Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

Luis Miguel Ramis: «No tengo por qué mirar fuera si lo que miro dentro me gusta mucho»

Luis Miguel Ramis: «No tengo por qué mirar fuera si lo que miro dentro me gusta mucho»
  • El técnico de la UDA confía en los suyos: «las sensaciones son que vamos a hacer un muy buen partido y tenemos ilusión ante un rival difícil»

Llegados casi al final de la competición, Luis Miguel Ramis confía en que su equipo consiga el propósito que se le planteó cuando llegó a la entidad para dirigir al conjunto almeriense. Entonces, tal y como dijo ayer, la obligación era muy diferente a la de un entrenador que coge el puesto desde principio de temporada. En su caso, el trabajo era «conseguir ya sumar puntos, porque eso es lo que desde el primer día nos va a dar confianza. No había otra cosa. Más que jugar bien era sumar puntos». Además, lo hizo sin pensar en el resto, en agentes externos que pudieran mejorar la situación. «Todo lo que fuera pensar que alguien nos podía haber un favor para poder salvarnos, era algo secundario y eso es lo que he intentado transmitir siempre dentro del vestuario». Este no daba motivos para desconfiar. «Creo que no tengo por qué mirar fuera si lo que miro dentro me gusta mucho y lo que vi dentro desde el primer día me gustó mucho y creo que tiene potencial para hacer las cosas bien».

Esa confianza se traslada a la hora de hablar del partido que mañana disputara la UD Almería en el Alfonso Pérez y que, de ganarlo, le daría el premio de la permanencia, por el cual vino el pasado mes de marzo. El Getafe no planteará cosas distintas a las que entonces planteó el Levante UD, el día del debut del tarraconense. «Está defendiendo la tercer plaza y eso lo dice todo. Es un equipo que ha ido a más durante la temporada, que mantenerse arriba no es fácil, que ha sumado una línea de continuidad de puntos importante, que le permite estar ahí». Pero antepone las sensaciones. Por lo hecho en la semana de trabajo, estas «son que vamos a hacer un muy buen partido y tenemos ilusión por que sea así, ante un gran rival, un rival difícil, pero qué rival no lo ha sido en estas jornadas. ¿Qué va a ser más difícil jugar ahora en Getafe o hacerlo con Elche, Córdoba, Nàstic o Levante? Exactamente igual de difícil. Hay que estar al máximo, exigirse al máximo y eso es lo que vamos a tratar de hacer».

Creer es la clave

No duda Ramis de la confianza que tiene puesta en sus jugadores y que es el resultado de lo hecho estos últimos días. «El trabajo de la semana es bueno, como el de todas las semanas. Intentamos mantenerlos activos y concentrados y con la atención como requería una situación como la que estamos viviendo y esta semana no ha sido diferente. Estamos con ganas de que llegue el domingo, con ganas de hacer un buen parido, de dar otro paso importante e ir sumando», dijo.

No dudó en afianzar las palabras que Miguel Ángel Corona pronunció el otro día y que el talaverano ya dijo en su día que eran del técnico, lo de no meter más balas en el cargador. Ayer, el técnico de la UD Almería fue claro en ese aspecto. «Hemos conseguido llegar a una situación en el tramo final, en el que se decide todo, mejor que la anterior. Llegamos a las dos últimas jornadas en una situación clasificatoria que es la mejor desde que nos hicimos cargo del equipo y no queremos desaprovecharla ni un minuto». Esas palabras tienen un mensaje que habla de continuidad «apretando, concentrados, mirando hacia delante, haciendo las cosas bien, con este nivel de exigencia e intentemos no complicarnos o complicarnos lo mínimo la vida, teniendo en cuenta que hay un rival enfrente que también te condiciona y que te empuja y te crea dificultades».

El tarraconense expuso la razón que fundamenta todas esas actitudes. «Vamos a mirar hacia delante. Sabemos que si somos exigentes y competimos somos un equipo difícil de ganar, hemos hecho partidos muy completos y esa es la intención que tenemos en cuanto al partido de Getafe», explicó al respecto del un partido en el que no variará nada en cuanto al comportamiento. «No entiendo el fútbol de otra forma que no sea ser un equipo valiente», manifestó el rojiblanco.

Este se mostró consciente de que «para ganar los partidos hay que buscar la portería rival y tratamos de trabajar conceptos del juego que les lleven a la portería rival. El fútbol es gol y que no te lo hagan. Si eso es llamarlo que es un equipo atrevido y valiente, todos intentan serlo a su manera».

Una Champions

En estos días en los que se habla de la final de la Champions League, la de mañana es para la UD Almería tan importante como es el partido de Cardiff para cualquiera de los dos contendientes. «Nuestro trofeo es conseguir la salvación y este domingo tenemos una posibilidad de conseguirla ya matemáticamente y vamos a intentar, como siempre, hacer las cosas bien».

