Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

Visto y hablado, toca poner remedio

Miguel Ángel Corona ha jugado esta campaña 16 partidos.
Miguel Ángel Corona ha jugado esta campaña 16 partidos. / AGUILERA
  • Corona cree que se verá una mejor versión de la UDA ante el Sevilla Atlético tras ver y reconocer los errores cometidos en los dos últimos choques disputados

Tras haber sacado un punto en los dos últimos choques, la UDA espera que esta mala racha se acabase en Córdoba. Un choque del que prefieren ya pasar página. Pero es el más reciente. El que ha dejado una imagen que parecía olvidada después de la reacción del equipo rojiblanco y que le permitió dejar el farolillo rojo y verse con opciones reales de salvar la categoría. En una competición en la que la igualdad es la nota predominante, dos puntos parecen un mundo. Sobre todo cuando pasan las semanas y la distancia sigue ahí. Desde el lunes está siendo un periodo de reflexión en el vestuario del equipo entrenado por Luis Miguel Ramis. Como en otros momentos 'tocados' de la campaña (o de años anteriores), el plantel tiene una nueva oportunidad de mostrar su mejor versión. La que debe llevar a la confianza, que no exceso, para ver si son capaces de llegar con algo más que vida al tramo final. Ahora que han pasado cuatro rivales directos, el calendario indica que se miden ante conjuntos que, en teoría, ya no se jugarán nada. De ahí que, en la mañana de ayer, Miguel Ángel Corona insistiera que se debe notar que el Almería se juega una final y no el oponente de turno en este próximo mes.

Otra lección aprendida

Lo decía para que no se repitiera nada negativo. Y lo apuntó cuando tiene muchas opciones de poder ser convocado ante el Sevilla Atlético y dejar de ver los partidos, tras una lesión, en la grada o por televisión. Dejará, por tanto, de tener la sensación de «sufrir y de pasar más nervios» o, directamente, de que sea «insoportable» cuando, como en Córdoba, no pudo viajar y se tuvo que quedar viéndolo por la pequeña pantalla. No se refería específicamente a la primera parte. Lo dijo, tras el entrenamiento matinal, por el hecho «de no poder ayudar a los compañeros en el campo».

En su rueda de prensa, el talaverano quiso mirar al futuro más próximo. Eso sí, entendiendo que las cosas deben ser muy distintas a lo acontecido el pasado fin de semana. Un partido, el del Nuevo Arcángel, del que ya se ha hablado. Tanto dentro como fuera del vestuario por parte de los propios jugadores. «Todo lo que teníamos que hablar de la primera parte del partido en Córdoba creo que está, honesta y sinceramente, transmitido», destacó. Como señalaba, a su vez, que «creo que hemos sido muy francos todos». A su juicio, «una primera parte malísima». De la que «ya está olvidada y en el pasado».

Para poner remedio, siempre se dice que lo bueno es asumir que algo se hace mal. Como lo han declarado los pupilos de Luis Miguel Ramis. «Hemos asumido lo que hicimos mal. Lo hemos visto en vídeo, lo hemos hablado y lo hemos transmitido». Punto y final. Al menos para el capítulo 34 del libro de esta campaña.

Ahora llega el 35. «Aunque suene a tópico no es definitivo, aunque lo ganes». Sí que se puso del lado negativo para darle más importancia a la cita contra el filial sevillista. «Podría ser que se nos escaparan equipos que ahora están con 40 puntos. Siempre que no ganemos esta semana, se podrían ir a una distancia muy difícil de salvar». Equipos que están en el borde entre la tranquilidad y el peligro. Lo que marcarán lo que hagan los que, ahora mismo, están en descenso. «A nosotros nos interesa que estén cerquita nuestro y que no estén descolgados de esa zona del descenso, para que así sientan el miedo». Para Corona, «ni Mallorca ni Mirandés están descartados. Como tampoco creo que estén salvados los que tienen 40 puntos».

En cuanto a lo que se pueden encontrar los almerienses ante el único filial de la categoría, el '15' rojiblanco tiene clara la receta para contrarrestar su buen juego». La manera de contrarrestar su calidad y su buen momento es que demostremos que para nosotros es una final. En las finales las tiene que ganar el que lo necesita», como le toca a la UDA en esta ocasión.

Como sucedió, tirando de memoria, cuando el primer equipo del Sevilla se jugó meterse en Champions en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. Tenían que ganar. Era la última jornada. El Mallorca hizo su trabajo y venció su encuentro. Así que victoria o fuera del mejor torneo europeo a nivel de clubes. Y ganaron con el gol de Rodri, que años después vestiría la elástica rojiblanca, para dejar todo como era lógico pensar que se podía dar.

Casi salvados y sin ascender

En este caso, los hispalenses, en su equipo filial, están salvados casi de forma matemática y, además, no pueden ascender. «Para ellos no es así y, para nosotros, es una cuestión de necesidad imperiosa», recalcó el primer capitán rojiblanco para dejar muy claro el sentir de un vestuario que es consciente de que no le quedan muchas balas en la recámara tras las que han ido desperdiciando a lo largo de todo el campeonato liguero en este ejercicio.

Será un partido en el que espera se pueda recuperar el «buen juego que hemos desarrollado con Ramis. Excepto en Córdoba, el equipo ha competido y jugado bien al fútbol contra el Alcorcón, Nàstic y contra el Zaragoza, pese a que nos quedamos con 10. Cada vez que hay un cambio de entrenador hay un efecto despertar. Espero que no desaparezca». En el vestuario, «todo el mundo es consciente de la importancia del partido». Un mensaje para recibir el apoyo de la grada.