Ideal

UD Almería

ud almería | actualidad

Tonto el último

Tonto el último
  • La victoria, el único camino de la Unión Deportiva Almería para no depender de nadie

Nàstic, UCAM Murcia, UD Almería y Alcorcón se jugarán la permanencia en la última jornada por no haber hecho los deberes antes, a pesar de que ha habido tiempo y partidos, pero las cosas no pasan como uno quiere. En este caprichoso deporte, cada vez más negocio, los partidos no los juegan los, a veces, once contra once que se ven en un campo cada fin de semana. Un partido de Segunda División casi se podría decir que lo juegan los 22 equipos y, si no haces bien tus tareas, puede que te veas condenado no sólo por lo que hacen los rivales directos, sino hasta los terceros. El caso es que el Almería llega a la última jornada ‘viciado’, como sucede en los últimos años, para conseguir la permanencia.

Felizmente, depende de lo que haga y no hay que mirar a terceros, pero la imagen de la derrota del domingo en Getafe provoca que haya quien cruce los dedos y casi pida cita para la plegaria ‘por si las moscas’. Y más que por la derrota en sí, por las sensaciones, la imagen dada por un equipo dubitativo y señalado desde dentro, lo que habla claramente de la inexistencia de la cohesión necesaria para jugárselo todo en un solo partido.

Igual de fácil

El Almería lo tiene igual de ‘fácil’, o difícil –según se mire–, que el resto de equipos que se lo juegan todo en la jornada final del campeonato. El equipo unionista sabe que ganando al Reus estará salvado y no deberá mirar hacia otros campos, donde también ‘juega’. Sin embargo, del resto hay resultados que no se pueden dar. El equipo dirigido por Luis Miguel Ramis tiene ganado el golaveraje con Nàstic de Tarragona –ganó 3-0 en el Estadio de los Juegos Mediterráneos y 0-1, con el ‘kaluchazo’ en el Nou Estadi– y Alcorcón –empató en Santo Domingo jugando más de una hora con diez, por la expulsión de Fran Vélez, y ganó 3-1 en Almería–, con lo que un empate con cualquiera de los dos conduciría al conjunto unionista a la ansiada permanencia. El triple empate no es posible.

Los problemas surgen si se mete en el lío el UCAM Murcia. El ahora equipo de Francisco le tiene ganado el golaveraje a los rojiblancos después de ganar en La Condomina (4-0), en una aciaga noche en la que los entonces jugadores dirigido por José María Salmerón le dieron un baño a un equipo que se fue oscureciendo con los goles encajados, y perder en el Estadio de los Juegos Mediterráneos en una tarde de mucha irregularidad (2-3) que marcó el destino de Fernando Soriano, destituido tras aquel varapalo sufrido por un equipo que se desconectó en menos de un cuarto de hora cuando iba ganando, para reaccionar una semana después, con una cara distinta, en el Anxo Carro de Lugo. Allí ganó su primer partido lejos de casa, aspecto que no ha evitado que los rojiblancos sean el peor equipo de la categoría a domicilio.

Si el Almería empata le valdrá si el Alcorcón no logra imponerse al Lugo o si el UCAM pierde ante el Nàstic, porque los de Ramis aventajarían en un punto a los de Francisco. La derrota complica su se pierde, para lo que sería preciso que el Alcorcón también perdiera. Si el Alcorcón empata existe la posibilidad de que el UCAM también lo haga en Tarragona, nada beneficioso porque dejaría un triple empate que mandaría al Almería a Segunda B. Si el UCAM puntúa, provocaría un empate a puntos entre Almería y Alcorcón que beneficia a los rojiblancos por el golaveraje particular ya analizado con anterioridad. Con ello, lo importante es que en el Nou Estadi no se dé un empate, porque obliga al Almería a tener que ganar el partido frente al Reus.

Le vale al resto

El duelo entre Nàstic y UCAM Murcia es clave y en el Nou Estadi lo mejor que puede pasar es que no se produzca el empate. Este resultado salva al Nàstic, lo mismo que la victoria. Si los granotas pierden, para ellos es necesario que el Alcorcón no logre imponerse al Lugo. Si pierde y el Alcorcón gana, sólo le valdría una derrota del Almería ante Reus para mantenerse.

El UCAM se salva ganando al Nàstic, pero también si empata, aunque para eso tiene que esperar a que Almería o Alcorcón, cualquiera de los dos le vale, no ganen sus dos compromisos. En caso de perder, se salvaría si el Almería también lo hace. Si el Almería puntúa, necesita que el Alcorcón pierda ante el Lugo para mantenerse.

El Alcorcón, por puntos, es el que peor lo tiene, pero si gana su partido se salva. El empate le vale si el UCAM y Almería, los dos a la vez, pierden porque, como queda dicho, el triple empate perjudica al Almería. En caso de empatar y que sólo pierda el Almería, bajaría a Segunda B, porque los de Ramis le ganan el golaveraje. Si empata y sólo pierde el UCAM se salvaría. Si pierde no tiene ninguna posibilidad de continuar en Segunda.