Ideal

UD Almería

UD Almería

De sensaciones y dinámicas

De sensaciones y dinámicas
  • El técnico de la UD Almería pide «precaución, máxima atención y concentración» porque «en cuanto regales segundos tendremos problemas»

  • Luis Miguel Ramis advierte de ambas cosas «no te garantizan ganar partidos»

Que sí, que está bien, que la UD Almería pisa tierra firme después de 17 jornadas seguidas metido hasta el cuello en el lodazal que supone estar en la zona de descenso a Segunda División B, pero eso no da motivos para pensar que la guerra ha concluido. Ayer, Luis Miguel Ramis, el entrenador de la UD Almería, advirtió de que por mucha solvencia con que se haya podido ganar, por mucho que no se regalen minutos al rival como en Elche, por muy buenas sensaciones y dinámicas -el Almería lleva 17 de los últimos 27 puntos conquistados y sólo Huesca y Levante han sumado más-, al primer resbalón se puede volver al mismo lugar en el que estaba hace sólo '90 minutos'. «Las sensaciones y dinámicas no te garantizan ganar partidos. Termina uno y empieza otro y debemos de centrarnos en eso».

Por eso, el partido de mañana, en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, ante el Real Valladolid es otra final en el camino, y asegura que quedan seis. «El próximo partido sigue siendo igual de decisivo que los siete anteriores» y el rival implica una concentración máxima porque el técnico de la UD Almería tiene claro que «en cuanto regales segundos tendremos problemas». Por eso afirma que, para este partido de mañana frente a un Valladolid que tiene el reto del ascenso, «hay que seguir teniendo mucha precaución y sobre todo máxima atención y concentración en mirar hacia delante».

Asentarse en permanencia

Después de conseguir la victoria en el Martínez Valero de Elche, el objetivo que persiguen los rojiblancos no es otro que el de asentarse en la zona de permanencia y tratar de ir asentándose en ella. «Comienza un bloque nuevo de partidos en los que se va a jugar una Liga de seis jornadas y en las que hay trece o catorce equipos sin definir o con posibilidades de tener dificultades y entre esos estamos nosotros», apuntó Ramis, que aconsejó para esa liga el hecho de «quedar en los puestos de arriba, si no queremos llegar al final con apuros. El próximo partido sigue siendo igual de decisivo que los siete anteriores y mi discurso no cambia en cuanto a eso».

El técnico de la UD Almería no creía que para tal cita el empate pudiera ser un resultado para sacar provecho. «No creo. Cada uno tratamos de cumplir con nuestros objetivos. El Valladolid es un equipo que vendrá a ganar, como todos los equipos que han venido al estadio, como lo hacemos nosotros cuando jugamos fuera y cuando jugamos en casa». En ese sentido, el rojiblanco anunciaba la propuesta de «trabajar, como siempre, bien el partido, sabiendo de la capacidad y las cualidades del rival, que esta peleando también con un reto importante, en el que seguro tampoco va a regalarnos ni un minuto para intentar conseguir su objetivo». De todas formas, tras mostrar intenciones, puso sobre la mesa un obligado alegato. «Se van a encontrar enfrente con un equipo que también tiene la intención de ir a por el partido y por supuesto pensar en los tres puntos».

Pese a esa forma de encarar el partido, advirtió de que el Valladolid «nos va a exigir centrarnos al 150% en el partido». Y, en referencia a los regalos, también expuso su temor al hecho de que será un rival al que «en cuanto regales segundos tendremos problemas». De todas formas, muestra su satisfacción por el hecho de que «de momento, el equipo no lo está haciendo, pero queremos que siga manteniendo esos niveles» porque en su exposición dejó claro que «en fútbol todo cambia en dos minutos. Igual que salimos en 90 minutos de Elche, hay una posibilidad de volver a entrar en otros noventa. De eso somos conscientes y vamos a intentar pelearlo con uñas y dientes para que así no sea».

Dinámicas

Ramis habló de sensaciones con respecto al rival. «Más allá de los resultados, lo conocemos y cuando un equipo está peleando por meterse en playoff es porque durante muchas fases de la temporada ha hecho las cosas bien, quizás algo irregular en las últimas jornadas o el último bloque de partido y eso le ha hecho no estabilizarse en esa zona de playoff, pero equipo tiene para hacerlo, van a venir aquí a intentar seguir teniendo opciones. Es un equipo de mucho potencial ofensivo, de buen juego de combinación, de equipo de criterio, un equipo con el que vamos a tener que trabajar mucho y hacerle un partido extremadamente competitivo y haciendo las cosas bien para poder acertar y superarlo».

También lo hizo de los suyos. Su diálogo lo realizó aportando mesura y considerando que lo visto por ahora «son sensaciones, también lo digo. Las sensaciones y dinámicas no te garantizan ganar partidos. Termina uno y empieza otro y debemos de centrarnos en eso. Estamos obviamente contentos de cómo están saliendo las cosas, pero hay que seguir teniendo mucha precaución y sobre todo máxima atención y concentración en mirar hacia delante y ver que el domingo tenemos un equipo muy difícil, con un potencial enorme, que está ahí arriba peleando por un reto muy importante».

El Almería también lo hace, aunque el hecho de salir del descenso, no ha dado pie a que se produzcan muchos cambios. «La semana ha sido buena como todas las anteriores». De todas formas, expuso que «quizás cada jugador durante la semana palpe en su entorno algo más de luz en cuanto a su vida cotidiana, en su casa. Aquí estamos un rato y cada jugador tiene una vida por las tardes, aunque parezca que no. Todas estas situaciones crean un entorno mucho más agradable para llevar el día a día, para volver a trabajar el día siguiente y eso es normal, pero también digo que los jugadores son conscientes todavía de la dificultad que queda por delante y de lo mucho que vamos a tener que seguir haciendo las cosas bien para finalmente conseguir nuestro objetivo».

Nadie ha bajado el pistón a la hora de trabajar. «No, ha sido intensa, bien trabajada, por parte de ellos, con la misma ilusión de las otras semanas de seguir haciendo las cosas bien». El entrenador de la UD Almería hizo un símil con lo que queda de Liga y prueba atlética. «Esto es una carrera de fondo en la que cada domingo vamos teniendo nuevos retos, nuevas finales. Mi discurso no cambia aunque hayamos conseguido buenos resultados y mejorado en la tabla clasificatoria, pero no cambia con respecto a lo que queda de temporada que va a ser igualmente difícil», concluyó.