Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

«Confío en que nos vamos a salvar»

Quique González, que dijo que se queda porque confía en la salvación, habla de ganar al Sevilla At. desde el túnel de vestuarios.
Quique González, que dijo que se queda porque confía en la salvación, habla de ganar al Sevilla At. desde el túnel de vestuarios. / J. J. A.
  • Quique González renueva por el Almería porque es «feliz y estoy a gusto aquí»

  • El pichichi afirma que para ganar al Sevilla At. hay que hacerlo desde el vestuario y «hay que dejarles claro que los que se están jugando la vida somos nosotros»

Quique González renovó la pasada semana por la UD Almería hasta final de la temporada 2020/21, ampliando así el contrato que le unía a la entidad hasta el final de la próxima. Esta es una demostración de su compromiso con la entidad rojiblanca y confianza, sobre todo, en que la próxima campaña seguirá militando en la Liga de Fútbol Profesional. El pucelano, que el pasado verano fue objeto de deseo de algunos equipos -Osasuna, Levante y Tenerife le tenían en el punto de mira-, no habló de más números que el que generan los goles, estando a tres de superar la quincena, que sólo lo han hecho Francisco, Leo Ulloa y Charles como rojiblancos en Segunda División. «Yo siempre intento exprimirme al máximo para dar lo mejor de mí», dijo el máximo goleador de la UD Almería en las dos últimas campañas.

Sin embargo, su firma no es importante, tal y como significó, sí lo es el partido del otro día y, por supuesto, el que el domingo disputará frente al Sevilla At. y que deberá acabar en victoria. La misma, según afirmó, debe conseguirse ya desde el túnel de vestuarios, antes de entrar al terreno de juego. «Tenemos que ganar sí o sí. Entonces, hay que dejarles claro que los que se están jugando la vida somos nosotros, que para sacar algo del Mediterráneo tienen que sudar muchísimo y que, por supuesto, los que quieren ganar somos nosotros».

Confianza

Quique confirmó que se queda porque tiene confianza en el equipo. «Lo principal es que confío en que nos vamos a salvar y que el Almería va a seguir la temporada que viene en fútbol profesional y es lo único que pienso de aquí a final de temporada».

Un contrato sin condiciones expuestas, pero por el que «da gracias a la UD Almería por confiar en mí». La firma es la confirmación de que en Almería es «feliz. Estoy a gusto aquí» y no mira a los sufrimientos que ahora vive la entidad. «Es verdad que están siendo años difíciles, pero a nivel individual las cosas están saliendo más o menos bien y yo trataré de trabajar como siempre lo he hecho y siempre con la máxima ambición», con la esperanza de que las cosas «a nivel personal sigan yendo igual o mejor». Pero también advirtiendo de que «lo que se trata es de que aporte mi granito de arena junto con mis compañeros para salvar la categoría y que la UD Almería esté en el fútbol profesional la temporada que viene».

En la presente tiene el reto añadido de meterse en la historia. Sólo Francisco, Leo Ulloa y Charles han sido capaces de superar la barrera de los 15 goles en Segunda División como rojiblancos. «Es un dato que no lo sabía tan exacto. Sé que son grandes jugadores que han estado aquí y han hecho muchos goles. Yo siempre intento exprimirme al máximo para dar lo mejor de mí. Es verdad que el colectivo siempre es lo prioritario, pero a nivel personal cada uno mira hacia dentro y las cosas han salido bien. Está claro que pueden salir mejor, pero intentaré ayudar en lo que pueda como siempre».

El próximo reto

La firma no es lo más importante para él. «Lo importante es el partido del otro día, pero no pudimos conseguir la victoria y hay que pensar en el domingo y en el Sevilla, que los chavales vienen de hacer un gran partido con el Valladolid, pero nosotros sabemos que haciendo las cosas bien podemos ganar a cualquiera».

No mira ahora a otra cosa, sólo tiene miradas para la victoria. «Eso es lo que tenemos que pensar, siempre con humildad, con trabajo, teniendo los pies en el suelo y sabiendo que nos va a tocar sufrir, que van a ser partidos difíciles de aquí a final de temporada, pero nosotros sabemos que haciendo lo que sabemos lo vamos a conseguir».

Pero el partido del domingo será difícil por el pasado que tiene el Sevilla At. «Sí, hicieron un partido muy bueno el otro día, ganaron de goleada al Valladolid, pero el que se está jugado la vida es el Almería y desde el túnel de vestuarios tienen que ver que vamos a salir a morder». Luego, aunque advirtió de que se trata de «chavales jóvenes y esperemos que esa inexperiencia que tienen la podamos aprovechar», tiene igualmente claro que «como les dejemos jugar, ellos juegan muy bien al fútbol». Por ese motivo, «el balón tiene que ser del Almería, proponer lo que vamos a entrenar durante la semana y, estando como nosotros sabemos, confío en todos mis compañeros porque sabemos que podemos ganarles».

Ese deseo de hacerse fuerte desde antes de que comience el partido viene dado por la situación en la que está la competición. «Quedan ya ocho partidos, es un partido en casa, tenemos más partidos en casa que fuera y tenemos que ganar sí o sí. Entonces, hay que dejarles claro que los que se están jugando la vida somos nosotros, que para sacar algo del Mediterráneo tienen que sudar muchísimo y que, por supuesto, los que quieren ganar somos nosotros. Hay que demostrárselo y con la pelota es como sabemos jugar al fútbol, como sabemos hacer ocasiones. Ese es el camino para hacer los goles».

Sin intensidad

De todas formas, lo cierto es que en los dos últimos partidos, el equipo se mostrado poco intenso en su juego. «Sí, es verdad que el otro día no estuvimos bien en el primer tiempo, es verdad que en el segundo mejoramos, pero lo de ponernos por debajo en el marcador tenemos que intentar mejorarlo. Este domingo tenemos otra oportunidad para que no pase y a ver si podemos ponernos por delante para encarrilar un poco el partido, que un gol siempre te hace todo más fácil».

El hecho de estar 16 jornadas en zona de descenso no tiene una solución clara. «Si supiéramos lo que pasa no estaríamos en la situación en la que estamos. Desgraciadamente, llevamos muchísimo tiempo en esta situación y no te vale de nada pensar en eso, lo único que te vale es seguir trabajando cada día más y sumar los puntos de tres en tres que es lo que te va a hacer tirar para arriba».

Para ello hay un plazo de ocho jornadas, en las que sumar esos puntos necesarios para la permanencia. Quique no dudaba que la del domingo es «otra oportunidad, esta vez en casa, de que si ganamos podemos salir del descenso. Tenemos más partidos en casa que fuera, pero va a ser muy difícil». Por eso, el rojiblanco tiene claro que «nos va tocar sufrir de aquí hasta el final, van a ser partidos difíciles porque todo el mundo se está jugando algo y hay que tener esa tranquilidad, esa cabeza fría y sobre todo trabajar más que nunca para en el partido dar el máximo y que salgan las cosas».