Ideal

UD Almería

ud almería

Respetar el trabajo

Respetar el trabajo
  • "No sé si Fran Fernández es el entrenador idóneo para sacar al Almería de abajo. Lo único que tengo claro es que en Lugo no se ganó por casualidad"

Un solo partido ha necesitado Fran Fernández para conseguir a domicilio tres puntos, los mismos que ha logrado el Almería de Fernando Soriano en 14 salidas. Este dato, tan sencillo como impactante, no sirve para juzgar al técnico almeriense, que apenas ha tenido tiempo para trabajar con el equipo, pero sí es muy útil para formar una imagen de la paupérrima temporada que ha cuajado el entrenador maño.

Se empeñó Fernández en repetir una y otra vez en la rueda de prensa previa al partido en el Anxo Carro que la del fin de semana no era una jornada de transición. Los jugadores, por la actitud demostrada, parecieron tenerlo claro. El club no. En un sorprendente cambio de decisión, el Almería, tras varios días anunciando a bombo y platillo que se haría con los servicios de un técnico experimentado, ha reculado esta semana hasta el punto de sostener que Fran Fernández es ahora una alternativa al banquillo, como sorprendido de que ese entrenador que estaba en Tercera sacase adelante el partido en Lugo con muchísima más solvencia de lo que jamás lo habría hecho un desquiciado Soriano.

Lejos de aprender de los errores pasados, la directiva unionista está repitiendo los mismos pasos que con Miguel Rivera. El malagueño subió del filial tras la destitución de Sergi y, pese a estar dos semanas en el primer equipo, jamás se sintió el capitán de ese vestuario porque el club nunca le dejó claras sus intenciones. Finalmente, fue reemplazado por Joan Carrillo, siendo destituido poco después al no lograr buenos resultados con el B.

No sé si Fran Fernández es el entrenador idóneo para sacar al Almería de abajo. Lo único que tengo claro es que en Lugo no se ganó por casualidad. Un equipo bien armado, con jugadores como Azeez o Ximo recuperados para la causa y con varias alternativas en función del momento del choque así lo reflejan. La autocrítica ejercida tras el triunfo, también. El almeriense se ha ganado conocer su futuro más allá de lo que pase ante el Huesca, aunque el club siga pensando que no.