Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

El CD Mirandés pasó del rosa al amarillo

El defensa Álex Quintanilla, procedente de la UD Almería, es una de las altas del 'mercado de invierno' en el equipo burgalés.
El defensa Álex Quintanilla, procedente de la UD Almería, es una de las altas del 'mercado de invierno' en el equipo burgalés. / IDEAL
  • Los de Anduva, de iniciar la Liga mirando al play off de ascenso, a la lucha por no descender

Cuatro temporadas seguidas lleva el CD Mirandés, próximo rival de la UD Almería, militando en Segunda. Cuatro campañas, en las que el objetivo no fue otro que la permanencia. En la actual, con reto más ambicioso, el de acabar la fase regular de la Liga en zona de play off de ascenso, le fallaron las cuentas, como a tantos otros clubes de la categoría. En el caso de los de Miranda de Ebro, a falta de tres jornadas para finalizar el campeonato, al estar ubicado en el último puesto de la clasificación.

Un reflejo de que no le salieron las cuentas, queda configurado por el dato de que Pablo Alfaro, actual entrenador del equipo es el cuarto, desde que comenzó la temporada, que se sienta en el banquillo local de Anduva. En otro un desesperado intento, la llegada de cuatro fichajes en invierno'. Pero muy poco, o casi nada, ha cambiado el panorama del CD Mirandés tras los cambios.

Un banquillo que 'quema'

El club burgalés, que por cuarta temporada consecutiva preside Alfredo de Miguel, dispone de uno de los presupuestos más bajos de la categoría, cifrado en 6.100.000 euros. Como es obvio, la permanencia, es el gran reto. Sin embargo, el objetivo le está resultando bastante más complicado de lo esperado.

Las 'cuentas de la lechera' le están fallando al CD Mirandés. Buena prueba de ello, es que son cuatro los entrenadores que ha tenido el equipo desde el comienzo del presente campeonato, sin que haya habido remontada en la tabla.

Comenzó la competición Carlos Terrazas, que llevaba cuatro temporadas en el cargo, siendo destituido. Le relevó Claudio Barragán, pero la cosa no mejoró, siendo igualmente destituido y relevado por Álvaro de los Mozos y nada cambió. Finalmente, el CD Mirandés contrató a Pablo Alfaro, exjugador del Sevilla FC y que había entrenado al Marbella FC, en el Grupo 4 de Segunda División B anteriormente a su llegada a Anduva, pero todo sigue igual.

Seis cambios en invierno

En cuanto a la composición de la plantilla y en relación a los cambios habidos en invierno', fueron seis los movimientos producidos. Media docena de variantes, con las altas de cuatro jugadores y la salida de dos.

En el apartado de fichajes, el del defensa Álex Quintanilla, procedente de la UD Almería, En la demarcación de centrocampista, el CD Mirandés se reforzó con los servicios de Fernando Usero, que estaba militando en el equipo griego del Astromitos FC. Las dos incorporaciones restantes fueron las de los atacantes Urko Vera, que comenzó la temporada en la SD Huesca, así como la de Álex García, que llegó procedente del CD Tenerife.

Referente a las salidas, se marcharon el centrocampista Pau Cendrós, que actualmente está sin equipo, además del delantero Abdón Prats, que actualmente juega en el equipo cántabro del Racing. Seis cambios, que no han servido para enderezar el rumbo, como se esperaba en el club burgalés, para poder salir de la zona 'caliente' de la parte baja de la clasificación.

Doce llegaron y seis siguen

De la configuración del equipo de Miranda de Ebro al comienzo del presente curso liguero, son doce los jugadores que fueron presentados como nuevos fichajes y que siguen formando parte de la plantilla. En la portería, continúa Roberto, que llegó desde el CD Tenerife; en la línea defensiva están Fran Cruz, que estaba militando en el equipo rumano del Rapid de Bucarest; Ruymán, procedente de la UE Llagostera y Jon Aurtanetxe, cedido por el Athletic Club. Para el centro del campo, figuraron las altas de Maikel Mesa, que arribó a Anduva desde el equipo navarro del CA Osasuna, además de Javi Hervás, que llegó desde más lejos, desde el conjunto del Brisbane Road, de Australia.

El mayor 'desembarco' de altas se produjo en las líneas ofensivas, con seis novedades, cuatro de ellas en calidad de cedidos, casos de Iker Guarrotxena, por el Athletic Club; Sangalli, por el Real Madrid; Alain Oyarzun, que lo hizo desde la Real Sociedad y Álvaro Bustos, procedente del Sporting de Gijón. El otro refuerzo fue Fofo, en su caso figurando como fichado y que había militado la pasada Liga en la UE Llagostera.

Con esas referencias, resaltar que son diez los jugadores que siguen en el CD Mirandés, al menos desde la pasada temporada. Son los guardametas Sergio Pérez y el canterano Moussa Traoré; los defensas Gorka Kijera, Álex Ortiz y Carlos Moreno, además de los centrocampistas Carlos Lázaro, Dani Provencio, Eguarás, Néstor y Ruper.