Ideal

UD Almería

ud almería | la crónica

El Almería salva el 'match-ball' definitivo

fotogalería

/ CHEMA ARTERO

  • Los rojiblancos merecieron ganar con más tranquilidad a un Reus que apenas hizo motivos para marcar

Habían pasado 18 minutos de las diez de la noche cuando el vasco Gorostegui Fernández-Ortega hacía sonar su silbato y, aunque el instantáneo sonido que se escuchó en las gradas del Estadio de los Juegos Mediterráneos era el de la alegría por una salvación, los más de once mil espectadores que se dieron cita para ver una victoria rojiblanca que certificara la permanencia en la categoría suspiraron de alivio.

Antes, cuando se cumplía el primer cuarto de hora de juego, el gol de Jorge Morcillo daba a la UDA la victoria necesaria para no tener que ‘escuchar’ la radio para ver qué pasaba en otros lugares. El Almería consiguió la permanencia en un partido donde ganó el que más lo necesitaba, que lo hizo como toda la temporada, con la ‘soga al cuello’, sufriendo, porque el Reus, aunque no hizo méritos para conseguir un resultado diferente al que refleja la ausencia de goles, tuvo alguna opción, más por descuidos –habituales durante la temporada– de la UD Almería que por aciertos propios. Y el Almería, como siempre, tras el gol pudo hacer más, pero no lo hizo y acabó con el corazón en un puño, pero ¿hubiese sido lo mismo ganar cómodamente el partido? El otro día, una niña de sólo once años me decía ante la necesidad de llegar rápido a un sitio y no encontrar cómo, que «el que nace martillo, del cielo le caen los clavos». Pues eso.

Empezar ganando

El Almería salió dispuesto a hacer un buen trabajo, comenzando por impedir que el Reus dispusiera de espacios en zona cercana al área defendida por Casto Espinosa. El equipo reusense no esperaba en su campo, sino que actuaba con peso arriba y superando la línea de presión de los rojiblancos con cierta facilidad, aunque sin llegar a crear peligro. Antes, en el 2, el equipo de Ramis tuvo la primera ocasión de gol. Fue una acción por banda izquierda creada por Nano, el centro del profundo lateral zurdo lo enganchó Quique González, pero el disparo sencillo lo detuvo Édgar Badía.

Tenía más balón el conjunto rojiblanco, que exponía el mejor arranque de la temporada, con continuas llegadas. En el minuto 5, fue Marco Motta el que centró desde banda derecha y se encontró sin rematador. Lo tuvo en el minuto 7, en una gran acción entre Fidel y Nano con centro final del malagueño que le llegó a Quique González, pero el pucelano falló en el disparo y el balón cogió dirección contraria.

El Reus tocaba con comodidad el balón, mostraba su plan, buscando las bandas para tratar de sorprender pero no era capaz de acercarse con peligro en las cercanías del área del Almería, seguro en el balance defensivo. En el minuto 11, el campo volvió a volcarse para los rojiblancos, con más llegada. La acción fue de Fidel, cuyo disparo lo despejó el mejor portero de la categoría, el meta reusense, con el pie, en otra ocasión rojiblanca para adelantarse en el marcador. Había miedo por no hacerlo.

Llegada sin gol

El Almería era letal por banda izquierda, sobre todo, aunque también Marco Motta hacía sus deberes por la derecha. El cuadro de Ramis estaba más metido en el partido. Sin embargo, no fue Nano el que hizo la jugada. El trabajo lo hizo un José Ángel Pozo que aparecía para marcar la diferencia. El malagueño llegó a línea de fondo y la puso al segundo palo para que Jorge Morcillo lograra batir la meta de Édgar Badía.

Y el fútbol desapareció sobre el terreno de juego. El intento de entrar en el partido por parte del Reus caía una y otra vez en la salida rápida del Almería, en tareas defensivas, saliendo al cruce para montar contras en las que hubo ‘sociedad’ entre Nano y Fidel. Una acción entre ambos, en el minuto 29, acabó con centro del malagueño y disparo posterior de José Ángel Pozo que se marchó fuera.

