UD Almería

Mandi, el pasado, el presente y ¿el futuro?

El canario realiza las pruebas físicas, ayer martes, en el anexo del Estadio./J. J. A.
El canario realiza las pruebas físicas, ayer martes, en el anexo del Estadio. / J. J. A.

El canario valora la importancia del triunfo en Lorca para encarar la cita ante Osasuna | El medio centro rojiblanco, que dice estar contento en Almería, aún no ha recibido oferta de renovación por parte del club unionista

JUANJO AGUILERAALMERÍA

La victoria del pasado sábado en Lorca ha dejado un poso de tranquilidad que le debe servir al Almería para encarar con confianza la cita del próximo sábado frente a Osasuna, rival que 'encierra' dificultades, puede que las mismas que el Lorca, «que está en descenso y nos lo puso realmente difícil», pero también el gen competitivo de una plantilla, la rojiblanca, que «cuando nos enfrentamos a equipos de buena talla todos vamos a salir al cien por cien». Así se expresaba Mandi, un futbolista ha encontrado en Almería lo que vino a buscar y él está dando lo que de él se esperaba.

El futbolista de San Bartolomé de Tirajana ha conseguido jugar minutos, tras un año en blanco por una lesión, y en los últimos partidos ha sido un jugador clave en el rendimiento de la UDA, aunque en Lorca no fuese su mejor actuación. Sin embargo, lo que le importa de esa cita es que se ganó. Pero sobre todo le da importancia al valor que se adquiere por ese triunfo, más allá de los puntos, que también tienen su importancia. «La verdad es que el equipo está con mucha ilusión y muchas ganas. Es la segunda victoria fuera de casa y nos da un poco de aliento y un poquito de tranquilidad para afrontar el partido que viene con ganas, ilusión y mucha fuerza». Esta le sirve al canario para anunciar que está contento en Almería, pese a que aún no ha recibido oferta de renovación, lo para él es una suerte, la «de estar viviendo donde estamos viviendo».

Por la cita del sábado, que encierra tres puntos complicados, mira al futuro, habla de retos y de sueños y una segunda victoria consecutiva, si se gana a Osasuna, sería arrancar «de una vez por todas ese dinamismo y que enganchemos dos o tres victorias, porque sería un lujo ».

Ganar en Lorca

Mandi tiene claro que como consecuencia del triunfo en Lorca las cosas son ahora diferentes. «La verdad es que el equipo está con mucha ilusión y muchas ganas. Es la segunda victoria fuera de casa y nos da un poco de aliento y un poquito de tranquilidad para afrontar el partido que viene con ganas, ilusión y mucha fuerza», dijo.

Un partido, el del Artés Carrasco, en el que el canario no igualó las buenas sensaciones que sí expuso en anteriores citas, siendo sustituido en el descanso. «La primera parte sí es verdad que no tuvimos buen juego, estuvimos atascados. Ellos se encerraron desde el primer gol, que lo lograron de penalti, y era muy difícil. Es un cambio de sistema que arriesga el míster para meter un delantero alto como Pablo y un banda y salió bien la jugada, ganamos el partido y al final es lo que importa. Yo sigo sumando minutos y sí es verdad que salí en el primer tiempo. También pasó en Alcorcón que se dio el resultado al revés, pero fue más o menos la misma situación».

El triunfo del sábado sí es cierto que permite soñar con algo no conseguido hasta ahora por los rojiblancos, ganar un par de partidos de forma consecutiva que podrían ser un golpe para los rivales directos, pues supondría alejarse de la zona de descenso. «Llevamos toda la Liga intentándolo, que parece que va a llegar la segunda victoria y que nunca llega. Las estadísticas están para romperlas y esperemos que este fin de semana se dé el caso, que hagamos buen partido, que la afición se divierta, que vea buen fútbol y que nos llevemos los tres puntos. Sería muy bonito. Espero que sea este partido y que arranquemos de una vez por todas ese dinamismo y que enganchemos dos o tres victorias, porque sería un lujo para nosotros».

Pero no será fácil. Enfrente estará un Osasuna con peso a domicilio, donde suma 18 de los 39 puntos que lleva en total el cuadro rojillo. «Venimos de jugar contra el Lorca que está en descenso y nos lo puso realmente difícil. Nos enfrentamos a un muy bien equipo, pero yo confío en mis compañeros y sé que cuando nos enfrentamos a equipos de buena talla todos vamos a salir al cien por cien y vamos a hacer buen partido seguro».

Las cosas del fútbol

Lo cierto es que la competición está tan igualada que ganar supone pensar en cotas más altas, las cuales se desmoronan como consecuencia de un par de derrotas consecutivas. El canario es consciente de ello. «Sabemos todos cómo está. Sí es verdad que enganchas dos victorias y te enganchas a la parte de arriba o sales de la parte de abajo y pierdes dos veces y te enganchan los de abajo».

Por eso, su objetivo para el sábado es ganar tal y como ya se mereció en el partido de ida. «Tenemos un rival muy difícil delante, pero, si recordamos la primera vuelta, en la primera parte le salimos a tope y el partido estuvo hasta último momento ahí. Al final se llevaron la victoria, no por mérito de ellos, sino por demérito nuestro que fallamos en un par de situaciones y les regalamos los goles».

Aunque mostraba su deseo de que sólo quedara una plaza de descenso por 'decretar', considerando que, por los últimos resultados, Córdoba y sobre todo Sevilla Atlético y Lorca tienen muy difícil entrar en la pelea, también era consciente de que puede haber muchos cambios. «Desearía que sí, para que sólo hubiese una entre los que estamos por ahí más mal situados, pero en Segunda nunca se sabe. A lo mejor ganas dos partidos, te pones arriba y piensas que vas a estar ahí y después pierdes dos y estás abajo... Ojalá que sí, que estuvieran los tres equipos ya prácticamente descendidos, pero hasta el rabo todo es toro y tenemos que seguir luchando hasta que matemáticamente estemos salvados o hasta que cumplamos el objetivo y podamos luchar por algo más. Sería bonito», manifestaba.

Aun poniéndolo en duda, sí creía que caso de darse de antemano la competición podría quedar desvirtuada. «Puede pasar. Cuando uno ya no tiene esa aspiración de algo, de poder salvarse o saber que ya estás hundido, que ya no tienes salvación matemáticamente, pienso que los equipos se dejarían ir».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos