UD Almería

Nano se enfrenta a un nuevo rol desde que llegó a la UDA al perder la titularidad

Algunos jugadores del Huesca posan de buen humor sobre el césped nevado tras ejercitarse en El Alcoraz. /SD HUESCA
Algunos jugadores del Huesca posan de buen humor sobre el césped nevado tras ejercitarse en El Alcoraz. / SD HUESCA

El malagueño ha perdido su puesto por la confianza que Lucas Alcaraz le ha dado a Pervis Estupiñán

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Nano González ha sido, desde su llegada con el curso ya iniciado el pasado ejercicio, un titular fijo. Prácticamente nadie ha tenido ese rol en todo este tiempo más claro que el malagueño. Todo el mundo tenía claro que eran Nano y diez más. Salvo lesión o sanción, el puesto de lateral izquierdo estaba reservado para el '21' de la UDA. Un año y medio que le valieron para hacer efectiva una cláusula de su contrato por la que, al superar un número de partidos, renovaba de forma automática un ejercicio más.

Aunque no hubiera tenido un rendimiento de sobresaliente, en el resto de la plantilla no ha habido ningún elemento que le hiciera temer por su titularidad. Incluso, cuando el propio jugador admitió en esta campaña que entendía que su nivel no estaba siendo el esperado y que un 'banquillazo' lo podría comprender. Pero, en ese momento, la confianza en Pervis Estupiñán era poca o directamente nula. Porque el ecuatoriano no había dado muestras de ser una competencia real ni de ser una garantía en el lateral izquierdo, como así quedó reflejado en la Copa del Rey contra el Cádiz.

Hasta hace pocas semanas. Porque todo cambió tras ser Nano el 'responsable' de la derrota contra Osasuna. Un error claro de concentración en la marca a David Rodríguez propició el tanto del exrojiblanco. Lucas Alcaraz, que conoce de manera sobrada a Pervis, le dio la titularidad en Sevilla. Partido para tomar confianza y ver otras cosas al ser el colista. El granadino repitió ante la Cultural Leonesa.

Pero aquí se produjo un cambio que, desde la llegada de Nano del fútbol griego, no se había dado. Con los dos en el terreno de juego, Alcaraz tomó la decisión de que Pervis siguiera en el lateral izquierdo y que el malagueño ocupara el extremo en esa misma banda. Es decir, cambio de rol. Recuperar, en el caso del español, su puesto con el que se estrenó en el fútbol profesional hasta que, hace unos años, los técnicos lo 'bajaron' al lateral. Algo que tiene asumido. No ya el haber cambiado de posición. Tiene asumido que, ahora mismo, el entrenador de la UDA ha apostado por ver al americano en el equipo inicial. «Me ha tocado este rol y lo asumo con naturalidad. No tengo ningún problema, sino que me toca trabajar y poner difícil la decisión al entrenador. Pervis está en un buen momento e importa más lo colectivo que lo individual», declaró ayer a los medios oficiales del club rojiblanco.

Ante el Huesca

Después de que Lucas Alcaraz haya apostado por Pervis en dos partidos contra equipos que estaban en zona de descenso, ahora hay que ver si mantiene esta decisión contra el líder de la categoría. Un conjunto, el Huesca, que suele poner un ritmo muy alto en sus encuentros, sobre todo en su propio feudo, con una intensidad alta en ataque. Un choque que, en teoría, se necesitará una mayor atención defensiva de lo que fue necesaria en las dos confrontaciones anteriores. Para Nano, lo importante es el colectivo, sin descartar que el granadino ponga de inicio a los dos por la izquierda, tal y como acabó frente a la Cultural. «Lo importante ante el Huesca es ser muy sólidos en defensa. Tenemos que ser serios y solidarios. Así podremos salir al contragolpe e intentar hacerles daño», apuntó.

Sea el líder o el último, los rojiblancos tienen como objetivo llegar a los 50 puntos. Para ello deberán hacer 14 más en otras tantas jornadas que restan para el final de la competición liguera. Un último tercio al que han llegado con la mayor ventaja sobre el descenso en años en el primer equipo almeriense. Pero Nano no quiere ningún tipo de relajación por este motivo. Recuerda, para dejar los pies en el suelo a los eufóricos, que en las siete jornadas que vienen a continuación, en la primera vuelta únicamente fueron capaces de sumar un punto. Cierto es que en las siete restantes lograron 13, números de crecimiento. «No nos podemos relajar. Hace poco teníamos cinco puntos sobre el descenso y perdimos la ventaja en un par de partidos», recalcó el jugador malagueño que aspira a que la titularidad pueda volver a ser suya. Para ello, «debo trabajar para poder jugar. El míster pone siempre a los que cree por el bien del equipo».

Próximas jornadas

Los números así se lo están demostrando. Instalados en mitad de la tabla clasificatoria. A ocho puntos de los puestos de play off de ascenso y con siete de ventaja sobre el descenso. En una zona en la que las próximas jornadas deben ser claves para saber si, en el tramo final, deberán mirar a la parte alta y tener aspiraciones de luchar por meterse en el camino de la última plaza de ascenso, por estar peleando hasta la última jornada por evitar el descenso o, que también puede ser, estar ya pensando en el próximo curso varios partidos antes de terminar el curso regular porque no hay opciones de nada.

Nano tiene claro que los rojiblancos deben seguir haciendo el trabajo que vienen desarrollando con Lucas. «Somos cada vez un equipo más sólido y difícil de superar. Solamente así podremos conseguir nuestros objetivos». Los que ellos mismos se marcarán. La primera cita, ante el líder de la categoría. Un Huesca que viene de perder en la última jornada ante el Rayo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos