Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

El nefasto final de la primera vuelta le valdría al Almería para la permanencia

El Almería atravesó una de sus peores rachas en el final de la primera vuelta.
El Almería atravesó una de sus peores rachas en el final de la primera vuelta. / LOF
  • Si todos repitieran lo realizado en las cinco últimas jornadas antes del ecuador, los rojiblancos se quedarían un año más en la Liga 1|2|3

El Almería ha estado toda la temporada metido en la zona peligrosa de la Liga 1|2|3. Ahora lleva dos jornadas fuera de los puestos de descenso. Cuando quedan cinco para acabar la campaña regular, los rojiblancos dependen de lo que hagan ellos mismos para quedarse, por tercer ejercicio consecutivo, en la Segunda División del fútbol español. Lo tiene en su mano gracias al tramo final que está realizando, incluso contando la derrota del pasado domingo frente al Real Valladolid por 0-3. Fue la tercera que sumó Luis Miguel Ramis desde que lleva al frente del banquillo almeriense. Aunque su balance es positivo. Al menos, justo antes de entrar en la parte que fue más negativa para los rojiblancos. En las cinco últimas jornadas de la primera vuelta, tan solo sumaron un triunfo. La victoria en el Estadio de los Juegos Mediterráneos frente al Real Mallorca. El resto, todo derrotas.

Pese a que los números pueden parecer malos, hasta nefastos podría valer como expresión, si todos los equipos hicieran lo mismo que sucedió en el final de la primera parte de la competición, antes de alcanzar el ecuador, al Almería le valdría para lograr la permanencia. Si se diese este hipotético caso, los cuatro últimos se mantendrían sin cambio. A ninguno (Mirandés, Mallorca, Alcorcón y Nàstic) les daría para abandonar la zona en la que están ahora mismo. Unos por el déficit de puntos y, en otros casos, porque casi que se quedaron de vacío en este tramo que comenzará el viernes.

Último tercio

En el caso de la UDA, los puntos conseguidos en el último tercio del campeonato está haciendo que tengan vida. Más que otros rivales directos. Los rojiblancos hicieron 14 puntos en las primeras 14 jornadas. Calcaron los dígitos en el segundo tercio. 28 puntos que dejaban a los almerienses en la parte más baja. En las nueve citas que se llevan del último tramo ya han igualado lo hecho si se divide por tres la competición liguera. Una cifra que los dejaría en una más que meritoria quinta posición, pese al traspié del pasado fin de semana, en la que fue la primera derrota de Ramis en el Estadio de los Juegos Mediterráneos.

Pero ahora deberán seguir con la escalada mostrada para no verse en más problemas de los que ya tienen por la mala campaña. Superar los tres puntos logrados en la primera vuelta. Todo lo que sumen ante Numancia, Mirandés, Getafe y Reus será más de lo que ya hicieron. Por su parte, frente al Mallorca deberán refrendar el triunfo logrado en la última cita en el Mediterráneo antes del parón navideño.

Cierto es que el resto de rivales que están en la zona baja también siguen haciendo números. El Nàstic, para salvarse, debe hacer uno más que UDA, Córdoba o Elche para superar al que haga menos. Los catalanes fueron, junto al UCAM Murcia, el peor equipo del tramo final llegando al ecuador. Hicieron dos puntos de sendos empates. Sería casi un milagro que, con estos dígitos y sin superar los 44 puntos, lograran la permanencia. Misma cifra con la que se quedaría el Alcorcón. Los madrileños tienen, ahora, 40 puntos y en la primera vuelta hicieron 4 de 15. Tampoco le daría para superar los hipotéticos 45 puntos del Almería.

Mucho más complicado lo tienen los dos últimos. El Mallorca, que lleva dos triunfos seguidos y se ha acercado a la zona de permanencia como hacía meses que no había hecho, logró cuatro puntos tan solo, contando la derrota en el Mediterráneo. Una racha que supuso que se metieran en descenso y del que, prácticamente, no han salido. El Mirandés, por su parte, logró dos victorias. Una de ellas frente a la UDA. Fue la única que logró Claudio Barragán al frente de un banquillo que ha tenido hasta cuatro inquilinos en esta campaña y que lo único que ha logrado ha sido instalarse en la última posición de la tabla.

Pese a que a falta de cinco jornadas para acabar la competición hay un equipo (Nàstic) en descenso con 42 puntos, lo que dejaría la salvación en los clásicos 50 puntos, el final de la primera vuelta significó que los de arriba demostraron tal condición para abrir brecha y, por contra, los de abajo se hundieron si poder encontrar el calor entre tanto frío. Si se repitiese todo, la salvación estaría en los 45 puntos. Una de las cifras más bajas de las últimas campañas ligueras.

Y por arriba, el Girona acompañaría al Levante alcanzando los 80 puntos para ascender de manera directa. Lo más destacado, que el Valladolid le arrebataría la sexta plaza al Huesca. Los de Paco Herrera lograron cuatro triunfos de los cinco últimos choques ligueros. Se medirían al Getafe en una de las semifinales del playoff. La otra, entre Cádiz y Tenerife.

Pero todo es teoría con números. Los que se produjeron en la primera vuelta. Ahora hay que darle la vuelta a todo. Los de casa pasan a ser visitantes. Aunque viendo los resultados de la última jornada, poco cambia. El Alcorcón le ganó los dos partidos al Oviedo. O el Valladolid ganó en Almería, tras haber empatado en la primera parte de la competición en Pucela.

Para que no haya confianzas, en el caso de la UDA, mejorar los números de diciembre y enero. O los problemas estarán hasta el final.