Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

La 'fiesta' tiene más invitados

El triunfo de la UDA en Tarragona ha apretado la parte baja de la clasificación.
El triunfo de la UDA en Tarragona ha apretado la parte baja de la clasificación. / LOF
  • La última jornada ha dejado a más equipos implicados en evitar el descenso de los que había hace apenas dos semanas

Todo el entorno de la Liga 1|2|3 repite una y otra vez la extraordinaria igualdad que hay en la competición. Y no se dice por decir. Es la verdad más absoluta. Porque cada semana, lejos de aclararse casi todas las opciones, lo que ocurre es que el lío es mayor. Salvando al líder, que cuenta con 20 puntos de ventaja sobre el tercero y quedan 30 por disputarse, el resto de escuadras pelean por algún objetivo. Porque ya no hay nadie que tenga todo hecho. Quizás el Sevilla Atlético, con colchón por encima del descenso y sabiendo que no puede subir. El resto, nada de nada. O, mejor dicho, todo de todo.

La última jornada parecía propicia para que todo estuviera más aclarado. Pues no. Lo único que ha aclarado es que hay más invitados a la particular fiesta del descenso. También al posible del play off, aunque en menor medida. A falta de 10 partidos, entrando en el periodo que decía Luis Aragonés en el que los equipos se juegan todo y deben llegar en el mejor estado de toda la temporada, la mitad de los conjuntos no ha hecho los deberes en cuanto a la salvación. Tienen 'invitaciones' para lograr uno de los cuatro billetes que nadie quiere. Escuadras, en algunos casos, que parecían completamente tranquilas hace apenas dos semanas. Una tranquilidad que les ha llevado a que, ahora, estén metidos en serios problemas.

Pocos puntos

Quizás no por el puesto que ocupan en la clasificación, pero sí por los puntos que tienen de ventaja sobre el pozo. Y todo tras haber ganado dos de los equipos que empezaban en descenso (Alcorcón y UDA) y uno que, el domingo por la tarde, había caído a la parte baja (Córdoba). Tres triunfos que han puesto 'patas arriba' la zona más conflictiva. Resultados que han llevado a sus víctimas a ver todo algo más oscuro que el pasado viernes. Los madrileños ganaron al Mallorca y lo han dejado a cinco puntos de las posiciones de permanencia. Los rojiblancos vencieron en Tarragona y dejaron a los catalanes sin poder poner hasta seis puntos con el descenso, estando ahora con los mismos dígitos que el Alcorcón. Por su parte, la derrota del Elche en tierras califales provocó que el conjunto ilicitano se quede con tres de colchón, cuando hace apenas dos semanas tenía casi una decena.

Y es que nadie da nada por perdido. El descenso se ha puesto caro. Si la salvación está, en la teoría, en 50 puntos, para lograrlo deberían hacer, prácticamente, la mitad de lo que queda. Al menos, UDA (35), Alcorcón (36), Nàstic (36) y Rayo Vallecano (36). Los dos primeros perderían, a día de hoy, la categoría. Los otros dos se salvarían por el golaveraje general con relación a los madrileños. Aunque para nada son los únicos que tienen el problema.

La distancia con el play off es más amplia que con el descenso hasta en la posición que ocupa el Reus. Un equipos que va perdiendo fuelle partido a partido. Sin haberse complicado la vida en exceso, sigue viviendo de las rentas de una gran primera vuelta. Ahora está a cuatro puntos del Alcorcón. Los catalanes jugarán el último partido del presente ejercicio en Almería. Hasta hace un par de jornadas, lo normal era pensar que a esa cita llegarían sin nada que jugarse. Después de los últimos resultados, todo es posible.

Tal y como le ha sucedido al Elche. Parecía que el equipo de Toril estaba salvado. Tras ganar en Tarragona, hace dos jornadas, alcanzaron los 39 puntos. A 11 de lo que marca la teoría y con 36 por jugar. Pero perdieron en su casa ante el Zaragoza y en Córdoba. A tres del descenso. Cifra igual que la del Real Zaragoza. Cambiaron de entrenador y el triunfo en el Martínez Valero daba la impresión que servía para cambiar el rumbo. En su feudo no pasaron del empate frente al Real Valladolid. La siguiente salida es a Almería.

A cuatro

Los maños llegarán con cuatro puntos de margen en relación a la UDA. Una situación calcada a las dos últimas que ha vivido el equipo entrenado por Luis Miguel Ramis. En ambos casos, el resultado final ha sido favorable a los intereses rojiblancos. Ganaron al Alcorcón y les vencieron en el golaveraje particular. Fueron a Tarragona para imponerse al Nàstic y, además, mantener el golaveraje particular. El domingo (20.30 horas), nueva prueba de fuego. Si logran el triunfo por más de un gol, también tendrían el 'punto extra' con el cuadro aragonés del lado almeriense. Y, sobre todo, impedirían que superasen, en la jornada 33, los 40 puntos.

Ambos equipos saltarán al césped del Estadio de los Juegos Mediterráneos sabiendo lo que han hecho todos los demás en la jornada. Teniendo claro que si el acordeón vivido este fin de semana sigue comprimiéndose más o, por el contrario, se ha aclarado más el panorama y alguien ha podido poner tierra de por medio con el descenso.

La clave la tendrán los dos últimos clasificados. El Mirandés recibe al Alcorcón y el Mallorca al Nàstic. Si el triunfo cae del lado local, los ganadores mantendrían alguna esperanza de salvación y los derrotados sufrirían un duro golpe. Si es al revés, burgaleses e insulares se podrían estar ya despidiendo de la categoría y, a su vez, el descenso se pondría mucho más caro. Madrileños y catalanes rozarían ya los 40 y meterían mucha presión al resto de los que están por encima suyo.

Todo sin olvidar que Rayo, UCAM y Numancia juegan ante equipos que están entre las seis primeras plazas. Reus y Córdoba se miden a conjuntos que quieren apurar sus posibilidades de play off. Mientras, el Elche recibe al Sevilla Atlético. Demasiados invitados para una fiesta que acaba de comenzar.