Almería B

Marín resuelve el duelo de filiales 'in extremis'

La defensa almeriense trata de cortar un avance de Jean Carlos. /ALFREDO AGUILAR
La defensa almeriense trata de cortar un avance de Jean Carlos. / ALFREDO AGUILAR

Un cabezazo del ex del Almería le da el triunfo al Recreativo | Los granadinos se vieron pronto por debajo en el marcador, pero esa obligación de empatar les hizo ser mejores durante el resto del encuentro

ANTONIO NAVARROGRANADA

El Recreativo Granada y el Almería B no defraudaron en el derbi de filiales que disputaron ayer en la Ciudad Deportiva del equipo granadino. El partido tuvo de todo y la igualdad en la tabla se notó sobre un terreno de juego en el que los granadinos fueron mejores durante gran parte del enfrentamiento y en el que un ex del Almería B, el lateral derecho Antonio Marín, fue el encargado de dar la victoria final al equipo de Pedro Morilla con un gol de cabeza en el último minuto.

A pesar del resultado final, no pudo empezar mejor el partido para los de Esteban Navarro, que se adelantaron gracias a un tempranero gol de Darío, que penetró en el área local tras deshacerse con agilidad de su marca y batió por bajo a Lejárraga en el uno contra uno (0-1).

Ese tanto espoleó al Recreativo Granada, que pese a la sensible baja de Isi en el centro del campo se fue haciendo con el dominio del encuentro y llegando cada vez con más peligro al área contraria. Ontiveros disfrutó de dos buenas ocasiones que desbarató el meta Guille Lara y Yael también rozó el empate con un disparo cruzado que salió fuera por pocos centímetros (m.32). Hongla, titular nuevamente en el conjunto granadino, completó un buen partido y se incorporó bastante al ataque, aprovechando que el filial almeriense intentaba defender el cero a uno con uñas y dientes. Y fue otro central del Recreativo Granada, Héctor, el que terminó subiendo el 1-1 al marcador al rematar en el segundo palo un saque de esquina botado desde la banda derecha. Fue la última jugada del primer tiempo.

En la reanudación el equipo de Pedro Morilla continuó llevando el peso del partido y acumulando ocasiones en busca de la remontada. Guille Lara sacó un peligroso disparo de Andrés García (m.56) pero no pudo hacer nada por evitar un majestuoso tanto de chilena de Nacho Buil, que aprovechó un centro de Paco Torres desde la derecha para rematar en una posición acrobática y poner a los suyos por delante en el marcador. Es fácil intuir que será uno de los mejores goles de la temporada, aunque ésta haya comenzado hace escasamente un mes.

Duro golpe

Tras muchos minutos de dominio local, al Almería B le costó cambiar el dibujo del encuentro. El 2-1 fue un duro golpe del que el equipo almeriense quiso recuperarse y Esteban Navarro le dio entrada a un jugador de perfil ofensivo como Iván Martos para intentar hacerle más daño en ataque a un Recreativo que llevaba muchos minutos sin sufrir en exceso a la hora de proteger su área. El duelo entró en una fase de igualdad con mucho centrocampismo y pocas llegadas, lo que hacía suponer que solo una genialidad o una jugada a balón parado podría mover el marcador. En efecto, fue una mezcla de ambas lo que llevó al Almería B a empatar el duelo a ocho minutos del final. Sergio disfrutó de un lanzamiento de falta en una posición muy peligrosa, junto al borde del área defendida por Lejárraga. El 'siete' del equipo almeriense estrelló el balón en la barrera, pero el rechace vino a su posición y volvió a rematar. Nuevamente el balón se estrelló en el cuerpo de un futbolista local y fue a la tercera cuando el disparo de Sergio acabó entrando en la portería local tras tocar en un defensa, lo que sin duda desorientó al guardameta Lejárraga. El Recreativo Granada, nuevamente, se volcó en ataque para intentar sumar su primer triunfo en casa de la temporada y el filial almeriense de manera prácticamente automática renunció al ataque y pasó a intentar conservar ese punto hasta que el colegiado señalara el camino a vestuarios. La entrada de Víctor Morillo le aportó dinamismo al filial granadino y su participación en los últimos minutos acabaría siendo decisiva. Antes Andrés García probó fortuna con un disparo lejano que salió alto por poco.

Y cuando el partido se encaminaba a la recta final y el trencilla debía pronunciarse acerca del tiempo de prolongación llegó la jugada que decidió el duelo. Carlos Neva entró por banda izquierda, se apoyó en Víctor Morillo, éste le devolvió el balón al primer toque y Neva, desde una excelente posición, puso un balón al corazón del área para que allí apareciese Marín y rematase de cabeza. El gol enloqueció a la parroquia local, que vio como su equipo se adjudicó los tres puntos sin volver a sufrir en defensa.

 

Fotos

Vídeos