Ideal

UD Almería

entrenador

Ramis advierte de que «todavía no hemos llegado a esa orilla»

Ramis advierte de que «todavía no hemos llegado a esa orilla»
  • El técnico de la UD Almería, que aventura que se van a encontrar «con muchísimas dificultades», confía en sus jugadores que «saben lo que tienen que hacer»

A pesar de ser, la de pasada semana, la tercera jornada consecutiva sin perder, sumando dos victorias y un empate, y que las sensaciones son positivas, Luis Miguel Ramis advierte de que «todavía no hemos llegado a esa orilla» que marca la zona de permanencia. El técnico de la UD Almería es consciente de que conseguir esa meta es cuestión de encadenar victorias, ya sean fuera o en casa. Lo que está claro es que esta semana se juega fuera y ante un rival directo al que infringirle una derrota sería un paso al frente, no definitivo, pero sí importante. Para eso, el entrenador rojiblanco está convencido de que el conocimiento que tiene sobre sus jugadores le lleva a asegurar que «saben lo que tienen que hacer».

Ramis también habló de dificultades y el Córdoba va a tratar de ser un rival difícil. «Nos toca fuera con un rival que se está jugando mucho», pero habla poco del conjunto cordobesista para centrarse más en los suyos. «Han trabajado bien, tienen ganas de seguir haciendo las cosas bien», pero con alarmas, «sabiendo que los errores que cometemos a estas alturas se pueden pagar caros y el domingo pasado tuvimos la fortuna y la energía para levantar un partido muy muy complicado en el que cometimos algunos errores que en otros partidos nos pueden penalizar y eso hay que tratar de evitarlo con máxima concentración»

Llegar al objetivo

La meta que Ramis persigue no es necesario concretarla ahora y sí a final de temporada. Pero sí que es cierto que el esfuerzo debiera tener ya recompensa. «Todavía no hemos llegado a esa orilla, tenemos que seguir nadando, buscándola. Esa es la realidad. Tenemos que seguir sumando puntos para salir de esa situación. Lo dije hace unas semanas. Tenemos que volver a repetir el encadenar esas dos victorias fuera de casa o casa casa, de la misma forma que ya hicimos hace poco. Eso nos relanzaría y vamos a buscarlo con decisión, con atrevimiento e insisto».

Sin embargo, hay otras cosas que cumplir y que no se han logrado. «Sabiendo que vamos a tener muchísimas dificultades porque van a seguir pasando cosas en cuanto a sanciones y en cuanto a lesiones que todos los jugadores, a nivel colectivo, saben lo que tienen que hacer, miran adelante y ven un camino y una idea y vamos a defenderla y ellos están dispuestos también».

En esa misma dirección -la de las concesiones- expresó Ramis que «no hay mejor lección que sufrirla en un partido. Es lo que más queda en el equipo y en los jugadores», refiriéndose a lo que pasó el domingo pasado. «Ellos saben y yo también que el otro día no empezamos bien el partido y eso o se corrige o tendremos muchas más dificultades porque no todos los domingos vamos a tener la oportunidad de levantar un resultado tan adverso contra un buen rival».

Por eso, el tarraconense solicita una atención que entonces no hubo y que es necesaria aplicarla desde antes de que se pite el inicio. «Tenemos que empezar el partido a trabajarlo desde el calentamiento, desde el minuto uno, intentar mostrar de forma continuada nuestras armas, nuestros recursos y ser un equipo intenso y pelear el partido para que el rival te presente las menos dificultades, dentro de que esas dificultades van a aparecer, pero tener recursos para solventarlas».

El rojiblanco expuso su claridad con respecto a la obligación de «ir dejando de cometer errores que se pueden solventar con relativa facilidad, con buenas actitudes. Los jugadores lo entienden así, lo saben y, bueno, intentaremos minimizar todos esos errores para darle menos opciones al rival».

De todas formas, el hecho de ganar puede ser muy importante por los enfrentamientos directos que se producen esta jornada. «Bueno, jornada tras jornada se convierten en partidos determinantes y esta no deja de serlo menos. La más importante y en la que nos centramos y queremos tener la atención es esta y vamos a intentar hacer las cosas bien para seguir sumando, seguir creciendo y acercarnos al tramo final fuertes y con energía».

Las dificultades

Lo cierto es que lo que se presenta mañana, la forma de actuar, si habrá o no dificultades o problemas, también será propuesta del rival, un Córdoba que se presenta bien en casa y que complicará las cosas. «Pequeños detalles que a veces en casa te empujan un poquito más a conseguir buenos resultados, fuera te cuestan un poco más. A nosotros fuera de casa también nos ha pasado. Fuera de casa, no haciendo partidos muy muy diferentes a los que hemos hecho en casa, desde que estoy yo, sin ir más lejos en Levante, por ejemplo, hicimos un partido similar al de Tarragona y tuvimos resultados diferentes, pero hay que darle importancia a todos los partidos independientemente que sean en casa o fuera. Ahora nos toca fuera con un rival que se está jugando mucho».

En favor está lo que puedan hacer sus jugadores. El tarraconense no ha dudado en asegurar que «han trabajado bien, tienen ganas de seguir haciendo las cosas bien, pero con mucha precaución y sabiendo que los errores que cometemos a estas alturas se pueden pagar caros y el domingo pasado tuvimos la fortuna y la energía para levantar un partido muy muy complicado en el que cometimos algunos errores que en otros partidos nos pueden penalizar y eso hay que tratar de evitarlo con máxima concentración».

De todas formas no tiene claro hacia dónde irá el partido a tenor del perfil del rival. «Nunca se sabe a dónde te puede llevar el partido, pero sí es verdad que conociendo los rivales y conociéndonos nosotros se puede asemejar más al partido del domingo pasado. Un equipo que es atrevido, que tiene fútbol también, que tiene calidad, que está en situación también comprometida, como nosotros, y eso hay que gestionarlo bien. Nosotros vamos a tratar de hacerlo, pero, insisto, será un partido de máxima competición, de máxima responsabilidad y de máxima ilusión para seguir sumando».

Desde el primer momento

La propuesta para la cita de mañana tiene un aspecto fundamental por el que caminará el partido y que habla de con qué tensión se afronte el mismo, sin que pueda ocurrir otra vez lo de la pasada semana. «Tiene que ver cómo iniciamos nosotros el otro día el partido. Máxima concentración desde el inicio para que el rival tenga dificultades y, por supuesto, en el tramo final para que las siga teniendo».

Conseguir la meta está en «hacer un trabajo maduro, un trabajo continuo, un trabajo sabiendo qué es lo que queremos en los partidos y hacia dónde queremos llevarlos, sabiendo y combatiendo las dificultades que nos va a poner el rival». Su aviso habla de «jugar al fútbol, de ser competitivos, de ser contundentes en las áreas, de mostrar claramente cuál es el camino que queremos seguir y eso se tiene que hacer desde el minuto uno hasta que el árbitro pite».

Tiene jugadores afrontar la cita. «Recuperamos jugadores, por lesión, por sanción, también tenemos jugadores más disponibles y eso nos ofrece más recursos a la hora de confeccionar el equipo que creemos mejor para el partido del domingo».