Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

La permanencia más cara

Quique González intenta rematar de cabeza un balón difícil.
Quique González intenta rematar de cabeza un balón difícil. / J. J. A.
  • En la temporada 2009/10, el Nàstic de Tarragona, que marca el descenso y que sólo sumaría 52 puntos ganándolo todo, se salvó con un punto menos

  • Los 51 puntos que podrían valer para salvarse, sólo han sido precisos en una de las últimas 19 temporadas

El Nàstic, que ocupa la primera posición de descenso, sólo puede aspirar a sumar 52 puntos cuando el próximo 10 u 11 de junio -casi seguramente en jornada que se celebrará el sábado porque el día 11 juega la selección española en Macedonia a las 20.45 horas- y es, curiosamente, el único que necesitó de los 51 puntos para salvarse del descenso, hecho que acaeció en la temporada 2009/10. Y son 51 porque los duelos directos impedirán que haya cuatro equipos que lleguen a esa cifra. Esa es la que anhelan los que sueñan con salvar la categoría al final de la cuadragésimo segunda jornada del Campeonato de Liga de Segunda División A entre los que, como es lógico y desgraciadamente por segunda temporada consecutiva, está la UD Almería que tiene dos partidos para sumar esa cifra que seguramente dé el 'visado' para seguir entre los 42 mejores equipos de España -los que está en Liga de Fútbol Profesional- por decimosexta temporada consecutiva.

Esa cifra, la de los 51 puntos, es casi una 'barbaridad' si se analiza la competición de plata desde que la misma está compuesta por 22 equipos, algo que sucede desde la temporada 1997/98, como consecuencia de la 'chapuza' de hacer una Primera División con 22 equipos en las temporadas 1995/96 y 96/97 -tras admitir a Celta y Sevilla, que no habían presentado los avales y descendían a Segunda División B-, que fue desembocando en un trasvase de equipos, en dichas temporadas, hacia la Segunda. El primer año bajaron dos de forma directa y otros tantos accedían a un playoff para promocionar, mientras que en la segunda campaña se realizó una criba con 4 plazas de descenso y otra más que se jugaba la permanencia a doble eliminatoria. Aquella campaña 1997-98 fue la primera que se vivió con el sistema habitual, con 20 integrantes en la máxima categoría y una Segunda División compuesta desde entonces por 22 equipos. Un legado que todavía se conserva.

Solamente una vez

Desde entonces, sólo en una temporada ha sido necesario sumar los 51 puntos para salvarse. Fue en la 2009/10, en la que se fueron a Segunda B Castellón, con 33 puntos; Real Unión, con 46, y Real Murcia y Cádiz, con 50. El Nàstic, que sumó 51, consiguió mantener la categoría, pese a perder en Las Palmas la última jornada. El Cádiz, sin embargo, no llegó por empatar en Girona.

En dos ocasiones más hubo o debió haber descenso con 50 puntos. En la temporada 2007/08, el Racing de Ferrol se fue al pozo de Segunda B con 50 puntos, pero el Córdoba, que obtuvo los mismos puntos, se escapó por el golaveraje, ya que le ganó los dos partidos al equipo ferrolano, ambos por 1-0. Y, en la temporada 2013/14, el Mirandés ocupó la décimo novena posición con 50 puntos, pero se escapó por el descenso administrativo de un Real Murcia que había disputado el playoff de ascenso a Primera.

Quiere decir que si se confirman los 51 puntos como la cifra necesaria para salvarse, esta será la más cara de las últimas temporadas. De todas formas, la historia de la competición no dicta sentencia, pero ayuda a prepararse el cuerpo para luchar por conseguir las metas. Estas, de todas formas, son puras estadísticas y ya se sabe lo que muchos dicen de estas. Lucas Alcaraz, por ejemplo, las definió en su etapa en la UD Almería, en la 2011/12, como «el arte de mentir con precisión. Cada uno puede coger el trocito que quiera y adornarlo de la manera que quiera. Cada uno intenta manejarse dentro de los números de la forma que más le conviene».