El intento reusense por empatar se encontró con Máyor como protagonista, pero también con un magistral Marco Motta que, en el minuto 32, robó el balón para impedir la acción de peligro, en la última de la primera parte. Todo lo demás hasta llegar al descanso fue un control rojiblanco y un quiero sin poder por parte del conjunto tarraconense.

El miedo

La segunda parte comenzó con despiste. El Almería salió como si ya tuviera el trabajo hecho y comenzó a sufrir, a ver pasar el balón sin ser capaz de resolver y al rival ‘crecerse’, pero sin dar la talla. La primera acción fue en el minuto 48, con una falta peligrosa que lanzó Vitor Silva, el encargado de poner el balón parado en juego, pero cortó bien Borja Fernández. En el minuto 49, fue una acción desafortunada de Casto Espinosa, que no fue capaz de aprovecharla Máyor y el meta rojiblanco la mandó a córner.

Reaccionó con llegada, el equipo de Luis Miguel Ramis a la par que el Reus ya había cambiado en el descanso para dar entrada a Guzzo. Tuvo más presencia arriba el equipo rojiblanco. En el 54, la ocasión fue de Pozo, que recogió el balón en el área y buscó un disparo que se le marchó fuera.

Los rojiblancos seguían intentándolo por el miedo de un gol del Reus que mandaba al fútbol almeriense a Segunda División B. Quique González pudo hacer el segundo, pero la acción entre Fidel y Pozo acabó con centro de Nano y el remate del pucelano se marchó fuera, cuando se cumplía el minuto 56.

Búsqueda sin suerte

Aunque el Reus lo intentó en el 61 con un córner que remató Máyor floja a las manos de Casto, el Almería siguió buscando el gol de la tranquilidad. En el 62, otra vez fue Quique González, pero el rojiblanco estaba tan negado con el gol que de cabeza lo mandó fuera, cosa que pasaría en el 70, en otra ocasión en la que buscó el disparo desde lejos y el balón salió lamiendo el palo derecho de la meta de Édgar Badía.

Ese interés por sentenciar dejó huecos en defensa y, en el 66, pudo llegar el susto en una acción de Ángel al corazón del área que Miramón mandó manso a las manos de Casto. En el 73, aún más clara la ocasión para el Almería, tras una gran jugada de Fidel Chaves por banda izquierda que el pucelano golpeó con el pecho y el balón se fue fuera.

Se jugó menos. El Almería manejaba el balón, circulaba y circulaba ante un Reus que no daba paso al frente, que esperaba en su campo por si salía alguna acción a la contra, aunque realmente la búsqueda no era tan intensa como para perpetrar un susto en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. Por fortuna no llegó, pero miedo hubo.

Directo

Por último, el Almería se salva, el que desciende es el UCAM Murcia, que perdió en Tarragona.

Ahora hay gritos de "jugadores, mercenarios", el grito con el que se despide la temporada.

En breve, la crónica en ideal.es/almeria

Habrá quienes merezcan buena nota, pero también habrá quienes suspendan una temporada para recordar, pero para no repetirla.

Demasiados problemas a lo largo de una temporada aciaga de la que habrá tiempo para hacer un examen exhaustivo y poner nota a todos.

Es cierto que el fútbol es un juego donde juegan once contra once, no siempre, pero este equipo no debió sufrir tanto.

Toca reflexión porque ha sido una pésima temporada que acaba feliz por la permanencia, pero el tirón de orejas no debe hacerse esperar.

Ganó el Almería y logra la permanencia, pero la temporada es para 'enmarcar'.

SALVADOS, SALVADOS, SALVADOS.

91' #UDA -REU (1-0) FINAL FINAL FINAL

91' #UDA -REU (1-0) Últimos segundos.