Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

Fin de semana de resurrección o UCI

La UDA pudo rescatar un punto ante el Real Zaragoza el pasado domingo.
La UDA pudo rescatar un punto ante el Real Zaragoza el pasado domingo. / CHEMA ARTERO
  • Ocho de los últimos nueve equipos se miden en cuatro duelos directos

Hay jornadas que, al final de la temporada, serán recordadas como una más. En cambio, hay otras que un aficionado tendrá en la retina por lo que supuso. Principalmente suele ser la última, como le ocurrió la pasada campaña a la UDA, pero, también, sucede que hay otras a lo largo del campeonato que marcan el devenir de un equipo. Como, por ejemplo, la victoria del Almería entrenado por Javi Gracia ante el Racing de Santander, tras haber perdido en Murcia, y con el público en el Mediterráneo mostrando su disconformidad. La de este próximo fin de semana tiene visos de poder ser así. Quizás, por la extraordinaria igualdad que hay en la Liga 1|2|3, no sea tan determinante a nivel numérico. Pero sí lo puede ser a nivel mental. Sobre todo en la parte baja de la clasificación. Ocho de los últimos nueve clasificados se miden entre ellos. Solamente el Alcorcón tiene un partido frente a un rival que lucha por algo diametralmente opuesto. Recibe al Getafe que está en la sexta posición. Los dos equipos que están con 40 puntos (Reus y Numancia), además del Real Zaragoza, tienen citas que pueden meterlos más en el lío o, en caso de victoria, haber dado un paso definitivo en la salvación.

El partido de la UDA en Córdoba es el que marca al resto. Porque ambos están en el ascensor que delimita el descenso y la salvación. El que pierda de los dos ocupará plaza de pérdida de categoría al acabar la jornada. Y, además, puede quedar tocado. No es para menos. Los rojiblancos, que llevan siete de los últimos nueve puntos, vieron que el domingo se les escapaba la posibilidad de salir del descenso al no pasar del empate en casa frente al Zaragoza. Una derrota en el Nuevo Arcángel los pondría a cuatro de los cordobeses y viendo que su buena racha se había cortado.

Pero si los de Luis Miguel Ramis logran la victoria, pese a que no les dará para alcanzar los 40 puntos (39), sí que saldrán del descenso, le asestarán un duro golpe a su rival y podría acabar la jornada en el puesto 16. Un aspecto que refrendaría la mejoría de las últimas semanas, al menos en cuanto a puntos.

Que suban más o menos posiciones dependerá de los otros tres partidos entre rivales directos en la lucha por evitar las cuatro plazas que cierran la categoría. Principalmente por el encuentro entre el UCAM y el Rayo Vallecano. Los murcianos tienen 38 puntos, uno más que los madrileños y dos más que los almerienses. Tras una mala racha, el equipo de Francisco tiene en su mano poner una distancia con el descenso que, lejos de ser definitiva, sí podría ser importante y casi clave. Una victoria les permitiría superar los 40 (41) y, además, le metería cuatro a los vallecanos. Que podrían ser cinco con el descenso si pierden los cuatro últimos. Sería, en este caso, la peor noticia para la UDA. En caso contrario, victoria del Rayo y que los resultados no fuesen favorables a los de Francisco, el cuadro universitario podría hasta caer a las posiciones de descenso.

Los colistas

Sin ser duelos tan directos como los mencionados, en los dos otros dos lo que se juega es saber si la clasificación se aprieta hasta límites máximos o, por el contrario, un par de equipos ya se encuentran comprando el billete para disputar la próxima campaña la competición en uno de los cuatro grupos de Segunda B.

El RCD Mallorca que dirige el ex de la UD Almería, Sergi Barjuan, tiene que viajar hasta Zaragoza. Ahora mismo son ocho los puntos que separan a ambas escuadras. Los maños, con su nuevo entrenador, han logrado cinco puntos de nueve disputados. Llegan de dos empates seguidos. Un triunfo los dejaría muy cerca de la zona de salvación (43), pero una derrota haría que el descenso se les acercase mucho. Sobre todo, a nivel psicológico, podrían quedar muy tocados al no ser capaces de ganar, en su campo, al colista de la Liga. Eso sin contar que el conjunto insular se podría colocar a dos puntos de la zona de salvación. El más claro caso de 'resurrección o UCI'.

Como lo es el caso del Mirandés. Los burgaleses tienen un calendario prácticamente calcado al de la UDA. Tras perder ante el líder por la mínima (como los almerienses), ganaron este fin de semana al Alcorcón (como los almerienses). Ahora vistan el Nou Estadi de Tarragona para intentar ganar (como los almerienses) y agarrarse a la opción de salvación. No le quedan muchas más posibilidades al plantel entrenado por Pablo Alfaro desde hace dos jornadas. Están a cinco puntos de la zona de salvación. Podrían ser siete si los resultados le son desfavorables. Pero, a su vez, también podrían ponerse a dos y creer que todo es posible con un calendario favorable y que es calcado al que tiene el Almería dos semanas antes.

Pero la competición no se desarrolla solamente por la parte baja. Getafe, Levante y Elche tienen mucho que decir para sus respectivos objetivos y, de paso, aclarar el de sus rivales en esta próxima cita. Los madrileños tienen un duelo regional en Alcorcón. Son sextos y un pinchazo podría dejarlos fuera del playoff faltando ocho partidos para el final. En cuanto al líder, recibe al Reus tras haber perdido, precisamente, en Getafe. El ascenso nadie lo discute, pero se retrasaría algún fin de semana. En cuanto a los ilicitanos, reciben al Numancia. Tienen 42 puntos y, para no verse metidos en el 'fango', no les cabe otra que ganar. La particular quiniela ya está en marcha.