Por eso, será a la finalización del último partido de la jornada 42 cuando los puntos dirán quienes se quedan en Segunda División A y quienes son los que se marchan. En este sentido, sí que es verdad que existe un 'comportamiento' casi común a la hora de ver cómo han sido las cosas en las 19 campañas en las que el Campeonato de Liga de Segunda División A se disputa con 22 equipos, es decir, entre las temporadas 1997/98 y la pasada, la 2015/16. En ellas, el equipo rojiblanco ha sido uno de los 22 protagonistas en ocho temporadas, casi nunca sufriendo, salvo la primera temporada, la 2002/03, en la que acabó con 50 puntos en la decimoctava posición, y en la pasada en la que acabó en el mismo puesto, con dos puntos menos.

48 puntos, uno más o menos

Considerando que siempre habría que haber hecho un punto más que el décimo noveno clasificado -el que estuvo más cerca de quedarse- para no descender, la media de salvación, desde que la competición se desarrolla con 22 equipos, está cifrada en torno a los 48 puntos -unas décimas por debajo-. La UD Almería estaría, a día de hoy, a sólo una victoria para lograr la permanencia, pero lo cierto es que en fútbol 'no hay certeza' de que dos y dos sean cuatro y la sinergia competitiva habla de 51 puntos, por lo que el Almería necesitaría dos victorias más para llegar a esa cifra, algo factible con dos partidos en casa.

Además, hay que tener en cuenta que los equipos que están en el grupo en el que está metido el equipo rojiblanco han afinado en la recta final de la competición, al cobijo de ese intento por quedarse en la categoría. El ejemplo está en lo que los unionistas han conseguido de un tiempo a esta parte. Por ejemplo, tomando como 'inicio' la primera victoria cosechada a domicilio, el equipo almeriense es uno de los que más ha puntuado en esas jornadas transcurridas.

Lo cierto es que en esos 19 campeonatos anteriores, los 50 puntos han valido a muchos para salvarse. En la temporada 2001/02, el Levante fue décimo noveno con 50 -los mismos que el Poli Ejido, salvado por el averaje-, aunque el equipo granota no descendió porque ese 'honor' se lo llevó el Burgos por problemas en los despachos. En la temporada 2006/07, la del ascenso del Almería de Emery, el Castilla descendió con 49 puntos. Una campaña después fue el Racing de Ferrol el que se fue sumando 50 puntos.

En la 2009/10 le tocó la 'china' al Cádiz, con medio centenar de puntos conquistados. Y, por último, en la 2013/14, el Mirandés debió descender con 50 puntos, aunque se quedó por el descenso administrativo del Murcia.

Por encima de 45

Del resto de campeonatos, nadie se salvó con menos de 45 puntos. El año en el que el descenso estuvo más barato fue en la temporada 2008/09, en la que el Deportivo Alavés se fue a Segunda División B, siendo el décimo noveno, con 43 puntos.

Del resto de temporadas, en la que inauguró el actual formato, con 22 participantes, el Elche descendió con 45 puntos y así, sucesivamente, lo hicieron en torneos posteriores el Mallorca, con 46 puntos; el Getafe, en la 1999/2000, con 48, aunque lo salvó el descenso del Atlético, que condicionó el del filial; en la 2000/01 le tocó el turno al Compostela, con 45, que ascendió en la siguiente para descender en la 2002/03 de forma administrativa, con el Leganés quedándose en 48 puntos, rescatado por el descenso del equipo gallego.

El equipo pepinero, que se quedó entonces, no pudo evitar irse una temporada después, la 2003/04, en la que descendió sumando 46 puntos, los mismos que Córdoba, un campeonato después, o Lleida, en la 2005/06.

La primera temporada de la UD Almería en Primera División, la 2007/08, se miró hacia abajo y en la División de Plata descendió el Racing de Ferrol, con 50 puntos, como dos años después lo hizo el Cádiz. La UD Salamanca, con 46 puntos, descendió en la 2010/11; el Sabadell debió hacerlo en la 2011/12, con 46 puntos, pero se quedó por el descenso del Villarreal B, al que empujó el del primer equipo desde Primera. En la 12/13, el Murcia hizo 47, pero no descendió porque lo hizo el Guadalajara, por irregularidades con la conversión como sociedad anónima deportiva. En la 14/15, el descenso apuntó al Racing de Santander, con la segunda puntuación más baja para salvarse. Osasuna, el 'agraciado', necesitó 45 puntos. El último 'damnificado' fue la Ponferradina, la pasada Liga, que se fue al hoyo con 47 puntos. La UDA se quedó con 48.