Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

El Almería B domina también el 'otro' fútbol

Igor Engonga, que se impone a su defensor, remata para hacer el gol del triunfo.
Igor Engonga, que se impone a su defensor, remata para hacer el gol del triunfo. / LOF
  • Los de Fran Fernández consiguen la victoria en un campo donde nadie había logrado vencer en las dos últimas temporadas

  • El filial gana en Langreo con gol de Igor Engonga un partido que tuvo dos fases, una limpia y otra de choque

La UD Almería B consiguió ayer un triunfo importantísimo en el Nuevo Ganzábal de Langreo que le coloca con ventaja para pasar a la segunda eliminatoria de la fase de ascenso a Segunda División B. La importancia no tiene nada que ver con que el choque sea de ida o de vuelta, eso es lo de menos. Lo meritorio llega como consecuencia de las formas que utilizó el conjunto rojiblanco -ayer de amarillo 'chillón'-. Porque el equipo que dirige el almeriense Fran Fernández ganó por goles, pero también por saber jugar en un lugar inexpugnable hasta ese día. El filial rojiblanco se impuso en las dos fases del partido, una primera en la que 'respondió' al UP Langreo de la forma que no esperaba, teniendo el balón y siendo superior al equipo asturiano, hasta conseguir el gol por medio de Igor Engonga, que hubo de ser cambiado por lesión. Luego, el Langreo propuso ir al choque y el Almería B supo estar dentro del campo, 'ponerse los guantes' y salir indemne de la contienda, ganando con autoridad, pese a la mínima ventaja.

Todo eso en un campo donde el propietario se ha sentido cómodo. De hecho, el Unión Popular Langreo ha estado dos temporadas completas sin ceder ni una victoria. En esos dos años ha despedido la competición con idénticos guarismos, 16 victorias y sólo tres empates. La UD Almería B es el primer equipo que logra superar al Langreo y poner la primera eliminatoria de cara para cerrarla el próximo domingo, desde las doce del mediodía en el Estadio de los Juegos Mediterráneos.

Dominando

El encuentro comenzó con una fase de tanteo, entre dos equipos que no se conocían, a pesar de los informes que pudieron recabar los entrenadores durante la semana. Dos equipos opuestos, un Langreo veterano y con jugadores de mucha experiencia y un Almería B que es uno de los filiales más jóvenes del panorama nacional.

Las llegadas escaseaban en las dos áreas y tan sólo había peligro en jugadas a balón parado. Precisamente fue como se adelantó el Almería B. Igor Engonga remató en el segundo palo una falta lateral, en el costado izquierdo, que botó Raúl Navarro. Un gol de extrema importancia por el valor doble de los goles y, ganando, conseguiría el tanto de la victoria. Muy importante de cara al encuentro de vuelta.

El Langreo dio un paso adelante y el Almería B junto sus líneas y empezó a dejar correr el crono. Antes del descanso, en el minuto 38, Igor Engonga hubo de ser sustituido por lesión, entrando en su lugar Javi Pérez. Fue la cara oscura del encuentro, puesto que el héroe del equipo tuvo que abandonar el terreno de juego y, posiblemente, se pierda el partido de vuelta en Almería.

Los asturianos, conscientes de la importancia de no perder en la ida, pusieron cerco al área defendida por Albert Batalla, pero con más dominio y empuje que ocasiones, y es que el meta almeriense apenas tuvo que esforzarse a fondo. La entrada de Damián al descanso dio más profundidad a un Langreo que no estaba acertado en los metros finales, falto del último pase para generar peligro.

A la contra

El Almería B aguardaba sus opciones a la contra y dejaba pasar los minutos, llegando al final del partido con el 0-1 y sin pasar demasiados apuros, ante un Langreo que tuvo la más clara con un disparo de Dani López, en el minuto 53, que se marchó cruzado, después de pasearse por el área pequeña sin que ningún jugador azulgrana llegase a tocarla.

Sin embargo, con el paso de los minutos, apenas volvieron a suceder las ocasiones sobre el terreno de juego, provocando un parón en la intensidad y en la emoción. El juego defensivo y el terreno táctico se volvieron los auténticos protagonistas del choque en un encuentro donde el marcador no volvió a moverse.

El viaje de vuelta pone las cosas de cara al Almería B, que tiene que defender un resultado positivo pero que todavía no es definitivo. Lo cierto es que el gol conseguido por Igor Engonga hace que los rojiblancos den un importante paso al frente.