Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

Puertas: «El sufrimiento que llevamos todo el año bien merece la salvación»

Antonio Puertas es el segundo máximo goleador de la UDA, junto a Fidel Chaves, con siete tantos.
Antonio Puertas es el segundo máximo goleador de la UDA, junto a Fidel Chaves, con siete tantos. / LOF
  • El extremo de Benahadux intenta recuperar su mejor nivel de cara al tramo final de la temporada de su confirmación

La pasada campaña fue bastante complicada para Antonio Puertas. Pensaba que tendría más protagonismo, pero se vio que la mayoría de los partidos los tuvo que presenciar en el banquillo o, también, en la grada. Solamente hubo momentos muy puntuales para verlo en el terreno de juego. La titularidad se le puso muy cuesta arriba. Era el penúltimo año de su contrato con la UDA. Lo que le hizo plantearse en verano si merecía la pena seguir como local en el Estadio de los Juegos Mediterráneos o marcharse. Era lo que pensaba él. Porque lo que creía el club era lo último. La duda en la zona noble de la entidad era si le daban la carta de libertad o intentaban apurar. Soriano, entonces entrenador, prefirió lo segundo. Creía en él. Pensaba que con confianza podría dar su mejor versión.

Y así fue. En pretemporada pasó de ser el «jugador número 24», según palabras del propio futbolista, a contar entre los que partirían desde el banquillo con minutos. Lo que duró dos jornadas. La ausencia, por irse con su selección, de Jonathan Zongo le abrió las puertas de la titularidad. Algo que aprovechó para no dejarla durante casi toda la competición. Sus buenas actuaciones individuales, que no eran correspondidas por el resto del equipo en resultados, llevó a que varios clubes lo apuntasen en sus agendas. Goles, asistencias y el mejor nivel que se le recuerda para explotar.

Pero llegó Navidad y el rendimiento bajó. Ya no veía puerta con tal asiduidad. Seguía siendo un fijo para Fernando Soriano, aunque se esperaba que siguiera con el nivel mostrado en la primera parte de la competición. En algunos casos, producto de los problemas físicos que ha venido arrastrando. Aunque las circunstancias, con los extremos lesionados (Yoda, Jonathan y Javi Álamo), le obligaban a que tuviera que jugar tocado y sabiendo que no era el Puertas de inicio de la temporada. El caso más claro, en Córdoba. Su peor encuentro en mucho tiempo. Sin velocidad, sin irse por tanto de ningún defensa y sin confianza.

Parón y recuperado

Así que dijo y le dijeron «basta». Seguir así provocaría que se rompiera de una manera más importante. Sin entrenar durante la semana, tenía que jugar. El parón ante el Sevilla Atlético le vino bien para retomar de nuevo, de cara al tramo final de la competición, su punto bueno de forma. Se notó ante el Elche. Salió la última media hora y fue el protagonista de la asistencia que supuso el 1-3 y que marcó Quique González. Tras repetir suplencia contra el Real Valladolid, el mal partido en ataque le puede abrir las puertas de la titularidad contra el Numancia. Una cita en la que se iniciará el tramo final. Cinco partidos para lograr el objetivo de la permanencia. El que pocos creían hace tres meses. Al menos, no estar, ahora, fuera del descenso y dependiendo de los que hagan ellos mismos teniendo tres choques en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. «Si hace unos meses nos dicen que estaríamos en esta situación, tan vivos y con tres partidos en casa, lo hubiéramos firmado. Tenemos que hacernos fuerte y sacar la salvación en el Mediterráneo», dijo ayer.

Porque es de los que cree en la permanencia. Así lo manifestó. Sin saber explicar muy bien el motivo de ese pensamiento, Antonio Puertas apela a que el plantel está convencido y concienciado de que esto acabe bien en clave rojiblanca. «Lo que me dice el cuerpo es que sí nos vamos a salvar. El sufrimiento que llevamos todo el año y esta afición que nunca nos ha abandonado lo merecen. Tenemos muchísimas ganas de conseguirlo y estar tranquilos», destacó.

Se refería a la afición. La que durante gran parte de la campaña ha criticado al equipo. La que, ahora, aplaude. Cambio producto de lo que se ve en el terreno de juego. «El otro día el público estuvo metidísimo en el encuentro desde el principio. Perdimos 0-3 y nos despidieron con aplausos demostrando que quieren sacar esto adelante igual que nosotros», reflexionó el extremo.

El apoyo y la creencia es clave en el tramo final de una competición extremadamente igualada. En la que cualquiera puede ganar a cualquiera. «Aquí no te puedes dormir ni un solo segundo porque si te relajas una semana vas al hoyo. Con los pocos puntos que restan, eso no puede ocurrir». Y si hay que jugar con molestias, pues se hace. Como hizo Puertas. «Estuve tres partidos con muchas molestias y luego paré ante el Sevilla Atlético porque las molestias eran muy fuertes. Descansé bien y ya estoy al 100% tras tener minutos tanto en Elche como ante el Valladolid». Ahora espera poder recuperar la titularidad.

Ante el Numancia podría ser una de las novedades en el equipo inicial dado por Luis Miguel Ramis.