Ideal

UD Almería
Borja trabaja bajo la mirada atenta de Enrique Portaz.
Borja trabaja bajo la mirada atenta de Enrique Portaz. / J.J.A.

UD Almería

El Almería quiere controlar el balón ante el Levante para tratar de sorprender

  • Borja Fernández participó en el entrenamiento y apunta a titular en el partido de mañana ante el sólido líder de la competición

La Unión Deportiva Almería continúa con el pie del acelerador a fondo para ofrecer una imagen competitiva en el Ciutat de Valencia que le haga tener opciones de sumar puntos ante el rival más en forma de la competición. El nuevo técnico rojiblanco, Luis Miguel Ramis, apura cada minuto de cada entrenamiento con el fin de hacer llegar al equipo de la manera más efectiva al campo del líder, el Levante, que si bien es cierto continúa invicto en su feudo no menos cierto es que de las doce victorias conseguidas como local, nueve, han sido por la mínima. Además, sus dos empates, que los firmó de forma consecutiva, dieron paso a la conquista de siete victorias seguidas en el Ciutat de Valencia. Cuatro de esos partidos los ganó por 1-0, dos lo hizo por 2-1 y sólo frente al Córdoba logró ganar con cierta comodidad (3-1).

Con el fin de dar la sorpresa, los rojiblancos se ejercitaron ayer desde las diez y media de la mañana en el anexo del Estadio de los Juegos Mediterráneos en un entrenamiento muy similar a los dos anteriores que ha dirigido el nuevo entrenador de la UD Almería, en los que tuvo protagonismo absoluto el balón y se llevaron a cabo situaciones de juego continuas con las que se buscó la máxima intensidad en cada una de ellas. El entrenador busca equilibrio y 'chispa' en los que componen la plantilla para afrontar de tú a tú el choque ante el líder.

Borja Fernández fue la gran novedad, puesto que trabajó con normalidad con el resto de sus compañeros. El centrocampista orensano estuvo con trabajo específico en los últimos días, pero ya completó la sesión sin problemas. Javi Álamo y Karim Yoda siguen sus particulares tiempos de recuperación y están descartados para el partido del domingo.

Este sábado el equipo se encerrará en el Estadio de los Juegos Mediterráneos para trabajar la estrategia y, posteriormente, la expedición pondrá rumbo a Valencia para afrontar el primero de los trece partidos que quedan para que concluya la competición.

Lo que no se vio fue un posible once. El que sea nacerá con Casto bajo palos y puede que Joaquín, Ximo Navarro y Nano, en defensa, con la duda sobre si será Isidoro o Marco Motta el que actúe en el lateral derecho.

Todo apunta a un trivote en el centro del campo, con la participación segura de dos jugadores como Borja Fernández, si llega bien, y Ramón Azeez, mientras que existe la duda sobre el tercer hombre porque no parece probable que esta plaza la ocupe José Ángel Pozo. Corona, Fran Vélez y hasta Pape Diamanka pueden tener opciones de aparecer en el once. El senegalés lleva sin jugar desde los últimos 18 minutos del partido frente al Real Oviedo y sin aparecer en una convocatoria desde la derrota en casa frente al UCAM Murcia. Sin embargo, se le ha visto activo en el entrenamiento de ayer.

Con esa duda, la presencia de Quique en punta, con Antonio Puertas y Fidel, en las bandas, completarían el equipo.