Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

¿Quién tiene el mejor calendario?

La UDA tendrá que medirse, de forma consecutiva, a cuatro rivales directos para evitar el descenso.
La UDA tendrá que medirse, de forma consecutiva, a cuatro rivales directos para evitar el descenso. / LOF
  • La UDA es el único de los equipos de la parte baja que se mide a cuatro rivales que están en una zona tranquila

Salvo una racha espectacular de alguno de los equipos que está ahora mismo en la parte baja de la clasificación o, por contra, una muy mala racha de algún conjunto que parece estar en una zona tranquila de la tabla, las cuatro últimas posiciones se la jugarán entre nueve equipos. La distancia podría parecer mucha entre, por ejemplo, el Almería y el UCAM Murcia. Siete son los puntos que separan a ambos conjuntos. Por lo visto a lo largo de la temporada, se podría descartar el equipo de Francisco como uno de los que tenga problemas en el tramo decisivo. Pero ellos tienen la referencia en el Rayo Vallecano, con cuatro menos. Así que nadie quiere dar a nadie por salvado ni por condenado. Y bien que hacen.

Porque lo que hoy es blanco mañana puede ser negro. Como le ha ocurrido al Nástic de Tarragona. Los catalanes han estado durante todo el ejercicio 'adueñados' de la última posición. Una buena racha los sacó de los puestos de descenso. La pasada jornada recibían al Elche y ya había personas que decían que, en caso de victoria, podrían aspirar al play off de ascenso. Derrota y a un punto del descenso.

El pensamiento se produjo al tener enfrente un equipo, como el ilicitano, que estaba instalado a lo largo de la campaña en una zona llamada tranquila. Sin aspiraciones de meterse en play off y teniendo una buena distancia con el descenso. Un aspecto que se ha acrecentado tras la última cita liguera.

Dicho marcador demostró que nadie puede dar por hecho nada en la Liga 1|2|3. A lo que se aferran los que ocupan puestos de descenso. Pese a la distancia de cuatro puntos y, por tanto, a que no dependen de sí mismos ni Mirandés ni UDA, en ambos bandos miran al calendario y tienen muy claro que todo, a falta de 12 jornadas, depende de lo que hagan ellos en el tramo final. Y lo sostienen, al menos en la teoría, con conocimiento de causa. Los dos deben jugar la mitad de los encuentros que quedan ante otros conjuntos que, también, están luchando por evitar el descenso. Con un calendario muy similar, además, tienen, como aspecto positivo, que se tendrán que medir a un rival solamente de los seis que, actualmente, ocupan puestos de ascenso o play off. La única diferencia, a día de hoy, es que el Almería tendrá solamente un partido ante un rival que busca meterse entre los seis primeros y el Mirandés aumenta a dos. Por contra, los rojiblancos tienen en el horizonte a cuatro rivales que, en teoría, no se jugarán nada y, en los burgaleses, el número baja a tres.

Más es menos

Si los que están más abajo tienen el mejor calendario, conforme van subiendo en puestos la dificultad aumenta. No ya porque tengan duelos directos. Lo es porque se tienen que enfrentar a más equipos que están instalados en la parte más noble. Los que tienen el play off o, incluso, el ascenso directo como único objetivo. Los que también se juegan algo importante y un punto puede ser que los lleve a la postemporada o quedarse con la miel en los labios. Plantillas como las del Cádiz, Getafe, Oviedo o Tenerife serán las que marquen en gran medida lo que ocurra en la parte más baja de la tabla.

En este sentido, el UCAM es el que peor lo tiene. Cinco encuentros ante equipos de la parte más alta y otro par ante escuadras que intentan arrebatar alguno de los puestos mencionados. Nástic, Real Zaragoza y Alcorcón también tendrán otra manita de choques contra los que están, ahora mismo, en la parte de más privilegio de la temporada. Con la particularidad de que solamente los universitarios deben medirse al Levante. Y lo harán en la antepenúltima jornada, en el Ciutat de Valencia, cuando los valencianos deberían llevar ya varias jornadas como equipo de la Liga Santander. Y será justo antes de medirse a Alcorcón (casa) y Nástic (Tarragona) en los partidos finales. Cuando ya debe saberse si todo se jugará a una carta o alguno ha escapado de la quema y dejan de ser choques entre rivales directos por la salvación.

Rivales sin objetivos

Como en todo final de temporada, los equipos tienen muy claro que no es lo mismo medirse a alguien que se está jugando la vida que hacerlo ante un rival que ya ha hecho todo y que piensa en la siguiente campaña. Tanto a nivel institucional como los propios jugadores. Sabedores de que pueden pensar ya en el futuro porque el presente está más que solventado.

Nástic y Alcorcón son los únicos que deberán medirse, con la clasificación actual, a un equipo que nada se jugará. Salvo hecatombe, el Reus ya puede estar viviendo de las rentas. Más o menos, lo que ha hecho en la segunda vuelta. Los tarraconenses, además, se medirán a otros cuatro equipos de la zona más baja de la clasificación. Solamente ellos podrían complicarse la vida. Lo que no sería bueno para el Almería, Porque la temporada se cierra con un UDA-Reus. De ahí que muchos piensen, ¿quién tiene mejor calendario?