Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

«Conseguimos un objetivo menor»

Marco Motta y Jorge Morcillo celebran el gol que sería el de la victoria.
Marco Motta y Jorge Morcillo celebran el gol que sería el de la victoria. / CHEMA ARTERO
  • La plantilla de la UDA estaba feliz por la salvación e hizo autocrítica por la mala temporada

La mejor cara en el último partido. Clara demostración de que el trabajo se había hecho. Que la UDA sellaba un año más su billete para la siguiente edición de la Liga 1|23. Serán ya 16 las campañas de forma consecutiva en el que el conjunto almeriense militará en la Liga de Fútbol Profesional. Un hito que no se cortó ayer. Porque el Almería consiguió la victoria tras el tanto de Jorge Morcillo. El central valenciano fue el autor del gol que necesitaba el primer equipo entrenado por Luis Miguel Ramis para no depender de ningún otro resultado. Pero como no podía ser todo tranquilo ni en el último día, la incertidumbre seguía en el Estadio de los Juegos Mediterráneos porque un gol del Reus mandaba, durante bastantes minutos, a los rojiblancos a Segunda B. No se produjo ese tanto tarraconense porque uno del Nàstic de Tarragona permitió, incluso, que si el resultado en tierras almerienses hubiera sido de igualada, tampoco se habría descendido de categoría.

Los pupilos de Ramis sabían que el objetivo se había logrado, pero no era motivo, tampoco, de celebrar nada. Fin a una temporada dura en cuanto a estar siempre en la parte más baja de la clasificación, pero que deja posos de que el equipo podía haber hecho mucho más. Ni haberle dado la segunda oportunidad a unos jugadores que, en la mayoría de los casos, fallaron el pasado ejercicio, tuvo un desenlace distinto al de hace un año. Sufrimiento y salvación en el último momento para mantener la categoría.

Jorge Morcillo

El central valenciano fue el autor del gol que supuso la victoria y la salvación para los intereses del Almería. No podía ocultar su satisfacción por entrar en la historia del conjunto rojiblanco en un momento clave. «Estoy tremendamente feliz por haber logrado un gol que vale tres puntos y que valen la permanencia. Por fin podemos respirar tranquilos un verano más», decía en la zona mixta del Estadio de los Juegos Mediterráneos.

Pero después de esta alegría, el defensa daba con la tecla de lo que se había logrado ayer. «Conseguimos un objetivo menor. Lo hemos logrado, que era necesario». Ni más ni menos. Eso es la permanencia para un equipo hecho, el pasado año y el actual que terminó ayer, para haber estado en la parte alta de la clasificación y tenido opciones, como mínimo, de haber entrado en el playoff de ascenso a la Liga Santander.

El capítulo final fue la victoria ante un Reus que no se jugaba nada. «La necesidad de un equipo y otro se notó desde el principio. El Reus llegaba con los deberes hechos tras hacer una grandísima temporada. Nosotros no teníamos los deberes hechos. En una Liga muy competida y muy difícil, algunos equipos que parecía estarían arriba han descendido y otros, recién ascendidos, se han metido en playoff. Es una Segunda División muy veleta y hemos logrado la salvación en la última jornada».

Le queda un año más de contrato y no quiso hablar de futuro. «En este club hay siempre mucha incertidumbre y no se sabe lo que será el futuro a corto plazo. El mío es que voy a continuar un año más. Lo que estaba en mis manos y en las de mis compañeros (permanencia) se ha logrado. Ahora que el club trabaje en lo que está en sus manos que es planificar la temporada que viene», dijo.

Joaquín Fernández

El mediocentro ha sido el más regular del equipo a lo largo del curso. Con ficha del filial durante la primera mitad del ejercicio, el de Huércal de Almería ha sido uno de los que más minutos ha jugado a lo largo de todo el campeonato. Bien en el centro del campo (como ayer) o en el centro de la defensa. Siempre dando un nivel alto. Sobre todo en comparación a la irregular campaña de sus compañeros. Una vez con el objetivo logrado, Joaquín Fernández se mostró contento «por haber logrado la salvación tras una temporada sufrida. En algunas partes de la campaña no se han hecho las cosas bien. Por eso se ha llegado jugándonos la permanencia en la última jornada».

Sobre la cita final, «el equipo ha encarado bien el partido. Hemos tenido ocasiones para haber marcado más goles y cerrar el encuentro antes». Pero no pudo ser «y al final hemos llevado el nerviosismo de estar jugándote una permanencia por un gol a la grada. El público ha respondido muy bien».

Ahora toca «descansar y reflexionar. Para venir dentro de un mes con más ganas y afrontar la temporada con otros objetivos que no sea el evitar únicamente el descenso». Fue el primer mensaje de cara al futuro que dijo. El mismo objetivo de las temporadas anteriores, pero en el que el camino ha sido distinto al esperado en la planificación.

Marco Motta

En italiano llegó en el mercado de invierno y su participación ha sido destacada para lograr la salvación. Anoche no cambió el discurso. Siguió con su mismo pensamiento desde que llegó a Almería. Confiando en sus compañeros para lograr la salvación y, también, pensando en lo que deparará su contrato con el conjunto presidido por Alfonso García.

Tiene dos años más firmados. «En los próximos días hablaré con Alfonso (García) y veré si continúo. Me he encontrado como en mi casa en estos meses. Pero quiero ver lo que se piensa para el año que viene». Tras demostrarse que puede estar a un buen ritmo, quiere estar en un equipo con aspiraciones y teniendo las cosas muy claras. Desea saber el proyecto y los compañeros de viaje.

Sobre lo logrado ayer, «estaba seguro de que se podía lograr. Hemos sufrido demasiado en esta temporada muy larga. Estos meses han sido muy intensos para sacar al equipo de abajo y conseguir la salvación que hemos buscado hasta el último momento», afirmó.