Ideal

UD Almería

UD Almería

Corroborar lo bueno sin freno alguno

Corroborar lo bueno sin freno alguno
  • El centrocampista gallego considera que ahora están «en el mejor momento de todos los que estamos abajo» peleando por no descender a Segunda B

La UDA ha estado remando contracorriente desde, casi, que comenzó la actual temporada. Sobre en los últimos tres meses cuando la permanencia se veía cada vez más lejos. No ya por los puntos, pero sí por las malas sensaciones que dejaba el equipo rojiblanco. Ahora se encuentran en todo lo contrario. Ven que otros deben hacer más que los almerienses para superarlos en la tabla clasificatoria. Aunque, como antes les pasaba a ellos, no es mucha distancia y todo puede cambiar en un fin de semana de competición.

Lo que cambió en el pasado fue que los de Luis Miguel Ramis están fuera de los puestos de pérdida de categoría. O, lo que es lo mismo, hay equipos que tienen a la UDA como objetivo a superar. Unas escuadras que llevan una dinámica más negativa que en la que se encuentra el Almería. La que les ha permitido respirar. La que lleva a que piensen en lograr la salvación sin tantos apuros que la pasada campaña. Un arma que puede ser de doble filo.

Misma línea

Así lo entienden en el vestuario local del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Saben que han remado de forma positiva en los dos últimos meses. Visualizan la orilla. Todavía sin haber puesto pie en tierra y, por tanto, sin poder considerar que el objetivo está logrado. Tras dos victorias seguidas (cuatro en las últimas seis citas ligueras), el plantel de Ramis pone todo el pensamiento en lo que pueda suceder este próximo domingo en el recinto almeriense.

No será definitivo, pero sí intentan que no entren dudas a nadie y que la estela siga siendo favorable a sus intereses. «Ya no solamente por el resultado. Que al equipo se le vea en la misma línea que en las dos últimas semanas. Para corroborar el buen momento, para ver que seguimos en la misma línea y para ver que somos tíos de verdad, que no nos frenamos otra vez y que no nos dejamos ir». Fueron palabras de Borja Fernández. El gallego, que se medirá a su exequipo, fue claro sobre la manera de afrontar el choque y lo que hay, a nivel mental, en juego.

El Almería encadenó dos triunfos, pero no pudo refrendarlos con un tercero. Ahora está en la misma tesitura. Nadie quiere pensar que fallen otra vez en su intento por hacer un nueve de nueve. Saben que, de cara al resto de rivales directos en la lucha por la permanencia, sería una demostración de fuerza en el tramo más decisivo del ejercicio si logran el trío de victorias. Un golpe moral para otros al ver que la UDA continúa con la escalada y que no se han parado los rojiblancos por haber salido de descenso. «De la parte de abajo, creo que somos el equipo que estamos en mejor trayectoria y que venimos con una inercia mejor. Hay que seguir en ello. Por venir con ese trabajo bien hecho y con estos resultados, no hay que pensar que van a venir solos», apuntó Borja.

Acaban contrato

Y se está consiguiendo con, por ejemplo, cinco titulares, de los once que salieron el pasado viernes en Elche, que acaban contrato el próximo 30 de junio. Dos de ellos (el propio Borja y Kalu Uche) llegados en el mercado de invierno. Los otros tres fueron Casto, Ximo y Azeez. Sin olvidar que Antonio Puertas dio la asistencia del tercer gol y Corona participó en los últimos minutos, que también terminan contrato a final del presente ejercicio. Datos que echan por tierra una teoría que se vino instalando en el entorno, cuando las cosas no iban nada bien en cuanto a resultados, de que los que finalizaban su relación contractual el 30 de junio estaban ‘pensando en su futuro y no en el presente’.

El gallego fue claro al respecto hablando de sus compañeros y poniendo ejemplos vividos a lo largo de su carrera. «Al final también les interesará hacerlo bien. Para el que acabe contrato que tenga equipos, que lo puedan renovar aquí y, si vuelve tras una cesión, no es lo mismo haber jugado 30 partidos que 10». Por todo lo expuesto, reconociendo que lo que antes se utilizaba ahora ya no es motivo de queja, «seremos los mismos que acabamos contrato, incluso alguno más que vinimos en enero». A su juicio, «es más buscar los problemas que puedan haber cuando las cosas van mal que saber lo que falla». Porque «me imagino que se dijeron 1.000 teorías y es una más», señaló el ‘5’.

Todo lo dicho será para medirse al Real Valladolid, Un equipo al que conoce muy bien, pese a que no queden muchos de su época en Pucela. Sí que sabe que el objetivo blanquivioleta es el jugar el ‘play off’ de ascenso. Los fichajes así lo decían en pretemporada. Pero han ido ‘haciendo la goma’ durante todo el ejercicio. El del domingo será, casi, su última opción de luchar hasta el final por estar entre los seis primeros al final de la campaña regular. Por tanto, un choque en el que los dos se la juegan. «Cuando no hemos hecho los deberes antes, es una final para los dos. Pero más para nosotros que nos jugamos la permanencia y estamos en casa».

Se espera un encuentro en que «los dos intentemos llevar la iniciativa. No vendrán a ver lo que pasa y querrán llevar el control del juego. Ellos juegan así y es lo que harán aquí». Pero también los rojiblancos han demostrado, desde la llegada de Luis Miguel Ramis, que se sienten más cómodos cuando son protagonistas del partido y no meros espectadores de lo que hace el rival. El domingo no cree Borja Fernández que sea una excepción. Incidía en este aspecto destacando lo negativo del plantel rojiblanco en las últimas semanas. «De nada valdrá lo que hemos hecho si hacemos una primera parte como contra el Córdoba», recordó. Los peores minutos de los almerienses desde hace muchos meses. Un ejemplo «de lo que no podemos hacer», insistió el gallego.

Solamente saliendo con intensidad desde el primer instante «podremos llegar al último partido ya con la salvación conseguida. Hace unas semanas parecía que habíamos reaccionado y caímos». Nuevo mensaje sobre lo que no deben hacer. Hablado y más que hablado en el vestuario. Con muchos ejemplos de las situaciones que han provocado estar en esta situación. De la que han salido, pero estando muy cerca de poder caer de nuevo.

«Depende de nosotros. Si mantenemos la línea podremos hacer que el club piense ya en la próxima temporada. En la que me gustaría quedarme». Fue su mensaje final.