Ideal

UD Almería
Kalu Uche disputó 10 minutos ante el Numancia.
Kalu Uche disputó 10 minutos ante el Numancia. / CHEMA ARTERO

UD ALMERÍA

Kalu Uche espera acortar los plazos para poder ayudar al equipo en el tramo final

  • El nigeriano sufre una lesión que le tendrá apartado del equipo entre dos y tres semanas, cuando quedan cuatro jornadas para acabar la competición liguera

El primer diagnóstico se cumplió en todos sus extremos y, también, las ganas de Kalu Uche de acortar los plazos para poder ayudar al equipo rojiblanco lo antes posible. Cuando quedan cuatro jornadas para acabar la Liga 1|2|3, en su fase regular, al nigeriano le han confirmado que debe estar entre dos y tres semanas de baja. Un periodo en el que, de cumplirse en su máximo extremo, dejaría solamente al africano pudiendo jugar la última cita contra el Reus. Eso sí, llegando muy justo por la lesión de la que se trata al ser muscular.

El delantero de la UD Almería sufre una lesión de grado 1 en el tercio distal de la musculatura isquiosural de su pierna derecha, además de una sobrecarga en ambos aductores, dolencias que le mantendrá de baja deportiva durante un período que se estima entre dos y tres semanas, como así han informado los servicios médicos el club.

Lo que podría ser un gran contratiempo, al estar jugando de inicio cuando ha estado bien desde que llegó en el mercado de invierno y recuperó la forma física, se ha convertido en un nuevo 'aliciente' para poder forzar y acelerar en la medida de lo posible su vuelta a los terrenos de juego.

Contra el Numancia comenzó en el banquillo, al no haberse ejercitado en plenitud de condiciones durante la semana. Las molestias aconsejaban que no jugase la mayor parte del partido. Pero se decidió que pudiera salir al campo los últimos diez minutos. Más para controlar algún balón y poder ganar esos segundos que servirían para cortar el acoso del cuadro numantino. Con lo que no se contaba era con la contra que protagonizó. Una carrera, al minuto de saltar al terreno de juego, que fue la que provocó su rotura. Con los tres cambios hechos, prefirió seguir en el campo antes de que los suyos se quedaran con uno menos. Aguantó de la manera que pudo.

Con estos argumentos, habrá que esperar a ver cómo evoluciona Kalu Uche. Actualmente está siguiendo un tratamiento de fisioterapia y de readaptación. Descartado para Mallorca, nadie cree que pueda estar para recibir al Mirandés. Aunque es mucho decir. Con el nigeriano todo es posible.