Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

Por donde van los tiros

La aciaga temporada pasada acabó con la salvación in extremis en Córdoba.
La aciaga temporada pasada acabó con la salvación in extremis en Córdoba. / LOF
  • La UD Almería sigue su buen rendimiento en la competición, siendo uno de los equipos que más puntúa en las últimas cinco jornadas del campeonato liguero

  • En los 19 campeonatos de Segunda División con 22 equipos, sólo en cinco se necesitaron 50 o más puntos para no descender

Desde que la Segunda División está compuesta por 22 equipos, todos los comienzos de temporada se habla -lo hacen los técnicos- de llegar a los 50 puntos como principal objetivo. Ese medio centenar de conquistas después de 42 jornadas es el 'maná' de los que actúan con los pies en el suelo, aunque no siempre es seguro. Hay quienes se olvidan de poner los cimientos de la casa, se fijan en la cubierta y luego pasa que la estructura se debilita y se hace insoportable la habitabilidad. El Almería, por ejemplo, lo sufrió la pasada temporada y, aún actuando en la presente campaña con los pies en el suelo, casi ha sucedido lo mismo -no está libre de repetir y hasta de empeorar, que ojalá no sucede-. Ahora, con 42 puntos, ve que la permanencia está más cerca que, por ejemplo, hace cuatro o cinco jornadas, simplemente porque hoy está fuera del descenso y en esa época del campeonato precisaba de sumar dos o tres victorias consecutivas para abandonar esa plaza.

Los rojiblancos, a día de hoy, están a ocho puntos de conseguir esa cifra que 'confirma' la permanencia en la segunda categoría del fútbol nacional, la Segunda División A, una competición 'cara' de abandonarla por arriba y 'barata' para dejarla por abajo. Ascender no es fácil y descender todo lo contrario, porque se confirma a base de descuidos que cuesta mucho rectificarlos. El año pasado, como bien quedó demostrado, al equipo rojiblanco le faltó el aliento y se dejó 'las uñas' tratando de escalar hasta el límite por conseguir quedarse en la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

La historia de la competición no dicta sentencia, pero ayuda a prepararse el cuerpo para luchar por conseguir las metas. Estas, de todas formas, son puras estadísticas y ya se sabe lo que muchos dicen de estas. Lucas Alcaraz, por ejemplo, las definió en su etapa en la UD Almería, en la 2011/12, como «el arte de mentir con precisión. Cada uno puede coger el trocito que quiera y adornarlo de la manera que quiera. Cada uno intenta manejarse dentro de los números de la forma que más le conviene».

Por eso, será a la finalización del último partido de la jornada 42 cuando los puntos dirán quienes se quedan en Segunda División A y quienes son los que se marchan. En este sentido, sí que es verdad que existe un 'comportamiento' casi común a la hora de ver cómo han sido las cosas en las 19 campañas en las que el Campeonato de Liga de Segunda División A se disputa con 22 equipos, es decir, entre las temporadas 1997/98 y la pasada, la 2015/16. En ellas, el equipo rojiblanco ha sido uno de los 22 protagonistas en ocho temporadas, casi nunca sufriendo, salvo la primera temporada, la 2002/03, en la que acabó con 50 puntos en la decimoctava posición, y en la pasada en la que acabó en el mismo puesto, con dos puntos menos.

48 puntos, uno más o menos

Considerando que siempre habría que haber hecho un punto más que el décimo noveno clasificado -el que estuvo más cerca de quedarse- para no descender, la media de salvación, desde que la competición se desarrolla con 22 equipos, está cifrada en torno a los 48 puntos -unas décimas por debajo-.

La UD Almería estaría, a día de hoy, a sólo dos victorias para lograr la permanencia, pero lo cierto es que en fútbol 'no hay certeza' de que dos y dos sean cuatro. Además, hay que tener en cuenta que los equipos que están en el grupo en el que está metido el equipo rojiblanco, afinan en la recta final de la competición, al cobijo de ese intento por quedarse en la categoría. El ejemplo está en lo que los unionistas han conseguido de un tiempo a esta parte. Por ejemplo, tomando como 'inicio' la primera victoria cosechada a domicilio, el equipo almeriense es uno de los que más ha puntuado en esas nueve jornadas transcurridas, con 17 puntos, que surgen de sus 5 victorias -Lugo, Alcorcón, Nàstic, Sevilla Atlético y Elche- y dos empates -Huesca y Real Zaragoza-, con sólo dos derrotas -Levante UD y Córdoba CF-.

Lo cierto es que en esos 19 campeonatos anteriores, sólo en cinco hubo que sumar más de 50 puntos para salvarse. Fue en las temporadas 2001/02, donde el Levante fue décimo noveno con 50, aunque no descendió porque ese 'honor' se lo llevó el Burgos por problemas en los despachos. En la temporada 2006/07, la del ascenso del Almería de Emery, el Castilla descendió con 49 puntos. Una campaña después fue el Racing de Ferrol el que se fue sumando 50 puntos. En la 2009/10 le tocó la 'china' al Cádiz, con medio centenar de puntos. Y, por último, en la 2013/14, el Mirandés debió descender con 50 puntos, aunque se quedó por el descenso administrativo del Córdoba.

Por encima de 45

Del resto de campeonatos, nadie se salvó con menos de 45 puntos. El año en el que el descenso estuvo más barato fue en la temporada 2008/09, en la que el Deportivo Alavés se fue a Segunda División B, siendo el décimo noveno, con 43 puntos

Del resto de temporadas, en la que inauguró el actual formato, con 22 participantes, el Elche descendió con 45 puntos y así, sucesivamente, lo hicieron en torneos posteriores el Mallorca, con 46 puntos; el Getafe, en la 1999/2000, con 48, aunque lo salvó el descenso del Atlético, que condicionó el del filial; en la 2000/01 le tocó el turno al Compostela, con 45, que ascendió en la siguiente para descender en la 2002/03 de forma administrativa, con el Leganés quedándose en 48 puntos, rescatado por el descenso del equipo gallego.

El equipo pepinero, que se quedó entonces, no pudo evitar irse una temporada después, la 2003/04, en la que descendió sumando 46 puntos, los mismos que Córdoba, un campeonato después, o Lleida, en la 2005/06.

La primera temporada de la UD Almería en Primera División, la 2007/08, se miró hacia abajo y en la División de Plata descendió el Racing de Ferrol, con 50 puntos, como dos años después lo hizo el Cádiz. La UD Salamanca, con 46 puntos, descendió en la 2010/11; el Sabadell debió hacerlo en la 2011/12, con 46 puntos, pero se quedó por el descenso del Villarreal B, al que empujó el del primer equipo desde Primera. En la 12/13, el Murcia hizo 47, pero no descendió porque lo hizo el Guadalajara, por irregularidades con la conversión como sociedad anónima deportiva. En la 14/15, el descenso apuntó al Racing de Santander, con la segunda puntuación más baja para salvarse. Osasuna, el 'agraciado', necesitó 45 puntos. El último 'damnificado' fue la Ponferradina, la pasada Liga, que se fue al hoyo con 47 puntos. La UDA se quedó con 48.