Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

El Almería interpreta la final ante el Alcorcón para ganar

El Almería interpreta la final ante el Alcorcón para ganar
  • Quique, con dos goles, y Motta, con un partidazo, claves en el triunfo rojiblanco

El Almería sumó una importantísima victoria para su cruzada particular, la de salvarse y lo hizo por saber interpretar un partido que tenía tintes de final y que sitúa a los almerienses más cerca del objetivo. Aunque vive en descenso, el equipo rojiblanco salió al campo con la misma intensidad que el rival, pero tuvo que 'navegar' para salvar el oleaje del práctico fútbol del Alcorcón, sin gol como siempre que juega fuera de Santo Domingo. Quique, en el 27, aprovechó un gran centro de Marco Motta, para quitarse las prisas y los miedos.

Estos, sin embargo, llegaron en la segunda parte, con el empate de David Rodríguez, cuando se dejaron sin sancionar dos penaltis -uno en cada área-. Pero el Almería interpretó que no había que 'flagelarse', sino seguir como hasta este momento, porque el gol alfarero llegó cuando peor jugaba. Quique, otra vez Quique, volteó el marcador, tras un buen servicio de Fidel que hizo que el campo se pusiera a favor del Alcorcón, porque llegaba con más facilidad al área rojiblanca que al contrario. Pero no hubo precipitación. Los cambios aportaron mucho y Antonio Puertas, en la jugada final, agradeció con un gol el servicio de un Quique González que se salió y dejó motivos para 'desenterrar' a Cervantes. «Ladran Sancho, luego cabalgamos» y el pucelano responde con la mejor medicina a las críticas, con goles.

A por todas

Ambos equipos no escatimaron nada. Desde el inicio los dos equipos presionaron la salida de balón del rival de forma adelantada para impedir esa comodidad en la conducción. El Almería fue el que primero llegó al área contraria, pero sin acierto en el disparo final, de Ramón Azeez, en el minuto 6, que se marchó a saque de esquina.

El Alcorcón buscó la espalda de Nano para hacer daño y, en el 9, dispuso de la primera, pero Marco Motta se encargó de impedir que la acción de peligro del conjunto alfarero, que llevaba el partido al camino propuesto.

Aunque le costaba, el acercamiento más peligroso lo hizo la UD Almería en el minuto 15. Fidel condujo el balón en la frontal del área, buscando hueco, se lo puso a Antonio Puertas, que vio a Marco Motta entrar entre defensores y el italiano la puso al primer palo, pero Quique González no acertó en el remate. El Almería trataba de intimidar al Alcorcón y empezaba a tener algo de iniciativa, aunque atento a la velocidad del Alcorcón, que trataba de salir tras pérdida, solidario y muy ordenado para cortocircuitar las intenciones ofensivas de la UD Almería.

Más balón local

A la contra, Tropi buscó sorprender sin hacerlo y quien sí lo hizo fue el Almería en una gran acción de Marco Motta. El italiano enganchó un balón difícil para ponerla perfecta al corazón del área, Quique González la buscó, ganándole la partida a Owona, para poner al Almería por delante en el marcador.

El tanteo obligó al Alcorcón a adelantar líneas, siguió presionando la salida de balón de la UD Almería, en la que Ramón Azeez y Joaquín Fernández se complicaban para sacarlo. Inicialmente no hubo ocasiones, pero en el 41 fue David Rodríguez el que pudo entablar, en un balón a la media vuelta que el talaverano la mandó fuera por poco, a la derecha de Casto, que tapó hueco. Quique, en el 43, remató flojo a las manos de Dmitrovic un centro de Fidel, por banda izquierda.

El partido era de ida y vuelta y el último toque de atención lo dio Pablo Pérez, con un disparo ajustado al palo derecho de la meta defendida por Casto que se marchó fuera por poco antes de que llegara el descanso en el Juegos Mediterráneos, en un partido marcado por la igualdad en los duelos individuales. Sólo hubo uno desequilibrado desde el principio, el que mantuvieron Marco Motta e Iván Alejo, que lo ganó el italiano, fabricante del primer gol.

De salida, el Alcorcón buscó el empate y estuvo cerca para la UD Almería, pero Pozo no acabó una acción entre Antonio Puertas y Motta, que volvió a poner un balón de dulce, que el malagueño tardó en interpretar. En el área contraria, Díaz de Mera se comió un penalti de Ángel Trujillo sobre David Rodríguez, que 'rectificó' con la no señalización de un penalti sobre Quique González, por un agarrón de Fede Vega.

El Alcorcón no estaba en su mejor momento, pero una falta buscada por Óscar Plano dio pie a las tablas. El propio capitán alfarero la puso dentro del área, el Almería fue blando en defensa y David Rodríguez, un cazador en área contraria, la puso con el alma al fondo de las mallas rojiblancas.

Pero el Almería reaccionó pronto. No tuvo tiempo ni de que Alcorcón celebrara, ni de que los unionistas sufrieran. Una gran acción de Fidel acabó con un mejor remate de Quique González que, como en el primer gol, se fue al primer palo para rematar impecable e inapelable sin que Dmitrovic pudiese llegar.

El Alcorcón movió ficha antes dando entrada a Martín Luque para quitar a Toribio y Ramis puso a Corona en lugar de Pozo, para dar un pasito atrás con la intención de tener más balón en el centro del campo. Tuvo más balón el Alcorcón y, en el 82, estuvo cerca del gol en un fallo de Trujillo. El balón le cayó Martín Luque que disparó, pero Ximo Navarro sacó una pierna prodigiosa para mandar el balón a córner.

En esa fase, el Alcorcón jugaba con más jugadores por delante del balón que por detrás. Era la hora de saber defender el resultado a favor. Con la entrada de Kalu Uche, el nigeriano se quedó solo arriba y Quique pasó a banda izquierda. Precisamente el vallisoletano hizo el regalo de la tarde. Una contra le cayó al pichichi que, en lugar de hacer su tercer gol, se la dejó a Antonio Puertas para poner la rúbrica y ganar la primera final.

Sí se puede.