Ideal

UD Almería

UD ALMERÍA

El Almería reacciona tarde ante el líder

El Almería reacciona tarde ante el líder
  • El Levante se adelantó de penalti a un equipo rojiblanco más sólido, pero sin pegada

La derrota entraba en las previsiones, pero el Almería tuvo opción de empatar, puede que hasta lo mereciera, pero de merecimiento no se vive en fútbol. Ganó el Levante en un partido de escaso ritmo, que se jugó a la velocidad que quiso el equipo de Juan Ramón López Muñiz, que se adelantó en el marcador tras un penalti de Nano sobre Postigo, que Roger convirtió en gol.

Ramis se va contento por el juego y descontento por el marcador en su debut

El equipo rojiblanco, hasta ese momento, sólo se mostró comprometido en defensa para no sufrir demasiado, pero careció de acierto en el último pase.

En la segunda parte estuvo mejor. No se sabe si por méritos propios o por el hecho de que el Levante no veía peligrar la victoria. Con los cambios, mejoró el equipo de Ramis, sobre todo con la entrada de Pozo, cuando la propuesta era la de mirar a la portería rival y menos a Casto, que tuvo un par de buenas intervenciones. Pero lo del gol es una rémora para el equipo rojiblanco, incapaz de hacerle uno al 'arco iris'. Una mano prodigiosa de Raúl Fernández y un balón al palo que dio en el interior y 'no quiso' entrar, llegando el rechace a las manos del cancerbero levantinista.

El Almería 'suma' así una nueva derrota, sigue en la cola de la clasificación, pero ahora mira hacia el futuro y, tras jugar con el líder intratable de Segunda División, empieza su otra liga ante rivales que quieren salvarse, como el Almería, aunque a los rojiblancos les falta el gol, que es lo que impide mejores números.

Sin llegada

Empezó el partido con intensidad por parte de ambos equipos, pero con más peligro para el conjunto levantinista que, en el minuto 2, probó a Casto, con una acción por banda derecha de Jason que acabó en los pies de Víctor Casadesús, que disparó desde fuera del área para que el cancerbero rojiblanco lograra despejar el peligro.

Era una declaración de intenciones de los de López Muñiz ante un Almería con pérdidas rápidas de balón y, por tanto, con dificultades para crearle peligro al mejor portero de la categoría. Esas pérdidas provocaron que, en el minuto 5, Morales buscara de nuevo la portería de Casto, con un disparo lejano que se marchó por encima del larguero de la meta defendida por el rojiblanco Casto.

El primer córner lo forzó Quique González, en el minuto 6, con una acción en la que el goleador pucelano se hizo con el balón y el disparo, después de dar en Rober Pier, se fue por la línea de fondo, en el primer acercamiento claro de la UD Almería al área del conjunto levantinista, que fue incrementando el dominio ante un Almería con buen arranque de partido, pero que fue dejando en nada la presión expuesta de salida.

El Almería no existía en ataque, sólo trataba de defenderse y con problemas. No tenía línea de pase por la propuesta ejercida por el Levante y los rojiblancos lo intentaban con algún robo. En el 23, una falta sobre Antonio Puertas la lanzó Fidel y Trujillo, que se adelantó a los marcadores locales, remató de cabeza fuera, dirección idéntica que tomó Víctor Casadesús al rematar un saque de esquina lanzado por Jason, en el minuto 26.

Sin acierto

Más centrado en defenderse, porque no había otra opción, el Almería estuvo cerca del gol en el minuto 28, en una contra de Quique González que se adelantó a su par, pero no fue capaz de rematar, el balón le cayó a Fidel y se la puso a Antonio Puertas a la cabeza, pero el remate del almeriense se fue ligeramente desviado, demasiado cruzado, de la meta de Raúl Fernández.

El Almería, que vio cómo tenía que realizar el primer cambio por la lesión de Fran Vélez para dar entrada a Borja Fernández, se mostraba intenso en lo único que podía hacer, defenderse, pero en el 36 llegó una falta lateral de Fidel que lanzó Campaña al área acabó con Nano agarrando a Postigo y Pérez Pallas no dudó sancionando la acción como penalti, cuando Casto había respondido con una gran intervención. La pena máxima fue transformada por Roger, el máximo goleador, que puso el balón donde era imposible llegar. Se adelantaba el Levante y comprometía a un Almería que si ya tenía problemas con el 0-0 más podría tener con el marcador en contra, por la capacidad del cuadro levantinista para manejarse con el marcador a favor.

En el 43, el Levante estuvo cerca del segundo en un disparo de Víctor Casadesús desde la frontal que Casto no logró atajar y Pedro López, que fue el asistente, entró al rechace, pero no llegó a rematar tras caer en el área acosado por Nano.

En el descuento, una falta parecida a la que ocasionó el penalti la tuvo el Almería. Fidel la colgó al segundo palo y Borja Fernández remató fuera justo cuando Pérez Pallas señalaba el final de la primera parte.

Jugado el primer cuarto de hora de la segunda parte, el Almería tuvo más balón, pero idénticos problemas de cara al marco contrario. El acierto en el último pase impidió que las ilusiones de ver puerta, con el marcador decantado para los locales, para igualar el partido se difuminaran poco a poco y las opciones de hacer daño al Levante, que jugaba a una velocidad menor, eran escasas.

Vivo por el ritmo

Con esa actitud levaninista, sí es cierto, el Almería estaba más vivo en el partido, pero las ocasiones no llegaban. El cuadro de Juan Ramón López Muñiz la tuvo a balón parado, tras una falta de Ximo Navarro a Casadesús que Jason mandó al centro de la portería y Casto despejó de puños. La nula efectividad arriba obligó a Ramis a mover ficha. Sentó a Trujillo para dar entrada a José Ángel Pozo, con lo que Joaquín retrasó su posición al centro de la defensa. En el 67, Fidel remató y Pedro López la sacó por la línea de fondo, tras centro de Isidoro. El saque de esquina deparó un gran remate de Quique que Raúl Fernández mandó de nuevo a saque de esquina.

El Almería tenía más presencia arriba, pero se mostraba incapaz de encontrar portería ante un Levante sin velocidad, que aún así tuvo la suya en el 76, en una contra conducida por Morales que acabó con disparo de este y parada del cancerbero de la UD Almería.

El equipo rojiblanco lo siguió intentando y puso cerco al área de Raúl Fernández, pero sin conseguir sacar rédito a ese empuje que sólo deparó saques de esquina, ya con Juanjo Expósito en el campo y jugando con tres defensas, porque el cambio fue por Isidoro. El tercero deparó un centro de Pozo que Borja Fernández remató fuera. El gol estuvo más cerca en el 85, en una jugada que tocó Juanjo Expósito para Antonio Puertas y su remate lo sacó con la mano Raúl Fernández. Pero aún hubo más porque en el 88, un centro de Nano desde la izquierda no logró tocarlo nadie y se estrelló en la parte interna del palo izquierdo de la meta de Raúl Fernández al que le cayó el rechace.

Al Almería se le iba la oportunidad para haberle 'hincado el diente' a un Levante menos intenso que en partidos anteriores.