Ideal

UD Almería
Borja Fernández se ha hecho con un hueco en el equipo titular desde que llegó hace un mes.
Borja Fernández se ha hecho con un hueco en el equipo titular desde que llegó hace un mes. / AGENCIA LOF

UD ALMERÍA

«Debemos creer que podemos y tenemos cosas para ganar»

  • Borja Fernández apela a la fragilidad mental de la actual plantilla para señalarla como la causa de no haber ganado a domicilio en esta temporada

Borja Fernández ha llegado a la UDA para aportar su experiencia. No en vano es el más veterano del equipo. Pero lo que podía parecer un handicap , por la edad a la hora de hacerse con un hueco en el equipo nada más aterrizar en Almería, se ha convertido en la mayor virtud. El club intentó dotar al plantel de esa veteranía que le hacía falta y que, según se ha indicado desde la propia entidad, ha sido el causante de la pérdida de varios puntos. Los que están dejando a los rojiblancos en puestos de descenso y no poder estar en una zona más tranquila en la tabla clasificatoria. Y esa falta de saber estar en determinados encuentros se ha notado, en exceso, en los desplazamientos. Tres puntos de 33 posibles es el peor balance de los 22 conjuntos que militan en la Liga 1|2|3. La gran condena que está teniendo el equipo entrenado por Fernando Soriano, aunque sea una rémora que ya arrastran desde hace tres años. Después de dos salidas 'en falso', a la tercera espera que pueda ser la definitiva. Al menos, desde que está el gallego defendiendo la elástica rojiblanca. Algo vio en los choques disputados en Cádiz y Vallecas -con poco se debe conformar o son sus particulares 'brotes verdes'-, así que para Tenerife confía en que la mentalidad haya dado un vuelco y se vea a otro Almería. Aunque sean ya palabras repetidas hasta la saciedad.

Importante dentro y fuera

Si ha sido importante para el propio equipo en el terreno de juego, también debe estar siéndolo para lo que se 'cuece' en el vestuario. Ayer, en su comparecencia ante los medios de comunicación, hizo varias referencias a lo que hay en el 'templo' de los jugadores. Aquello de 'cualquier tiempo pasado fue mejor' lo llevó el mediocentro a su máxima expresión. «Los vestuarios de antes no son como los de ahora. Ha cambiado la mentalidad entre los jugadores que había antes con los que hay en la actualidad. Puede ser un paso más de lo que ocurre». Tras esta reflexión, lo puntualizó. «Creo que es psicológico el problema que tenemos fuera de casa. Sin profundizar más en eso, lo que tenemos que hacer es cambiar ya esa dinámica. Ver que podemos ganar y que sí tenemos cosas para ganar». En resumen, que se lo crean. Como si también estuvieran jugando en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, aunque en las últimas semanas parece que en lugar de que se les quede algo de lo que hacen en casa para los de fuera, es al revés.

Se cumple un mes desde que aterrizó en Almería. Tiempo para saber si ha cambiado de opinión o sigue firme en su convicción de que el Almería puede salir con solvencia de los puestos de descenso. O, como mínimo, tener aspiraciones reales de no perder la categoría. Preguntado al respecto, reconoció que, lejos de Almería, se sigue pensando que la plantilla es competitiva. «Tengo amigos en muchos equipos y, cuando hablo con ellos, tengo la sensación que tenemos todos, plantilla hay para salir de ahí. Lo dije el primer día y, un mes después, pienso lo mismo», declaró.

Después de un mes sigue pensando lo mismo en la teoría. Ahora ha añadido que lo que falla es la mentalidad. Demasiado 'blanda' en muchos aspectos. De ahí que fuera de casa el equipo no esté dando el mejor rendimiento posible. Ni el mediano. De ahí que pida a los suyos que piensen en lo mucho que se están jugando. «La situación no es buena y necesitamos los puntos. Tenemos que concienciarnos para que cada partido y cada balón es importante». De otra manera será muy difícil «romper la dinámica y salir de los puestos bajos de la clasificación», apuntó una y otra vez el medio.

Con solamente tres empates en tres encuentros lejos del Mediterráneo, ya se ve hasta bueno el volver a igualar en un partido que jueguen como visitante. Pero no es la mentalidad de Borja Fernández. «Hay que pensar en ir a ganar en Tenerife. Si ganamos fuera es mejor. Tenemos que valorar el empate que logramos ante el segundo (Girona) que es el equipo más intenso de la categoría».

Aunque sin resultados positivos, quería ver el lado bueno de los desplazamientos a Cádiz o Vallecas. «No hicimos maravillas, pero creo que hicimos méritos para haber sumado algún punto». De nuevo, la mentalidad de no verse capacitados para sumar en el haber y tener la certeza de que los tres puntos se quedarían en casa del anfitrión.

Quizás uno de los cambios a nivel mental se tenga que dar a la hora de afrontar los partidos. «Que se preocupe el Tenerife de nosotros. A los tres mejores del Girona los tapamos y no nos crearon peligro. Así debemos ir». El que no sabe si estará es Sereno. Su compañero tanto en el Valladolid como en la India. «Es un tío muy intenso. Siempre tiene muchas ganas. A lo mejor no es lo mismo las ganas que tengas que, cuando te pones a entrenar, ver que te falta una semana más y que no esté a tope para ayudar al equipo».