para este equipo. Había que sufrir por todo lo que había pasado durante la temporada. Con partidos que parecía que si ganábamos salíamos y no fuimos capaces de ganar. Como en Córdoba, Mallorca o Getafe. Sufrimiento es una palabra clave en esta temporada Pero mereció la pena por todo lo que disfrutamos el sábado por la noche.

¿Cuando Alfonso García le encarga que asuma la dirección deportiva, en una época en la que no podía hacer fichajes de jugadores por estar el mercado cerrado, en su visualización de los tres meses que debía estar en Almería era parecida a lo que ha ocurrido?

Desde fuera tienes un conocimiento de la plantilla porque nos conocemos todos en esto del fútbol. Pero cuando realmente los conoces cuando convives con ellos. Sabía que la plantilla era buenísima, pero por circunstancias teníamos 24 puntos. Era la realidad. A partir de ahí, estaba el mercado cerrado y poco se podía hacer en el tema de jugador. Nada más que arroparles, estar con ellos, ver los problemas que tenían para intentar solucionarlos y, además, la figura de firmar al entrenador para ver si éramos capaces de sacar esto adelante.

Un director deportivo no está en el terreno de juego, no está en el banquillo y su lugar es más en un despacho. Pero, al no poder hacer nada para la próxima temporada, ¿su trabajo ha sido todavía más en la sombra?

Sí. Se lo decía en muchas conversaciones con el míster (Luis Miguel Ramis) y su cuerpo técnico. No me gusta estar muy cerca de ellos y de los jugadores. Considero que necesitan su espacio. Pero como la situación venía dada así, he estado con ellos, en el día a día, a todas horas. Así ha sido en los 3-4 meses que hemos estado y, por suerte, el trabajo ha tenido su premio.

Llegó para remar. Fichó a Ramis y a su cuerpo técnico para remar. Pero todo dependía de que remaran los que estaban aquí y, por los números, no parecía que lo habían hecho en los primeros meses.

Está claro que, para bien o para mal, los que tienen que sacar esto adelante son los 'artistas' (jugadores). El día que me presentaron ya dije que de lo que había pasado antes no quería saber nada. Quería empezar de cero. Así fue. Intentamos limpiar sus cabezas de todo lo que podía haber. Es cierto que había jugadores de muchísima calidad y que no tendrían que estar en esta situación. Pero la Segunda División es tan complicada que equipos como el Mallorca o el Elche han bajado a Segunda B. Nos podía haber pasado a nosotros y, por suerte, no sucedió. Fueron cuatro meses muy intensos con una alegría final tremenda.

Habla de Mallorca y Elche. Dos ejemplos de que en esta categoría no se gana con la camiseta.

Recuerdo que el Elche estaba, unas dos semanas antes de ir a jugar nosotros allí, diciendo que peleaban por meterse en puestos de playoff. No ganas, no ganas y te metes abajo. Hace dos temporadas estaban en Primera División, con muy buenos jugadores y ahora se ven así. Entras en una dinámica mala y te vas para el pozo. No sé los puntos que hemos podido recortarles en estas jornadas pero han sido muchos.

Pues el Almería ha sumado 22 puntos en 13 jornadas y el Elche 4 en el mismo tiempo.

Por eso digo que las circunstancias son las que son. Nosotros hemos hecho un muy buen trabajo por parte de los jugadores y el cuerpo técnico. Al míster le ha gustado hacer su clasificación desde que llegó y ahí está. Se han sumado muchos puntos. En una situación muy complicada, en un tiempo con muchas lesiones y con gente al borde de la suspensión al tener cuatro tarjetas. Ha sido un trabajo muy duro para ellos del día a día. Tanto el cuerpo técnico como los jugadores se han comportado como verdaderos profesionales.

Está usted acostumbrado a trabajar con Alfonso García. Pero lo había hecho como jugador. ¿Ahora cómo ha sido desde su función de director deportivo?

Yo ya conocía al 'presi' de cuando fui jugador. Al poco de entrar yo lo hizo Alfonso García (hijo) y ha sido muy grato trabajar con él. Ha habido una buena sintonía en el trabajo y también la labor suya ha sido importante.

