UD Almería

«No hay que menospreciar a nadie»

Fidel no se fía del Córdoba, al que vencerle significará dar un gran paso./RAFA MÁRQUEZ
Fidel no se fía del Córdoba, al que vencerle significará dar un gran paso. / RAFA MÁRQUEZ

Fidel, que habla de su exequipo, cree que el partido ante el Córdoba «puede marcar un devenir» | El onubense lo considera «muy importante» y marcar antes una clave porque «si nos ponemos por delante a ellos les pesará bastante»

JUANJO AGUILERAAlmería

Para Fidel el partido del sábado frente al Córdoba será especial. Lo dijo ayer al hablar de un partido que lo califica, reiterativamente, como «muy importante». Hay muchas cosas en juego. De hecho, una victoria la considera clave porque «puede marcar un devenir», un antes y un después. Por lo pronto, la victoria dejaría al equipo blanquiverde muy metido en el pozo con respecto a la UD Almería, que terminaría la jornada posiblemente fuera de los puestos de descenso y con nueve puntos de diferencia con respecto al conjunto cordobesista.

El onubense, que asumió haber jugado partidos «por debajo de mi nivel durante esta temporada en varias ocasiones», también desea «tener mi mejor versión y que el equipo pueda aprovecharse de ello». Sería bueno que fuese el sábado, «un partido de vital importancia por la situación con la que vienen atravesando ellos, inmersos en una situación deportiva bastante complicada». Sin embargo, por eso precisamente por dejarse 'engatusar' por la tabla, puede haber quien piense que el encuentro está ganado. «Creo que va a ser muy difícil, el Córdoba va a jugar sus armas, sabe que si pierde aquí saldría muy debilitado y creo que afrontarán el partido como una auténtica final y será tan difícil de ganar como una final».

Connotaciones especiales

Fidel fue jugador del Córdoba y la cita tiene ese tinte especial de los partidos en los que el enfrentamiento es casi con tu pasado. Pero eso no debe mandar en lo que hay en juego. «Nosotros somos conscientes de que este es un partido de vital importancia por la situación con la que vienen atravesando ellos, que están inmersos en una situación deportiva bastante complicada y no termina de ganar, llevan muchos partidos sin ganar».

Eso casa con la experiencia de los últimos partidos en los que parece haber un cambio de dinámica. «Parece que hemos respirado un poquito, pero la derrota del otro día nos exige un poquito volver a ganar esta semana. Es un partido muy muy importante porque los dejaríamos a ellos muy tocados, pero no hay que menospreciar a ningún equipo».

El onubense consideraba al Córdoba «como un muy buen equipo, pero las dinámica en Segunda División te hace meterte ahí abajo». Por eso y por las ansias por ganar, veía «un partido bonito, especial para mí, porque tengo un buen recuerdo de mi paso por allí».

Pero pasada la página, se centraba en lo que rodea al envite ante un equipo que se remozó mucho en verano pero al que no le salen las cosas. «Hemos visto que no por una gran inversión en Segunda División o por hacer un gran equipo con grades nombres, aquí pasó hace tres temporadas, te aseguras el éxito. En una categoría tan igualada, son muchas cosas las que tienen que suceder para que el equipo esté arriba».

«Parece que hemos respirado un poquito, pero la derrota del otro día nos exige volver a ganar»

Así, no dudaba en reparar la trayectoria que lleva el Córdoba, «metido en una dinámica difícil. Han tenido un cambio de entrenador, el que vino tampoco a lo mejor no ha estado acertado o no ha sabido sacarle a ese grupo todo su rendimiento. Está en una situación muy difícil, muy complicada. Yo viví en Primera División eso, en la segunda vuelta, y no es fácil. Es difícil de explicarte». Por eso no daba explicaciones, porque no las tenía. «Creo que habrán invertido mucho dinero, con toda su buena intención, para hacer un equipo para pelear por algo diferente, y se han encontrado con esta situación que les costará mucho salir de ahí».

