UD Almería

Motta recomienda adelantar trabajo para no dejar todo lo importante para el último día

Motta en un entrenamiento reciente de la UD Almería. /J. J. AGUILERA
Motta en un entrenamiento reciente de la UD Almería. / J. J. AGUILERA

El italiano, que vuelve tras cumplir un partido de sanción por acumulación de amonestaciones, entiende que no se puede especular ante un rival directo (Reus)

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Marco Motta, defensa de la UDA, está de nuevo disponible para Lucas Alcaraz. El italiano tuvo que quedarse en Almería por acumulación de amonestaciones y no pudo estar el pasado fin de semana en Valladolid. Ahora no quiere perderse la cita del sábado en Reus. Otra cosa es si el preparador granadino le ha 'reservado' el puesto, en el lateral derecho, o quiere seguir confiando en Fran Rodríguez. Sea lo que sea, lo que sí tiene claro el transalpino es que la UDA debe «ir a ganar» en tierras catalanas. Porque la situación de está para «especular». Más bien todo lo contrario. Superar a un rival directo y que las posiciones de descenso, tras sumar un punto de los últimos nueve disputados, no se acerquen más. Cierto es que el más cercano de los que perderían la categoría está a cinco puntos, uno más si se cuenta el duelo particular con la Cultural y Deportiva Leonesa. Pero no es menos cierto que el Córdoba le ha recortado, en estas tres semanas, hasta ocho puntos a los rojiblancos y se ha puesto solamente a seis.

Por todo ello, en el vestuario del Almería saben que «cuanto antes debemos alcanzar los 40 puntos». Paso para llegar «lo antes posible al objetivo de los 50». No hay otra para los pupilos de Lucas Alcaraz. Así lo saben y, ayer, Motta puso como máxima un consejo dado por su padre. Más o menos, en la traducción del italiano, un «no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy». En palabras futbolísticas, «si puedes ganar en Reus no lo dejes para las últimas jornadas». Porque el que pierda en el Municipal del municipio tarraconense se puede quedar 'tocado'.

Cierto es que ni Reus, que tiene un punto más, ni la UDA caerán a puestos de descenso tras esta jornada. Casi, ni aunque no sumen puntos tampoco en la siguiente cita, caerían al pozo tras la Semana Santa. Pero sí que ver que el rival directo le gana el duelo particular (los catalanes ganaron 0-1 en Almería en la primera vuelta), que el vencedor llega a las cuatro decenas de puntos, cuando resten una decena de jornadas para acabar la temporada regular, y que, el que caiga, puede ver todo más negro que hace unas semanas, puede hacer que los nervios lleguen al vestuario que no sea capaz de lograr un resultado positivo en esta jornada que empieza esta noche.

Duelos individuales

Para el italiano, aunque no ha estado muy 'fino' en las últimas jornadas en las que estuvo, la clave para lograr los tres puntos en juego en Reus es «ganar cada duelo individual». Aunque sea un juego de equipo, «cada uno debe imponerse a su rival. Yo debo imponerme a mi oponente. Y mis compañeros deben hacer igual». Solamente así el resultado les podrá ser favorable y recuperar la buena senda fuera de casa, rota el pasado domingo en Valladolid, tras dos triunfos (Lorca y Sevilla) y un empate (Huesca), siendo la mejor racha a domicilio de los últimos años en el club rojiblanco.

Casi que no se fijó en lo que puede ofrecer un equipo que suele tener un buen trato con el balón. Algo que no se traduce en los goles a favor. Porque los catalanes son uno de los equipos que menos marca y que, eso sí, más partido le saca a los tantos logrados a su favor. Algo que quedó demostrado en la primera vuelta, cuando aprovecharon una que tuvieron para llevarse los tres puntos ante el equipo, entonces, entrenado por Luis Miguel Ramis.

Marco Motta también es de los que opinan que el Almería debe imponer su estilo. Como sucedió en Valladolid en la primera parte. Para nada parecerse al cuadro rojiblanco del segundo periodo, cuando estuvo a merced de un rival al que tuvo 'contra las cuerdas' y que permitió reponerse para darle la vuelta al marcador y dejar, sin premio, el trabajo de 60 minutos.

Espera una UDA 'ambiciosa' y que no permita al Reus hacer su juego. Mostrar intensidad en cada momento del partido. Algo que le está costando hacer al plantel entrenado por Lucas Alcaraz. De ahí que, con la de Valladolid, haya recibido tres remontadas en contra. Pamplona y Oviedo fueron las citas anteriores en las que no supieron mantener el resultado favorable.

La primera parte de Valladolid y la segunda de Lorca «es el camino». Para que el sábado por la noche puedan dormir ya con los 40 en el bolsillo y con menos sensación de 'frío'. No lograrlos sería 'congelarse'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos