UD Almería

El Nàstic, próximo rival de la UD Almería, en estado de depresión

El Nàstic, próximo rival de la UD Almería, en estado de depresión

Los catalanes, con una renovación total de su plantilla y con cambio de entrenador, están repitiendo uno de los peores arranques de Liga de su reciente historia

JAVIER GÓMEZ GRANADOS ALMERÍA

En Tarragona andan deprimidos con la marcha del equipo, entre otras cosas porque no terminan de aprender de errores pasados. De hecho, en las dos últimas temporadas los catalanes jugaron con fuego hasta el final (por cierto, como la UD Almería) y salvaron los muebles a última hora de forma casi milagrosa.

Esta campaña pretendían dar un salto de calidad y, si cabe, de tranquilidad. Pero a la primera de cambio el Nástic ha vuelto a las andadas. Incluso en la web oficial del club tarraconense se ha publicado estos días un interesante artículo sobre los peores arranques históricos en liga, en Segunda División. Fue en la temporada 2011-12 cuando, después de trece jornadas (momento en el que se redacta el referido artículo) estaban situados en zona de descenso con solo diez puntos. En la campaña actual han conseguido empeorar ese horrible registro, situados en última posición y con sólo nueve puntos, a la misma altura del campeonato.

De hecho, los tarraconenses han tenido que cambiar de entrenador, hace exactamente un mes. En lugar del destituido José Antonio Gordillo ha llegado Enrique Martín, técnico de reconocido prestigio en la categoría que, sin embargo, no está consiguiendo enderezar el rumbo de la nave. Pese a ello mantiene la calma y trata de diferenciarse del estado de ánimo instalado en Tarragona, llegando a afirmar de forma visceral, hace apenas unos días, que «las mentes negativas no tienen ningún futuro».

El equipo fue remodelado casi de forma íntegra el pasado verano (por cierto, como la UDA) haciendo muchos fichajes. Entre ellos, jugadores veteranos e importantes en la categoría de plata como Manu del Moral o Isaac Becerra.

Defensa de tres

Con Gordillo, el Nàstic jugaba un 4-4-2 sin un once definido ya que no terminaba de encontrar los elementos adecuados a su idea. Con Martín una cosa está clara y es la defensa de tres. En los cuatro partidos que lleva al frente del equipo ha alternado dos esquemas con muchas similitudes, un 3-4-2-1 y un 3-5-2. En su debut consiguió la victoria, en tiempo añadido, frente al Real Oviedo. Pero a partir de ahí, la buena suerte se acabó para Martín, que encajó tres derrotas seguidas ante Albacete, Zaragoza y Málaga. Ahora llega la UD Almería, un equipo en alza pero que pierde mucho fuelle lejos de su estadio. Y a eso se agarran en Tarragona para buscar algo de motivación en uno de los peores momentos de su historia reciente.

El Nàstic no encuentra su once tipo. Tampoco es ese el mayor de los problemas de Enrique Martín quien, ante todo, está pendiente de recuperar la moral de la tropa, de la grada y de la directiva, para evitar que en el césped siga contagiándose el estado de ánimo que se respira fuera.

La visita de la UDA está marcada en rojo en el calendario tarraconense ya que, pese a la mejor suerte de su próximo rival, aún consideran a la UDA como adversario directo y como equipo al que se le puede y se le debe ganar en el Nou Estadi.

 

Fotos

Vídeos