Ideal

UD Almería
Ximo Navarro piensa en rojiblanco para dejar «muy tocado» al Real Mallorca

UD ALMERÍA

Ximo Navarro piensa en rojiblanco para dejar «muy tocado» al Real Mallorca

  • El exbermellón admite que el Almería también se juega mucho ante un rival que conoce y al que no le vale ni el empate

A falta de cuatro jornadas para el término de la Liga 1|2|3, pocos partidos hay en los que nadie se juegue nada. Con el Levante ya ascendido, el resto de conjuntos tienen algo en juego. Mucho o poco. Eso lo determinará lo que ocurra el próximo fin de semana. Unos días en los que se puede quedar todo más o menos claro. Aunque también puede ser que se líe la madeja un poco más y nadie esté a salvo de nada. Tanto los que pelean por estar en los puestos de 'play off' de ascenso como los que, en el caso de la UDA, intentan poner distancia con el descenso. Los rojiblancos lo tienen en su mano. Pero también los rivales a los que se mide hasta el final de la temporada regular. Mallorca, Mirandés Getafe y Reus no tienen nada seguro ni decidido a día de hoy. Los dos primeros están agarrándose al clavo ardiente para tener aspiraciones de salvar, en el tramo final, todo lo malo que han hecho en el resto del ejercicio. Los madrileños intentan asegurarse la postemporada y hacerlo en el mejor puesto posible. Los tarraconenses, por su parte, son los que mejor lo tienen. Al menos, en cuanto a nervios por jugarse el futuro en 360 minutos. Pero eso es casi como pensar en la comunión cuando no se ha hecho el bautizo.

Llegar a 48

La UDA se mide de forma consecutiva a los dos últimos clasificados. Pero en el seno del vestuario no quieren ni pensar en el Mirandés «ni en hacer matemáticas». Solamente tienen en su mente «ganar en Mallorca. Para dejarlos tocados y llegar nosotros a los 48 puntos». Así se expresó ayer Ximo Navarro. El defensa rojiblanco es el que mejor conoce al próximo rival de los almerienses. No en vano, allí debutó en el fútbol profesional y ha pasado prácticamente toda su vida. A su juicio, «debemos hacerles un partido difícil y saber jugar. También es vital para nosotros», dijo. Lo hacía en referencia a todos los comentarios sobre lo que se juega el cuadro insular. Una derrota podría dejarlos descendidos de manera virtual a Segunda B. Algo tan cierto como que si el Almería pincha, todo lo bueno realizado desde la llegada de Luis Miguel Ramis podría quedarse en nada y regresar a la zona de quema.

Para que el encuentro sea tal y como tienen previsto, «debemos salir intensos. Ellos saldrán muy fuertes por lo que se juegan y por estar ante su gente. Tenemos que ser fuertes, estar concentrados y generarles nerviosismo. No es fácil estar en su situación». La teoría la tienen. Falta que la lleven a la práctica como en Tarragona o Elche, no como ocurrió en el Nuevo Arcángel de Córdoba. «Estamos haciendo buenos partidos fuera de casa», insistió el zaguero granadino. Lo que sí tiene claro es que «vamos también en una situación complicada. Uno de los dos saldrá tocado. Espero estar con los tres puntos al final del partido».

Ximo habló después de una nueva sesión en el campo principal del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Su escenario de entrenamientos a lo largo de toda la semana, toda vez que el anexo está recibiendo trabajos de resiembra y no podrá ser utilizado ni por el primer ni por el segundo equipo. Allí están preparando la cita ante un equipo entrenado por un exUDA. El granadino tuvo palabras de elogio para Sergi Barjuan. «Pese a que no se pudo lograr la salvación, hizo un buen trabajo en Primera. Luego, con la lesión que tuve, no pude jugar mientras estuvo. Tenía buenas ideas. Ahora, con la situación en la que está el Mallorca, habrá cambiado. Le deseo lo mejor, pero después del lunes».

Para el zaguero, lo único importante es que la UDA sigue dependiendo de lo que hagan ellos. «Si ganamos nos da igual los marcadores de los rivales», señaló. «Todos tienen partidos complicados ante equipos de arriba, pero hasta el final de la temporada se sucederán muchas sorpresas», lo que deja todo en el aire y con muchos implicados en el intento de evitar las posiciones de descenso. Esas 'sorpresas' deben ser menos por lo que se juega cada uno. Bien es cierto que, dada la igualdad que hay esta temporada en la competición, cada vez está siendo menos sorprendente que uno de la parte baja logre vencer o, como mínimo, puntuar frente a uno instalado en la parte más noble. De ahí que, a falta de cuatro jornadas para acabar la fase regular, esté siendo una de las campañas más 'baratas' para meterse en la búsqueda de la tercera plaza de ascenso.

También se refirió al apoyo de los familiares y amigos antes del último encuentro. «Llegamos al vestuario y fue una sorpresa ver que había murales y mensajes de nuestras familias y amigos en las taquillas. Recibir el cariño es importante antes de un partido. Ayuda mucho». Los propios jugadores se encargaron de mostrarlo de manera pública al subirlo a cada una de sus redes sociales.