Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

"Lo primero es salvarse y luego ya se verá todo lo que sucede en el futuro"

Alfonso García Piñero y Raúl Lozano compartieron un desayuno de trabajo con los periodistas en el Estadio de los Juegos Mediterráneos.
Alfonso García Piñero y Raúl Lozano compartieron un desayuno de trabajo con los periodistas en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. / J. FOLQUÉ
  • Alfonso García Piñero, vicepresidente ejecutivo, y Raúl Lozano, director deportivo, analizaron la actualidad de la UDA y se mostraron confiados en lograr la permanencia

La UDA ha decidido sacar esta semana a toda su artillería pesada. Hasta que acabe el partido el domingo por la noche contra el Real Zaragoza, ningún jugador del plantel habrá hablado ante los medios de comunicación en sala de prensa. Pero no lo han hecho desde la entidad rojiblanca como un 'silenzio stampa'. Ha sido todo lo contrario. No es por ningún castigo ni veto. Es porque en estos días se ha determinado que hablen los máximos responsables. El miércoles le tocó el turno al presidente. Ayer, de manera conjunta, al vicepresidente ejecutivo y al director deportivo. Hoy será el primer entrenador el que se ponga delante de los medios de comunicación. Se podría decir, sin riesgo a equivocarse, que se sabe lo mucho que se juega el club en estas próximas fechas, estando todavía en puestos de descenso, y desde las más altas esferas se ha querido dar un mensaje de optimismo y de ilusión. Que se logre, en gran parte, dependerá de que la pelota quiera dar un buen resultado el Domingo de Ramos. Aunque, en ello, no tengan nada que ver todos los que han hablado ni el que hablará hoy.

El segundo capítulo se vivió ayer en la sala de conferencias del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Alfonso García Piñero y Raúl Lozano mantuvieron un 'desayuno de trabajo' con los periodistas. Ambos han llegado hace poco tiempo a sus nuevos cargos y el club entendió que era un buen motivo para compartir unos minutos con los que día a día están viendo al equipo y siguiendo la actualidad de la entidad. Primero sin micrófonos y luego en rueda de prensa. Aunque ninguno dijo algo diferente en ambos escenarios. Porque hubo dos temas encima de la mesa. Tanto el optimismo mostrado por Alfonso García un día antes como, sobre todo, la realidad deportiva que se vive en otra campaña que está siendo complicada.

El presidente de la UDA estuvo el miércoles en Almería y sus palabras, sobre que «lo mejor para el club está por llegar», provocaron que las especulaciones se sucedieran sobre a lo que se refería. Todo llega tras una estancia de 10 días del dueño de la entidad en China y otros países asiáticos. Pero tanto el vicepresidente ejecutivo como el director deportivo, prefieren centrarse en la actualidad del primer equipo. Un plantel que está en puestos de descenso, tras sumar 10 puntos de los últimos 15 disputados. Alfonso García Piñero y Raúl Lozano mostraron su confianza y optimismo, aunque de una distinta medida a lo que dijo el máximo dirigente 24 horas antes.

Sin pistas

Sí que el hijo del propietario respondió a una cuestión sobre las palabras del dueño. Más bien, sobre las sensaciones que pudo dejar García Gabarrón por sus manifestaciones y el grado de optimismo que desprendió hablando del futuro de la entidad, se mantenga o no el primer equipo en la Liga de Fútbol Profesional. García Piñero también lo ve ilusionado y optimista. «A día de hoy sí, como habéis podido comprobar». Tampoco quiso profundizar más. «No sé lo que llevará entre manos». Para hacer su primer 'regate' y centrarse en lo deportivo. «La realidad es que andamos en un buen momento. Lógicamente también le influirá». Eso sí, «falta mucho, no tenemos nada conseguido y hay que estar centrados en lo que queda».

En lo que no piensa es en un descenso. «No pienso en esa posibilidad», dijo cuando se le preguntó si una pérdida de categoría supondría el final de la actual UDA. «En el caso hipotético que pudiera darse, que no la contemplo y no se dará, entiendo que, lógicamente, no habrá ningún problema para la continuidad de todo». A su juicio, no se deben perder fuerzas en pensar en lo que no ha sucedido. «No debemos andar preocupados por esa posibilidad. Hay que estar centrados y poner toda la carne en el asador para que no suceda», destacó Alfonso García Piñero.

Raúl Lozano, por su parte, fue mucho más claro. Teniendo contrato hasta el 30 de junio, no quiere pensar en largo plazo y, ni mucho menos, en otra cosa que no sea la salvación. «Lo importante es salvarnos, luego ya se verá», recalcó.

Es de los que no quiere hablar de pasado. Podría parecer que está señalando a los culpables de esta situación. Prefiere mirar adelante y confiar en lo que ha visto en el último mes y medio. «Yo sé lo que me he encontrado y lo que estamos haciendo para que el grupo esté unido. De este mes y medio, he visto un grupo muy unido, muy trabajador y con ganas de sacar esto adelante». Sin más.

Es la 'pescadilla que se muerde la cola'. Los buenos resultados de las últimas semanas están llegando por el cambio o es el cambio que se ha producido por los buenos resultados. Cuestión de confianza en la mente de los jugadores. Aunque todavía no ha dado para salir de la zona más peligrosa de la clasificación.

Del descenso se podría salir la próxima jornada. La teoría dice que así será si los rojiblancos ganan al Zaragoza en el Mediterráneo. Los otros resultados pueden hacer que se aclare el panorama o que se apriete todavía más. «Al final de la jornada lo veremos y estaremos más o menos contentos». El salmantino es de la opinión que no deben pensar en los demás. «Tenemos que centrarnos en lo nuestro. Ganar el partido y estoy convencido que si ganamos saldremos de los puestos de descenso».

Salir del descenso

Es lo que le está faltando desde su llegada. Ver la respuesta del equipo fuera de los cuatro últimos lugares. «Se mirará con otra perspectiva una semana más el trabajo que estamos haciendo». Insistiendo en que el 10 de 15 aumente hasta los 13 de 18 puntos disputados. «Nosotros dependemos de nosotros. Si vamos sacando los resultados, al final vamos a salir sin tener que mirar a otros campos», apuntó.

Pero como un mal resultado de un rival beneficia, es de los que cree que un mayor número de equipos implicados en la lucha por el descenso es bueno para los que están abajo y quieren salir de la zona de quema. Puso como ejemplo la pasada jornada. El Almería ganó en Tarragona y no dejó el pozo. A largo plazo, la jornada fue positiva para los rojiblancos. «La gente estuvo un poco triste por los resultados que se dieron. Pero ves que, en vez de cuatro, hay 10-12 equipos implicados en no bajar. Es lo importante».