El entrenador tarraconense no escondió algunos de los aspectos que son fundamentales para lograrlo. «Desde la tranquilidad, desde la tensión competitiva que requiere un partido de esas características, pero con ilusión, como lo hemos hecho todas las semanas».

Lo hará ante un rival complicado frente al que no requerirá modificaciones de lo hecho hasta ahora. «Nosotros no tenemos diez botones y tocamos el que interesa siempre y eso significa que se va a dar. Tienes diferentes opciones y cuando haces las cosas bien quieres repetirlas y cuando no pasa lo que quieres es mejorarlas, pero a veces mejoras las que haces mal, y de las que hacías bien por otro lado se te escapa alguna. Un partido de fútbol es un conjunto de situaciones muy complicadas todas que tienen que encadenarse de la manera adecuada para superara a un rival».

Por eso, no dudó en asegurar que todos los partidos se preparan de una forma similar. «Hemos preparado exactamente igual el partido en cuanto a fijarnos en el rival o información que le damos a los jugadores, que se la damos muy racionada, pero para que les lleguen mensajes claros y que sean capaces de ver cómo hacerles daño, pero tienen la misma información que el primer partido de liga que llegamos con tres o cuatro entrenamientos contra el Levante, analizamos nuestro equipo, lo que habían hecho, el rival... Y eso es mucho trabajo, No es fijarse diez minutos en un partido»,

El trabajo posterior, según argumentó el técnico rojiblanco, se basa en lanzarles «los que creemos son mensajes buenos para poder superar al rival. La semana está cargada de imágenes, de mensajes, de emociones, todo para provocarles exigencia y responsabilidad, que es lo que están respondiendo con creces».

El rival

El entrenador del conjunto rojiblanco no dudó en hablar del rival como un equipo complicado, basándose en el hecho de que los getafenses «están defendiendo la tercer plaza y eso lo dice todo. Es un equipo que ha ido a más durante la temporada, que mantenerse arriba no es fácil, que ha sumado una línea de continuidad de puntos importante, que le permite estar ahí. Es verdad que en las últimas jornadas, en cuanto a puntos, no ha sumado lo que quería para estar en una posición más cómoda para afrontar el playoff, tienen que seguir apretando para defender esa tercera plaza y es un equipo que en su estadio no ha perdido, y ese es otro dato que también lo dice todo».

Ramis ensalzó, del cuadro azulón, un aspecto tan importante como lo puede ser el ofensivo por las armas de que consta el equipo dirigido por José Bordalás. «A nivel ofensivo tiene jugadores de Primera División, que también dice mucho». Pero el tarraconense no dejó de tratar de hacer valer las de su equipo. «Esta semana las sensaciones son que vamos a hacer un muy buen partido y tenemos ilusión por que sea así, ante un gran rival, un rival difícil, pero qué rival no lo ha sido en estas jornadas. ¿Qué va a ser más difícil jugar ahora en Getafe o hacerlo con Elche, Córdoba, Nàstic o Levante? Exactamente igual de difícil. Hay que estar al máximo, exigirse al máximo y eso es lo que vamos a tratar de hacer».

Lo que sí ha quedado demostrado a lo largo de estas semanas es que el técnico quiere centrarse en su equipo, por encima de todo. «Hay muchas situaciones que se pueden dar en una temporada en el mundo del fútbol y tenéis que analizar que nosotros llegamos con pocas jornadas por delante y con una situación complicada. En algunas cosas, si un entrenador coge un equipo a principio de temporada probablemente maniobre de otra forma, con más tranquilidad, con más pausa, consolidando más conceptos, pero yo llego y no tengo consolidar nada, tengo que conseguir ya sumar puntos, porque eso es lo que desde el primer día nos va a dar confianza. No había otra cosa, más que jugar bien era sumar puntos», recordó el tarraconense.

Una vez han llegado los resultados -19 puntos sobre 33 o, lo que es lo mismo, un 57,5% conquistado-, el equipo ha cogido cosas importantes. «Todo eso nos ha dado la confianza para luego creer en todo el trabajo que hemos hecho durante la semana. La situación daba para estar muy centrados en nuestro trabajo».

No creía en agentes externos, sólo en lo que se fuese capaz de generar desde dentro. «Todo lo que fuera pensar que alguien nos podía haber un favor para poder salvarnos, era algo secundario y eso es lo que he intentado transmitir siempre dentro del vestuario». De todas formas, lo más importante es lo que veía. «Creo que no tengo por qué mirar fuera si lo que miro dentro me gusta mucho y lo que vi dentro desde el primer día me gustó mucho y creo que tiene potencial para hacer las cosas bien y en eso nos hemos centrado básicamente», concluyó.