Lo vivido recuerda un pasado parecido al de la UDA en las últimas ligas. «Sobre todo el año pasado o el anterior, aquí tuvimos más de un partido en esa situación de que empiezas perdiendo, en cualquier rebote o cualquier balón, se te pone todo en contra, un gol con infortunio. Nosotros mismos hemos tenido en esta temporada algún momento de estos que parecía que el equipo estaba bien, no terminaba de conceder y a lo mejor en la primera ocasión que llegan te hacen un gol y es una losa demasiado grande».

Más allá de pensar en lo que pueda transmitir el rival, el objetivo habla de «intentar, desde el minuto 1, salir a tope, el equipo viene haciéndolo muy bien durante varias semanas e intentar ponernos por delante, porque si nos ponemos por delante a ellos les pesará bastante».

Un partido clave

Lo que sí está claro es que el envite puede ser importante para ver las cosas de otra manera, si se gana. «Sí, sobre todo porque abriríamos una brecha con uno de los equipos que posiblemente va a pelear el descenso como el Córdoba, importante, y porque a nosotros, que llevábamos una buena racha, la derrota del otro día en un buen partido en Granada nos daría un poquito de confianza para afrontar ese último partido del que podríamos traernos pasar unas Navidades tranquilas. hay que empezar por este, es de vital importancia, un partido muy importante que puede marcar un devenir y tenemos que afrontarlo con toda la importancia que requiere».

Además, llega tras esa derrota en Granada, que dejó el mal sabor de boca del desenlace final, aunque puede dejar buenas sensaciones. «Morcillo dijo que prefería perder 2-0 que de la forma que se perdió. Yo no estoy de acuerdo con él. En otras ocasiones hemos perdido de forma holgada y es mas complicado. No creo que refuerce, pero creo que el equipo el otro día dio un paso adelante».

Expuso, del mismo modo, que «el 2-1 nos mete en el partido y teníamos esa sensación de que podíamos hacerle daño. De hecho, Marco tiene un tiro al palo, Gaspar uno desde fuera del área que podíamos haberles hecho daño. La verdad es que es una pena por cómo perdimos».

Sin embargo no dudó en advertir de que esas cosas no deben pasar más. «Ahí no se debe de jugar. Lo hemos analizado y no nos puede ocurrir encajar un gol así, no podemos concederlo, pero nos puede reforzar perder de esa forma. Yo hubiese preferido tener un punto más y no salir tan reforzado, pero creo que tenemos una línea a seguir que el equipo viene mostrando sobre todo estas últimas semanas y esperar que este fin de semana consigamos esa victoria que es tan importante para nosotros».

Las cosas de Lucas

El técnico rojiblanco no ha sufrido nunca en Segunda División y esta es una nueva experiencia para él. Fidel deseaba que se cumpliera lo referente al técnico «y no tengamos que estar hasta la última jornada peleando por no descender. El año pasado fue una temporada muy complicada y ha intentado inculcarnos sus valores, sus ideas de fútbol». Señaló que con el granadino «está todo bastante claro, es muy claro y, si creo que algo puedo definirle en este poco tiempo que llevo con él, es que creo que es el entrenador que más claro quiere las cosas».

El extremo zurdo de la UD Almería también expuso que el equipo ha cambiado. «Desde el partido del Zaragoza con Fran, el equipo ha mostrado una mejoría y esperemos que no suframos tanto como la temporada pasada».

Lo cierto es que con el granadino en el banquillo, el equipo ha conseguido cinco goles, cuando estuvo ocho jornadas viviendo con la pesadilla de haber marcado sólo uno. «Creo que él nos exige unas cosas defensivas que son innegociables, pero hacia arriba tenemos una libertad como con el entrenador anterior o otros entrenadores. Hemos atravesado una mala racha como todos los equipos la pasan, unos la pasan más larga y nosotros más corta, nosotros no estábamos acertados de cara al gol y concedíamos atrás. Esa dinámica ha cambiado, espero que podamos seguir siendo un equipo goleador y este fin de semana hagamos también dos o tres goles».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos