UD Almería

Mejorar fuera para seguir escalando posiciones

Juan Carlos Real está siendo un fijo en los esquemas de Fran Fernández. /AGENCIA LOF
Juan Carlos Real está siendo un fijo en los esquemas de Fran Fernández. / AGENCIA LOF

Juan Carlos Real reconoce que vencer en el Wanda al Rayo Majadahonda supondría aumentar la autoconfianza en el equipo almeriense

JORDI FOLQUÉALMERÍA

El Almería lleva cuatro victorias seguidas en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. Un aspecto que ha permitido a los rojiblancos escalar posiciones y colocarse en el séptimo escalón de la Liga 1|2|3. Pero le está faltando, desde hace más de un mes, poder refrendar ese poderío como local también en los encuentros a domicilio. Una victoria (Soria) y un empate (Albacete). Aunque de lo primero hace ya demasiadas jornadas y lo segundo fue estando 86 minutos con un jugador más. Es decir, sin aprovechar en su totalidad el aspecto numérico.

Y el domingo tienen una nueva oportunidad en el calendario. Será en el Wanda Metropolitano, «un escenario en el que a todos nos apetece jugar», tal y como reconoció ayer Juan Carlos Real. Autor de uno de los dos goles que la UDA materializó en la única victoria lejos del Estadio de los Juegos Mediterráneos. El gallego, números en mano, sabe que al cuadro rojiblanco le queda esta 'asignatura pendiente' para instalarse en la parte más alta de la clasificación. Ahora están séptimos, a un paso de ponerse en posiciones de playoff de ascenso.

Pese a que no sea un objetivo del equipo, sí podría servir, caso de colocarse en la sexta plaza, para aumentar la autoconfianza en el propio equipo. Aunque, sobre todo, lo importante será, según el vestuario, «alcanzar los 20 puntos» en 13 jornadas. Es decir, cubrir ya poco menos de la mitad necesario para lograr la permanencia.

Quería pensar en positivo. Y casi hasta crecido. Dejando claro que una victoria en el Wanda podría suponer lo que vienen buscando desde el inicio de la temporada. «Si logramos ganar encadenaríamos dos victorias seguidas». Sería meterle ya siete puntos al cuadro madrileño. Pese a ello, en su discurso estaba claro que también pensaba en oras cosas que en el playoff. «El Rayo Majadahonda es un rival directo», recordó. Por lo que traerse los tres puntos mostraría que «es cierto que ahora mismo podemos ganar en cualquier campo».

Mirar abajo

Un pensamiento que ayer refrendó el centrocampista ofensivo de la UDA. «Prefiero mirar hacia abajo», sentenciaba como si fuese un comentario salido del vestuario por orden expresa para que nadie piense ni diga lo contrario. Su afirmación se debía a que «llevamos pocas jornadas (12). Todavía queda mucho y en esta categoría todo puede cambiar en muy poco tiempo». Como han demostrado los almerienses que han pasado desde la parte más baja de la clasificación, con un punto tras cuatro partidos disputados, a estar, ahora, rozando el playoff de ascenso. «No escondemos que es bonito verte séptimo cerca de grandísimos equipos y con presupuestos altos». Estar ahí implica que «mantenemos o aumentamos la distancia con la cola», declaró.

Un cambio radical. El que espera aumentar cuando tienen que viajar y jugar fuera de Almería. «A todos nos cuesta más ganar puntos lejos de casa. Todos logran más jugando como local», apuntó el que fuera jugador del Tenerife en las últimas campañas. Un cambio, a nivel personal, que le ha venido bien, viendo la situación de su actual equipo y la de un conjunto insular que ya ha cambiado de entrenador y que es, junto a los cuatro últimos, el que menos triunfos ha sumado en el presente ejercicio liguero (2).

Números

Por números, parece que el resultado que se pueda dar no será un empate. Solamente el Málaga ha igualado el mismo número de partidos que el Rayo Majadahonda (1). Uno más lo ha hecho la UDA. Es decir, aunque tienen un número considerable de derrotas (cinco de los almerienses por siete de los madrileños), las victorias (cinco por cuatro) permiten que el balance, hasta ahora, sea positivo en cuanto a puntos. Por ello entiende Juan Carlos Real que será un choque con dos equipos que quieren buscar quedarse con el botín completo. No en vano, el Rayo, tras un mal inicio en casa, ha ganado sus dos últimos compromisos ejerciendo como local.

Números y números que han logrado hacer buenos, en el caso de la UDA, un bloque que se está convirtiendo en muy sólido. Con un once inicial que sufre muy pocos cambios. Eso en la Liga. Porque en la Copa del Rey también se puede hablar de un bloque definido, los que menos juegan en la competición liguera, y que han logrado superar dos rondas y empatar a tres ante el Villarreal en el choque de ida de dieciseisavos de final.

Todo para que Fran Fernández no tenga que echar en falta a ningún hombre que esté de baja. Que está permitiendo el crecimiento diario. «Somos una plantilla joven y la clave es el compromiso. Hay gente que tiene menos minutos, otra lesionada, pero en el día a día se nota que se ha hecho un vestuario unido».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos