Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

Cuando el 13 trae buena suerte

Con él llegó. Luis Miguel Ramis cerró el sábado un gran tramo de competición, conquistando 22 puntos en trece jornadas, una cifra que no es nada despreciable.
Con él llegó. Luis Miguel Ramis cerró el sábado un gran tramo de competición, conquistando 22 puntos en trece jornadas, una cifra que no es nada despreciable. / CHEMA ARTERO
  • La UD Almería de la era Ramis hubiese sido quinto en la Liga como consecuencia de los siete triunfos y un empate obtenido en ese tramo

  • Desde la llegada del tarraconense al banquillo, se sumaron 22 puntos, más que equipos como Levante UD o Girona

Pese a que hoy es martes y 13, el número de la mala suerte no es tan malo. Si la competición liguera se hubiese ceñido a lo hecho en las últimas trece jornadas del campeonato, el Almería estaría preparando ahora el playoff de ascenso a Primera División. ¿Por qué trece jornadas? Porque es el tramo de competición en el que los rojiblancos trabajaron con Luis Miguel Ramis en el banquillo, una labor expuesta por el propio técnico el pasado sábado, a la conclusión del partido que sirvió a los unionistas para, derrotando por 1-0 al Reus Deportiu, lograr la permanencia en la división de plata del fútbol español. Lo hizo con más sudores de los previstos cuando comenzó la temporada, respondiendo de este modo a las ilusiones que el propio técnico expuso el día que fue presentado como técnico de la UD Almería.

En ese plazo de competición, los rojiblancos han sumado 22 de los 36 puntos en juego, una cifra nada despreciable que le hubiese permitido ser el quinto equipo en suma de puntos en ese tramo de competición, con siete victorias, cinco derrotas y un empate, que tuvo diez minutos de derrota y ochenta de gloria -el del día de la visita del Real Zaragoza, en la que en siete minutos perdía 0-2 y acabó empatando el partido-. La cifra es mejor que la de los dos equipos que lograron el ascenso a Primera División -Levante UD y Girona- y de dos de los cuatro que empiezan mañana a disputar el playoff de ascenso a Primera División.

Ganar o perder

La cifra se extrae de los siete triunfos, un empate y cinco derrotas. Precisamente los dos 'extremos' de la cuenta dejan a las claras la forma de encarar los partidos por los rojiblancos: a ganar o perder. Y es que, con la 'herencia' con la que el equipo llegaba al tramo final de la competición, no quedaba más remedio de actuar con ese objetivo en mente, porque las medias tintas, que visto lo visto tampoco hubiesen sido malas, no acercaban a la UD Almería a plazas tranquilas.

Lo cierto es que la llegada de Ramis supuso un cambio en el equipo, que hasta ese momento había sumado siete victorias -seis con Fernando Soriano y una con Fran Fernández-, ocho empates -siete con el maño y uno con el 'sustituto'- y catorce derrotas -todas con el que fuese capitán de la UD Almería hasta la pasada temporada-.

Dejando a un lado la labor de Fran Fernández, importantísima porque se le debe el hecho de rescatar al equipo de un camino hacia un 'pozo sin fondo' al que parecía destinada la dirección tomada, las comparativas entre Soriano y Ramis hablan de 0,925 puntos por partido en la etapa del maño y de 1,692 puntos por partido en la del técnico tarraconense.

Lo cierto es que en este tramo último de la competición, el Almería ha logrado escalar posiciones. Cuando llegó, el conjunto rojiblanco era vigésimo. Su estreno, con derrota en el Ciutat de Valencia le dejó en la penúltima posición. A partir de ahí, su línea fue alentadora, pese a que en la penúltima jornada era el que marcaba el primer puesto de salvación. Estuvo vigésimo (jornadas 31 y 32), décimo noveno (33, 34 y 35), decimosexto (36 y 37), decimoséptimo (38, 39 y 40) y decimoctavo (41), para acabar decimoquinto la presente temporada, una posición que sólo fue mejor en las jornadas 1, 3 y 4 o en las cuatro primeros del pasado año, para vivir siempre cerca del descenso en las 38 jornadas restantes.

Mirar abajo

El Almería, en este tramo de competición, ha mirado desde arriba a muchos equipos que no han sido ni la sombra en más de dos tercios del torneo. Llama la atención el Girona que, ascendido, sumó sólo 12 puntos en las últimas trece semanas; el Cádiz, que juega playoff, sumó 17 puntos y Tenerife, con 20. El Levante, por ejemplo, se quedó en 19 puntos. Getafe y Valladolid son, junto con Rayo, los mejores del torneo con 24 puntos, con el Huesca en 'zona de nadie', por debajo de los tres primeros y superando a una UD Almería al que el trece no le sentó tan mal.