Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

El foco señala al Alfonso Pérez

Marco Motta se ha hecho desde su llegada con un puesto en el lateral derecho.
Marco Motta se ha hecho desde su llegada con un puesto en el lateral derecho. / CHEMA ARTERO
  • Marco Motta deja claro que en el vestuario del Almería no se piensa en otra cosa que en Getafe

En el vestuario del Almería, a día de hoy, hay una máxima que suele venir bien cuando se habla de trabajo. 'No dejar para mañana lo que se pueda hacer hoy'. Traducido a lo que es la actualidad de la UDA, 'no dejar para la visita del Reus lo que se puede lograr en Getafe'. El discurso que vienen manifestando los rojiblancos fue ayer expuesto por Marco Motta. El italiano no quiere seguir con la agonía que está viviendo la afición almeriense a lo largo de la última campaña. Sin pensar ya en las anteriores temporadas, en la actual se ha sufrido por parte de los, más que nunca, sufridores que cada domingo van al Estadio de los Juegos Mediterráneos o, bien, se desplazan para los encuentros a domicilio o lo ven de alguna manera. Para todos ellos, lograr la permanencia en el sur de Madrid significaría, por primera vez en seis campañas, que haya un partido sin nada en juego y verlo con esa tranquilidad casi olvidada.

Por todo lo dicho desde que acabó la cita victoriosa frente al Mirandés el pasado sábado, en el seno de la plantilla de la UDA saben que está en sus manos la permanencia. Cierto es que la primera de las dos citas es frente a un conjunto que está en la tercera posición. Que juega en su casa. Que está a un punto de asegurarse la presencia en el play off. Pero que dependerá, en estas dos jornadas finales de la fase regular, su lugar en la carrera final por la última plaza de ascenso. Por tanto, saber si tendrá o no el factor campo a su favor en la postemporada.

Pensamiento ganador

Todo eso lo saben los de Luis Miguel Ramis. Como ayer demostró ante los medios Marco Motta. Llegó en el mercado de invierno y ha sido, junto a Borja Fernández, el mejor fichaje realizado por el Almería en enero. Lo hizo tras estar desde abril sin haber jugado un partido oficial. Pronto tomó el tono físico y puso su experiencia al servicio del plantel rojiblanco. Poniendo, desde el primer día, su mentalidad ganadora. «Si tienes un pensamiento en la cabeza lo puedes lograr», dijo como continuación a lo que ha venido asegurando desde que aterrizó en el Estadio de los Juegos Mediterráneos.

Ahora, ese pensamiento, se traslada al Alfonso Pérez. «El foco en el Almería está en Getafe». Frase corta y muy clara sobre de lo que se está hablando en estos días por parte del cuerpo técnico y con los propios jugadores. No quiere dejar nada para la última jornada del campeonato liguero. «Llegaremos con la intención de ganar. Me gusta ganar cualquier partido, hasta contra mi hermano. La situación en la que nos encontramos es buena, pero no puede ser tranquila».

Sus palabras pueden parecer algo normal y lógico a esta altura de campeonato. Pero también lo parecían cuando se viajó a Córdoba o Mallorca. Dos de los últimos desplazamientos del primer equipo y que han provocado, por las derrotas y la mala imagen dada en ambos campos, que la salvación no sea ya una realidad y, por ejemplo, el cuadro bermellón no esté ya descendido y el cordobés estuviera por debajo de los almerienses y con la permanencia muy comprometida. Esto hace que se tenga muy claro que el equipo debe mostrar sobre el campo que ha aprendido de algunas malas salidas. «Fue una lección importante Córdoba, Mallorca o Tenerife. Debemos saber que esta situación tenemos que corregirla». No les queda otra ante un equipo, como el madrileño, «que si está tercero es porque ha hecho las cosas bien».

Superados ya los 30 años, ha vivido de todo en el mundo del fútbol. Aunque siempre mirando hacia arriba. De ahí que apuntase ayer que estos meses en Almería le han «dado mucho y me ha enseñado mucho». El fútbol le tenía 'reservado' el sufrimiento de luchar por la permanencia en Segunda División. «Es más fácil estar arriba luchando por títulos o Champions. Ponerte en una situación para no descender me está enseñando muchísimo». A su juicio, se necesita un «crecimiento mental muy grande».

El que ha enseñado al resto del colectivo. Ahora le quedan dos jornadas. Tiene dos años más de contrato con el Almería. Eso se llama confianza, «porque llegué y el equipo estaba último. Creía que se podía lograr y lo estamos demostrando». Para Motta, «lo primero es salvar al equipo. Luego ya hablaré con Alfonso (García)». Si es por rendimiento, pocos dudan que seguirá como rojiblanco.