Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

Más vida para el Almería

  • El encuentro queda 2-1

El fútbol no entiende ni de edades ni de sexos, pero resulta, o debiera, que la experiencia, que dicen es un grado, debería imponerse cuando más complicadas están las cosas. Hoy se van las caras un equipo que debería estar curtido en mil batallas, aunque los resultados no lo demuestren, con la experiencia de un 'cabo chusquero', frente a los 'niños de la Liga', el equipo más joven de la competición, que casi estaría recién 'licenciado'. El Sevilla Atlético, que en la primera mitad de la competición se comportó como un rival muy complicado y que estuvo en puestos de ascenso directo u ocupando plaza de playoff, y que no ha perdido esas dotes con el paso de las jornadas. Las conserva y ahora ha vuelto a la senda con un fútbol que, como es obvio, se practica sin presión y con la pelota como protagonista, encadenando ahora tres victorias en cinco partidos, cuando antes había estado nueve jornadas sin ganar.

No estará mal quitársela y exigirle lo que decía Joan Manuel Serrat, aquello de «niño, deja de joder con la pelota, que eso no se dice, que eso no se hace, que eso no se toca». Tenerla es contar con mayores opciones para conseguir los puntos en litigio. No es una moda del fútbol actual, es el secreto eterno de este deporte. Así, la cita de esta tarde, desde las seis, enfrenta a un equipo que puede no necesitar los puntos, aunque ganar aseguraría la permanencia, un conjunto que seguramente no va a pasar apuros porque no los consiga esta tarde y un equipo, el rojiblanco, que se encuentra obligado a sumar de tres en tres porque si no lo hace sí que pasará apuros. No hay que olvidarse de que cada vez queda menos competición que disputar y los mismos puntos para resolver el litigio.

Desde el calentamiento

Durante la semana se ha hablado sobre la obligatoriedad de enseñar las 'garras' desde que unionistas y sevillistas se crucen en el túnel de vestuarios esta tarde y demostrarle que quien más necesita ganar es, sin lugar a dudas, el equipo almeriense, pero un exceso de celo a la hora de querer conquistar las cosas puede ser perjudicial, celo o ir pasado de revoluciones.

De hecho, el preparador sevillista anunció que sus hombres deberán «adaptarse al clima de estos partidos» en los que se respirará la «tensión de muchos equipos que, como el Almería, tiene muy buenos jugadores», pero se han «complicado» en una «categoría muy igualada», por lo que «para ellos es una final».

Sí es seguro que perjudicará jugar como se ha hecho en los últimos dos partidos, en los que se han dejado minutos al rival que los han aprovechado, por más que el gol en Córdoba no debiera haber subido al marcador, y que han dejado al margen las sensaciones de los tres partidos anteriormente disputados, en los que hasta se consiguió encadenar dos triunfos consecutivos. Como dijo Ramis el viernes, él sabe que sus jugadores no se han olvidado de cómo hay que hacer las cosas. Recuperar esa senda es la única que puede conducir a la conquista ansiada, la de la victoria.

Habrá novedades, primero por obligación. Se caerá del once Antonio Puertas, por esas molestias de la última semana que le han obligado trabajar al margen, pero el técnico recupera a Fidel Chaves, que descansó para el partido que se jugó en la que fue su casa. El onubense está llamado a entrar en un equipo que incluso podría gozar de la presencia de Quique González, en banda, para dejar la punta de ataque para el nigeriano Kalu Uche. De todas formas, no es descartable otra apuesta del técnico tarraconense, referida a la presencia de inicio del joven Gaspar Panadero, de lo poco salvable la pasada semana en el Nuevo Arcángel.

Mismas formas

El Almería no variará sus formas con respecto al equipo que jugó en el Juegos Mediterráneos y, aunque no logró remontar, sí que empató un partido 'perdido' desde el minuto 6 frente al Zaragoza. Lo más normal es que, con Casto seguro bajo palos -el extremeño siempre a parece en los momentos en los que más lo necesita el equipo-, traten de evitar que el rival no llegue con una defensa en la que Marco Motta y Nano actuarían por las bandas, con Ximo Navarro y Jorge Morcillo, por el centro.

En la línea de 'fabricación' del juego, Borja Fernández y Joaquín Fernández parecen tener sitio. Sin embargo, puede que no estén 'solos'. Lo que propone el conjunto de Diego Martínez obliga a manejar el partido desde la superioridad en el centro del campo, para tener el balón, por lo que Ramón Azeez, que reapareció jugando el último cuarto de hora en Córdoba, puede ser tan importante como antes de su lesión, jugando casi al completo tanto en el Ciutat de Valencia, frente al Levante, como en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, frente al Alcorcón. De todas formas, la presencia de Pozo, en su lugar, no es descartable, pese a que esta conlleve el déficit que pueda ocasionar la presencia de un jugador eminentemente atacante y que, no lo ha dicho sólo una vez, sufre cuando tiene que defender. Pero su corte futbolístico y con él su presencia en el campo es un aval cuando se trata de preocupar al conjunto rival.

Complicado rival

Enfrente estará un rival complicado, un equipo que no sólo llama la atención por el hecho de 'encasquetarle' seis goles a un Real Valladolid que pudo perder en esa batalla sus opciones por jugar el playoff de ascenso. El resultado es lo de menos. Lo que importa de verdad es la forma de jugar en un equipo que, pese a no haber despertado la confianza de Sampaoli -sólo ha tirado de los canteranos en la ida y vuelta de la Copa del Rey ante el Formentera que contó con Diego González, Carmona y Borja Lasso en los dos partidos-, tiene más mimbres como pueden ser, añadidos a los anteriores, jugadores como Marc Gual, Ivi o Yan Brice.

Sin embargo, puede que sea Lasso la 'perla'. Su ausencia por un esguince de rodilla, sufrido durante el partido frente al Rayo, le tuvo lejos de la actividad durante casi dos meses, reapareciendo frente al Nàstic, con el que jugó sólo 9 minutos. En esa fase, encadenó tres derrotas y cuatro empates. Desde su vuelta, tres victorias y dos derrotas, que han permitido soñar con la ansiada permanencia, el objetivo de un filial donde hablar de ascenso sólo se refiere a hacerlo con jugadores de esa plantilla al primer equipo.

Llega con la baja del delantero Carlos Fernández, cada día más cerca de reaparecer, y en Almería buscará acercarse a la significativa barrera de los cincuenta puntos. En esta ocasión, Diego Martínez actuará de salida con su dibujo más atrevido, un doble pivote por detrás de un cuarteto de clara vocación ofensiva. Así, los goleadores Marc Gual e Ivi tendrán el respaldo de Curro Sánchez y Borja Lasso, mientras que Fede San Emeterio, Yan Brice y Cotán habrán de disputarse las dos plazas en el medio.

Directo

En breve, la crónica en ideal.es/almeria

Más vida para un Almería que supo interpretar el partido.

Ganó el Almería, que está a dos puntos de la permanencia. El viernes desde las ocho, en Elche, tres puntos vitales.

¡FINAL, FINAL, FINAL!

Qué grande Gaspar. Saca un córner, protegiendo el balón.