A los periodistas nos gusta saber lo que ocurrirá mañana y hacerlo en el día de ayer. En este club, que es tan presidencialista con Alfonso García a la cabeza, los tiempos los marca el presidente. ¿Todo el mundo está en espera hasta que dé el primer paso?

Es lo que toca ahora mismo. Esperar a que se hagan las reuniones y se tomen las decisiones. En eso estamos ahora mismo.

Lo que sí es cierto es que el trabajo que se ha realizado en este tiempo está ahí.

Vinimos para ayudar en una situación complicada. El equipo ha salido y estamos contentos por ese tema.

No le gusta salir mucho en los medios de comunicación y en los comentarios, pero Ramis lo nombró al conseguir la permanencia como una pieza clave.

No me gusta porque creo que un director deportivo tiene que dar sus explicaciones de su parcela. Al igual que los entrenadores de las cuestiones técnicas y los jugadores del partido. La labor que ha hecho el míster en estos meses ha sido increíble. Sabía su forma de trabajar, pero no lo conocía personalmente. Una persona muy tranquila y muy respetuosa que ha encandilado al grupo. De no haber sido así habría sido muy difícil haber sacado esta situación. Tiene un futuro muy prometedor.

En este tiempo se han caído, por su propio peso, muchos comentarios que se dijeron durante la temporada cuando no llegaban los buenos resultados. Por ejemplo, que la mala racha era porque muchos acababan contrato y estaban pensando más en su futuro que en el Almería.

Es una labor de profesionalidad de ellos (jugadores). Está claro que nosotros hemos tenido muchas charlas con ellos. Para recordarles que estaban en un club que les había dado mucho. Que habían crecido en el Almería y que les debían un respeto como profesionales. Solamente agradecerles el comportamiento que han tenido con nosotros, con el club y con la ciudad. Desearles la mejor de las suertes.

Como exjugador y ahora como director deportivo, ¿qué opinión le merecen las críticas y algo más contra Fran Vélez?

Está claro que cuando te pitan en tu casa duele mucho. Como le ocurre a Fran Vélez. Uno no lo pasa nada bien. Hay que intentar revertir esa situación. Que todo el mundo esté con el equipo. Tiene contrato y hay que hacer lo posible porque todo vaya bien.

Sin hablar de futuro, pero con todos los jugadores que acaban contrato, poco se parecerá el Almería del próximo curso al que ha terminado el actual.

Tenemos que empezar las reuniones con el presidente, con Alfonso jr. y ver cómo queda el club. Ya valorar todas esas situaciones.

Decía José Ortiz (excapitán de la UDA) el lunes en COPE que «la nota es según el objetivo que cada uno se ha marcado». ¿El hecho de decir, en los dos últimos años, que el objetivo es el ascenso sí o sí ha podido hacer que no se valore en su medida el lograr la salvación, aunque sea en la última jornada?

Lo más importante de todo es saber con los que compites y al sitio que puedes llegar. Está claro que si te pones un objetivo muy grande o inalcanzable, la nota es complicada. Hay que marcarse los objetivos. Saber lo que somos y el lugar que queremos alcanzar. Desde ese momento, sumar y remar todos para alcanzarlo.

Ha estado en el Sporting de Gijón en una época casi para desaparecer o, como mínimo, bajar a Segunda B y lograron subir a Primera. Me imagino que allí le salieron canas. ¿En estos tres meses le han salido muchas más canas?

Sí (risas). Al final, el año que subimos con el Sporting lo hicimos con un equipo a coste cero. Nuestro objetivo era la permanencia. Pero empezamos ganando partidos y seguimos ganando. Nos metimos arriba y ya es muy difícil que uno se baje. Ese sufrimiento es distinto al que hemos tenido en estos meses porque era descender a Segunda B. Meterte en el pozo del que es muy complicado salir. Han sido tres meses muy duros.

Este fin de semana, tras ver la salvación del primer equipo, viajó a Gijón para ver al filial del Almería en la eliminatoria de ascenso a Segunda B. ¿Hay buena cantera?

Los chavales compitieron. A pesar del resultado (eliminados), el equipo compitió. Es importante que tengan partidos como los que se han vivido ante el filial del Sporting. Para competir, para que vean otra cantera de fuera y que pueden estar al mismo nivel de ellos. Dentro del fútbol base, que tampoco he tenido mucho tiempo de verlo por estar con el primer equipo, se está trabajando bien.