Ideal

UD Almería

UD Almería

Otros 3 puntos que se esfuman

  • Los rojiblancos vuelve a caer y siguen su cuesta abajo

Decía el técnico utrerano Joaquín Caparrós, antes de jugar con Osasuna su último partido frente al FC Barcelona -y no fue la primera vez que lo dijo-, que para él un enfrentamiento contra el conjunto blaugrana era como ir al dentista. La UD Almería es el Osasuna de Primera División o se le parece -ocupa posición de descenso y está más muerto que vivo, mientras no se demuestre lo contrario-, y también visita al 'dentista', en este caso al dentista de la división de plata del fútbol español, un equipo que se ha mostrado intratable. Curiosamente, este odontólogo utiliza la misma bata, con los mismos colores, puede que los instrumentos no sean los mismos o su praxis sea diferente, pero también su trabajo es casi perfecto y todo el que va a su 'consulta' echa en falta alguna pieza dental cuando sale, como si el diagnóstico hablara de piezas picadas. Hay que decir, antes de ir, que la UD Almería tiene varias que están totalmente destrozadas.

Los rojiblancos, sin embargo, viajan al Ciutat de Valencia a curarse la dentadura. El nuevo entrenador del cuadro rojiblanco, Luis Miguel Ramis, dijo el pasado viernes, en su comparecencia previa al partido de hoy, que la UD Almería debe ir a Valencia a 'morder'. Fran Vélez, uno de los capitanes del conjunto unionista, dijo el pasado jueves que el nivel de esta plantilla no ha quedado demostrado y, con trece partidos por delante -mal número para los supersticiosos-, es la hora para hacerlo, para no fijarse en quién se pone por delante, atrancar los dientes y morder donde nadie lo ha hecho. Siempre hay una primera vez y para la UD Almería no hay mas tiempo que perder, que ya es mucho el que se ha tirado, por unas circunstancias o por otras.

A resucitar

La cita, como sucedió en la de la primera vuelta, llega después de verse noqueado, sin llegar esta vez al ko, por el Huesca y el equipo reaccionó enseguida, precisamente frente al Levante, al que le salvó la campana frente a un equipo rojiblanco que empujaba y el tiempo le cortó la reacción cuando más metido en el partido estaba. Toca hacerlo hoy de nuevo, resucitar, y ante el rival más preciado de la competición liguera, un equipo invencible en su fortín del Ciutat de Valencia, donde solamente dos equipos -Getafe y Cádiz- han conseguido no perder como sí lo hicieron los otros doce que acudieron al vetusto coliseo granota, más allá de que nueve de esos visitantes sufrieran la derrota por la mínima.

A ese ejemplo incompleto debe agarrarse el nuevo equipo dirigido por Luis Miguel Ramis, a que tiene opciones de, si hace bien las cosas, poder darle un susto, porque, aunque el fútbol no entiende de reglas de tres, sí es verdad que equipos que han perdido frente los rojiblancos como Nàstic, Mallorca o Rayo Vallecano estuvieron próximos a darle un susto a los de López Muñiz, perdiendo por la mínima. Que no lo hicieran es positivo porque de hacerlo les hubiese separado más en la clasificación, pero ahora toca ser quien lo dé. El otro objetivo del cuadro unionista responde al juego, velocidad y acabar jugadas, si es con gol que duda cabe que será mejor.

Lo que sí que tiene que estar obligado a hacer el Almería es a comportarse como un rival intenso, muy intenso, a no cometer pérdidas y si lo hace que esté preparado para que no sean dañinas. En eso incidieron mucho en la sesión preparatoria desarrollada el viernes en el anexo del Estadio de los Juegos Mediterráneos tanto Ramis como su segundo entrenador, José Manuel Gil, solicitando menor esfuerzo para volver atrás en ese intento por defender lo que hasta ahora, para siete visitantes, ha sido indefendible. Esa es la cifra de equipos que se quedaron sin marcar en el Ciutat de Valencia.

Muchas incógnitas

Quienes lo ejecuten vestidos de rojiblanco hoy es lo complicado de advertir porque, además de por los pocos días que Luis Miguel Ramis lleva dirigiendo al equipo, los continuos cambios realizados durante esas tres sesiones, además de que la de ayer fue a puerta cerrada, esconden datos de una fisonomía que podría hablar de tres hombres en el centro del campo, con Borja Fernández y Ramón Azeez como seguros, con posibilidades para que Fran Vélez o Miguel Ángel Corona ocupen la posición restante en la parcela ancha, ya que el nigeriano actuaría como enganche con la posesión y retrasarse para reforzar el centro del campo tras pérdida.

No es momento, o sí, para hacer cambios o cuando menos para variar lo que da la sensación de estar funcionando bien. En los dos últimos partidos, el equilibrio que necesita el equipo ha tenido a favor el aspecto defensivo, si bien es cierto que el Huesca sobre todo tuvo las suyas o que ese equilibrio necesita de unas mejores prestaciones en ataque, donde la creatividad escasea hasta el punto de que en los dos últimos partidos sólo disparó tres veces entre los tres palos.

Un rival entero

Enfrente, un Levante que espera en casa con todo. Será la primera vez desde que comenzó el campeonato que López Muñiz no tiene bajas, ni por lesión ni por sanción. Natxo Insa, que parecía que no iba a llegar por una fuerte contusión en el tobillo derecho sufrida en el partido que el Levante ganó la semana pasada en Valladolid, en la que participó en dos primeros goles. Recuperado de esas dolencias, el alicantino vuelve para ser ese hombre importante en un equipo que además recupera a José Campaña, que no pudo estar en el José Zorrilla por sanción.

Lo cierto es que, aunque ambos estuvieran de baja, el Levante es claro favorito al triunfo por los números que firman los de Juan Ramón López Muñiz, invictos en casa en base a la solidez con la que se muestra un equipo que necesita poco para hacer gol y que defiende bien las conquistas como lo demuestra el hecho de que la mayoría de sus partidos los gana por la mínima, pero muchos de ellos sin encajar gol, incluso cuando gana fuera.

El líder recibe a un necesitado Almería con la idea de amargar el estreno de Luis Miguel Ramis en su banquillo y, así, sumar tres puntos a la espera de que otros resultados le permitan ampliar su ventaja con el tercer clasificado, el primero que no asciende directamente.

El equipo valenciano tiene ahora mismo 18 puntos más que el Cádiz, que es tercero, y 19 más que el Tenerife, que es cuarto y que recibe al Reus. Por lo tanto, un triunfo ante el Almería y otro del Girona, que es segundo, frente al Cádiz, harían que su colchón creciera al menos hasta los 19 puntos, que podrían llegar a ser 21 si cae el Tenerife, a falta sólo de 36 por disputarse.

El conjunto granota afronta este encuentro tras la exhibición que dio la pasada jornada en Zorrilla, donde se impuso al Valladolid (0-4). Además, lleva seis jornadas sin perder con cinco triunfos y un empate.

Directo

En breve en ideal.es/almeria

Otra derrota de los rojiblancos, que vuelven a las andadas lejos de casa, en un partido que cobró vida al final, con los cambios tarde.

El Almería tuvo sus opciones, pero le faltó reaccionar antes.

Pasó lo que había pasado en tantos encuentros. Ganó el Levante.

Concluye el partido en el Ciutat de Levante.