UD Almería | El rival

El Lugo más irregular de las últimas temporadas

El Lugo más irregular de las últimas temporadas

Con cambio de entrenador incluido, los lucenses siguen en busca del estilo de juego que les hizo brillar en pasadas temporadas

JAVIER GÓMEZ GRANADOSALMERÍA

El CD Lugo está marcando una primera parte del campeonato ciertamente irregular. Sin encontrar la fiabilidad y frescura de temporadas anteriores, hasta el punto de cambiar de entrenador después de apenas un par de meses de competición, la búsqueda de su versión pasada continúa. Así, Javi López, que fue nombrado para el cargo en el mes de junio, fue destituido a final del mes de octubre llegado a la dirección del equipo Alberto Jiménez Monteagudo. Con el manchego parece que las cosas andan un poco mejor y, al menos, se ha recuperado algo de la identidad y personalidad que los lucenses mostraron en pasadas campañas, con juego bonito, vistoso y también efectivo.

Para cambiar el rumbo, Monteagudo se ha agarrado al tradicional sistema 4-2-3-1 en el que confía plenamente y que ha sido muy bien acogido por su plantilla. En especial por los hombres de la zona ancha, donde vuelven a funcionar con satisfacción, en el doble pivote, Seonae y Pita. El primero, típico cuatro por cuarto. El segundo, más técnico y con una interesante visión de juego. También Aburjania e incluso el ex de la UDA, Ramón Azeez, se ven beneficiados en esa demarcación con el nuevo rumbo del equipo.

En la línea de creación, por delante del doble pivote, aparecen hombres importantes como Lazo o Muñiz, en el costado izquierdo, y Campabadal e Iriome en el derecho. Campadabal, pese a su condición de lateral, es frecuentemente utilizado de forma más avanzada. El propio Muñiz o también Campillo, cierran el tridente en la posición de mediapunta.

Con ese plantel, la zona ancha del Lugo está a un buen nivel para competir con las máximas garantías en Segunda División. Ya lo demostró la pasada jornada después de imponerse con claridad y buen juego a un potente rival como la UD Las Palmas (4-2) y cargarse de moral para visitar a la UDA.

Cristian Herrera

En defensa es donde peores sensaciones había con el anterior técnico. La inseguridad iba creciendo jornada a jornada y eso era un lastre para las aspiraciones lucenses. Ahora, sin embargo, parece que poco a poco van recuperando y coordinando movimientos para fortalecer el control de los ataques rivales.

Donde no hay duda, ni con el actual ni con el anterior técnico, es en la portería. El manchego Juan Carlos acumula todos los minutos en liga. Con sus grandes reflejos y su buena colocación, su intuición en el uno contra uno y seguridad también para poner el balón en largo, su titularidad está garantizada.

El CD Lugo, pese a su incierto arranque, está situado solo cuatro puntos por detrás de la UD Almería, su próximo rival. Aunque también es cierto que, gracias a la victoria frente a Las Palmas, ha conseguido alejarse únicamente tres puntos de la zona de descenso. Sea como fuere, el Lugo que visitará el Mediterráneo es un equipo en clara mejoría pero aún muy lejos del nivel que puede llegar a dar. Previsible y con ciertas dudas atrás, puede ser una víctima propicia para la UDA de Fran Fernández si los rojiblancos encuentran la inspiración que han venido mostrando en sus partidos en casa esta temporada.

 

Fotos