Ideal

UD Almería

UD Almería

Jorge Morcillo: «La clasificación dice que todavía no hemos hecho nada»

Jorge Morcillo recuperó la titularidad tras estar todo el mes de marzo sin jugar un solo minuto.
Jorge Morcillo recuperó la titularidad tras estar todo el mes de marzo sin jugar un solo minuto. / Juanjo Aguilera
  • El central de la UDA, que vuelve tras cumplir sanción en Elche, señala que están en el mejor momento de la temporada

Los números así lo están demostrando. De ahí que el habitual discurso del vestuario, sobre que saben el buen camino para lograr el objetivo, ahora se vea refrendado con hechos. Las palabras se han convertido en realidades. A falta de seis jornadas para acabar la temporada, son ahora los rojiblancos los que pueden mirar por encima del hombro (o por el retrovisor según dijo Iker Casillas) a más de cuatro equipos. Los que están en posiciones de descenso y alguno más.

Además, los de Luis Miguel Ramis se encuentran con la posibilidad de encadenar tres victorias seguidas. Algo que no se ha logrado en la actual campaña. Ya fue un 'hito' sumar dos triunfos consecutivos. Lo han hecho en dos ocasiones en las últimas semanas. Ahora, frente al Real Valladolid, tienen la opción de hacer el tres de tres. Si el martes fue Joaquín Fernández el que sacó pecho, con toda la calma y prudencia del mundo, ayer fue Jorge Morcillo el que tiró de la misma partitura para explicar el actual estado del vestuario de la UDA. Para el valenciano, «tal y como ha ido la temporada, quizás estemos en nuestro mejor momento». Algo que no era complicado de superar. Pero que se ha logrado, por ahora, en el momento decisivo de la competición liguera. En el que los nervios se notan en demasía. Salvo en el caso del Almería. Al menos, lo que se ha visto en las dos jornadas precedentes.

Prudencia

Tras asegurar que se encuentran en un buen momento, la prudencia llegó al discurso de un Morcillo que no pudo jugar en Elche, por cumplir su tercer ciclo de amonestaciones, pero que estuvo en tierras ilicitanas apoyando a los suyos. «Cuando las cosas van bien, siempre se resaltan detalles positivos y buenos», decía en referencia a que todo lo que se hace desde dentro de la caseta parece ir en la línea del acierto.

Sobre el momento actual, «la clasificación dice que todavía no hemos conseguido nada. Estamos en apuros con solamente un punto por encima del descenso». Es lo que refleja el presente. De cara al futuro, «hay muchos equipos de por medio y con partidos suficientes para depender de nosotros mismos y salvar la temporada, como lo hicimos la campaña pasada, pero de una forma más holgada y más cómoda», señaló en plan deseo.

Para que el futuro de principios de junio sea como dijo ayer, la primera parada será el domingo con el Estadio de los Juegos Mediterráneos como escenario. Para el central valenciano «el partido del domingo nos puede servir para ponernos a dos partidos. Pero, si al final no se consigue la victoria, poder entrar en la zona de descenso a falta de cinco jornadas. Sería una situación, otra vez, bastante comprometida». Las dos situaciones que se pueden dar al finalizar la jornada del próximo fin de semana. Para demostrar que piensan en el día a día. Ni tan siquiera en la siguiente cita, también en Almería, frente al Numancia. Nadie quiere hablar de un 'paquete' y de dejar, prácticamente, sentenciada la permanencia en menos de 10 días sin salir de la capital almeriense.

Pero, tal y como se ha puesto ha clasificación y la racha de la UDA, el equipo se ha puesto como horizonte el seguir en la misma línea. Así, de esta manera, «el objetivo, de aquí al final, debería ser no volver a entrar otra vez en la zona de descenso en las seis jornadas restantes». Porque ya no hay margen de error y cada fallo puede ser determinante, una vez que han logrado lo que parecía más complicado.

Veterano

Como uno de los veteranos del vestuario, Morcillo ha tenido que asumir galones. Los que parecía haber perdido cuando estuvo todo el mes de marzo sin jugar un solo partido. Ni tan siquiera un minuto. Con tres jornadas fuera de la convocatoria y una cuarta en el banquillo. «No pedí explicaciones, aunque me sorprendió no jugar. No me sentí señalado», dijo ayer. No jugó con Fran Fernández y tampoco en el comienzo de la era Luis Miguel Ramis. Luego, en Tarragona, retornó a la titularidad. En este tiempo ha visto la evolución del plantel. Ahora siendo más protagonista y logrando resultados más positivos que en el resto de la competición. «Al equipo se le ve algo diferente. Un poco más dueño de los partidos, sabiendo leer en cada momento, como lo demostramos en Elche». A su modo de ver, «la palabra más acertada es solvencia. Un equipo que sabe estar sin balón y que sabe jugar con balón. Que sabe jugar por detrás del marcador, como el día del Zaragoza, o ganando, como hemos demostrado aquí en casa o en Elche».

Además del cambio de entrenador, para Morcillo tiene mucho que ver en esta transformación el propio vestuario. Los jugadores vieron que la situación se estaba encaminando a un imposible y pusieron remedio. Por ahora, a tiempo. «Hubo un momento en la temporada en el que todos en el vestuario nos dimos cuenta que debíamos remar en la misma dirección». Porque, «la cosa se ponía muy complicada, con varios puntos hacia la permanencia». Eso sí, aclaró que «nunca hemos estado mal o desunidos».

Todos juntos, «desde hace unas semanas que pensamos más en nosotros que en los rivales». Ahora depende «de lo que hagamos para lograr la permanencia. Jugando en casa debemos ir a por los tres puntos. Salir a por la victoria».