Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

El Almería se quiere aprovechar de saber vivir en el fango de la Liga 1|2|3

El Almería ha vivido más tiempo en descenso que ningún otro equipo de la categoría en esta campaña.
El Almería ha vivido más tiempo en descenso que ningún otro equipo de la categoría en esta campaña. / LOF
  • La UDA es el equipo que más semanas lleva en descenso y puede intercambiar su posición con alguno que no lo ha pisado en 35 jornadas

Es un aspecto al que se quiere agarrar el vestuario de la UDA. Como ocurriera la pasada campaña con la Ponferradina, en el Almería confían que, en este ejercicio, también haya algún plantel que ha vivido en posiciones muy cómodas durante todo el ejercicio y no sepa salir de la zona baja en cuanto se meta. Una especie de bolsa económica en el que el valor de una empresa consolidada se puede venir abajo sin muchas explicaciones y, al contrario, otra que puede estar casi intervenida salir a flote para sobrevivir, como mínimo, un año más en un mercado que da síntomas de que nada cambia, pero en el que los bajos fondos pueden marcar todo lo que suceda.

Hace un año, sin ir más lejos, el Almería estuvo durante 31 de las 42 jornadas que duró el campeonato regular metido en zona de quema. Todo lo contrario que la Ponferradina. El cuadro, que fuera entrenado por Fabri cuando los rojiblancos lograron el único triunfo a domicilio del pasado ejercicio, estuvo únicamente en cinco ocasiones dentro de los cuatro últimos. Suficientes para que el primero se salvara y el segundo cayera a Segunda B.

Algo similar es lo que la UDA cree que puede suceder. Al menos, así afrontan la próxima jornada en la que pueden dejar su puesto de descenso a un conjunto que no lo ha pisado. Es más, ni tan siquiera se ha acercado a esa zona en las 35 citas que se llevan hasta la fecha. Elche y Reus han estado instalados siempre en una zona más que cómoda. Pero van acercándose poco a poco a una parte baja que ha ido recortando puntos con estos dos equipos desde hace algunas fechas.

José Ángel Pozo aseguraba ayer, en relación a este 'trasvase', que debían aprovecharse de haber estado toda la campaña en la parte baja y sabiendo lo que significa jugar partidos sin mucho margen. Esa 'experiencia' debe notarse el viernes en el Martínez Valero y, sobre todo, en las seis jornadas que restarán en cuanto acabe la del siguiente fin de semana. Tras 17 jornadas metidos en la parte más baja, a la tercera oportunidad, en las últimas cuatro semanas, esperan que sea la definitiva. Podrían meter en muchos más problemas al cuadro ilicitano. Así lo entiende José Ángel Pozo. El malagueño cree que «todo se decidirá al final», en relación a los que pierdan la categoría. Para llegar de la mejor manera «tenemos que pensar que todo son finales».

La primera, de las siete que restan, en Elche. «A nuestro favor está el hecho de que nosotros llevamos mucho tiempo ahí (descenso) y sabemos lo que es estar abajo, jugar este tipo de partidos y el Elche no se ha visto en esta situación en esta temporada». Un aspecto, el mental, que deben mostrar más que los de Toril. Aunque los precedentes de Zaragoza y, sobre todo, de Córdoba, no juegan a favor de los almerienses. Si han aprendido de estas dos lecciones, «podemos ganar los tres puntos. Tenemos que ir con la mentalidad de llevarnos el partido».

Ni Reus ni Elche han pisado el descenso. Los catalanes llevan viviendo de las rentas de un excelente inicio casi durante dos tercios. En la jornada 11 estaban instalados en la segunda posición con 20 puntos. Parecía el único equipo que le podía hacer algo de sombra al Levante. Agua. Fue encadenar dos derrotas seguidas e ir bajando posiciones. Tanto como que la que ocupa en la actualidad (15) es la peor de todo el ejercicio. Ha hecho en 24 jornadas tan solo dos puntos más que en las 11 primeras. El domingo, si los resultados se dan en su contra, podría pisar el descenso. Aunque a principio de campaña su objetivo fuese la permanencia, era un recién ascendido, la duda está en si todo lo vivido les hace tener capacidad de reacción, siempre que sigan perdiendo puestos y sensaciones.

Todo lo contrario que el Nàstic y la propia UDA o el UCAM. Los tres han vivido en el fango durante todo el ejercicio. Prácticamente ahora están en su mejor posición del curso. Aunque caer, en el caso de los dos rivales del Almería, de nuevo al descenso podría hacer pensar que el trabajo no ha servido de mucho. Los rojiblancos tan solo han estado durante ocho jornadas fuera de la quema. En el pasado curso estuvieron en tres más. Casi en 60 de 77 disputadas. Nadie mejor para saber lo que deben hacer.