UD Almería

Lucas Alcaraz: «Lo que queremos es llegar a Navidad cumpliendo con los objetivos»

Verza, en el centro de la imagen, ha recibido el alta y ya está a las órdenes de Lucas Alcaraz para la cita de mañana./AGUILERA
Verza, en el centro de la imagen, ha recibido el alta y ya está a las órdenes de Lucas Alcaraz para la cita de mañana. / AGUILERA

El entrenador de la UDA aspira a superar de la mejor forma posible los dos compromisos que restan antes de encarar 2018

JORDI FOLQUÉAlmería

Lucas Alcaraz, entrenador de la UDA, no para de darle vueltas a lo que puede ser la cita de mañana (20.00 horas) ante el Córdoba en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. Podría ser una frase hecha porque ante cada partido, al menos así lo indica la teoría, un entrenador debe estar pensando en lo que puede suceder. Pero lo es más, si cabe, por las circunstancias con las que afronta la UDA el choque ante el colista de la Liga 1|2|3. Las bajas con las que cuenta el preparador granadino aumentan día a día. Ayer se supo que Fidel Chaves no estará disponible hasta 2018. Uno más que unirse a una larga lista que suman hasta siete futbolistas del plantel rojiblanco. Piezas, en su gran mayoría, claves o que, por ausencia de otros, podrían tener su oportunidad en el último encuentro que acogerá el Mediterráneo en este 2017.

Tal y como hizo hace una semana, el técnico tuvo que declarar lo mismo. «Nunca en mi carrera he tenido tantas bajas a la hora de preparar un partido». Fueron sus palabras hace ocho días. Las que no pudo cambiar en el día de ayer. Unas bajas que, además, obligarán a que tenga que tener cuidado en formar el equipo inicial y, también, en los cambios que tenga que realizar. Porque lo que parece algo lógico y fácil, que estén siempre siete jugadores de la primera plantilla sobre el rectángulo de juego, es lo que más le preocupa ahora mismo. 12 son los futbolistas del primer plantel 'sanos'. De los que dos de ellos son guardametas. Además, la gran mayoría son defensas. Entre los atacantes que pueden jugar, Pozo y Juan Muñoz. No hay más.

Por si todavía hay alguien que no haya caído en este aspecto, Lucas Alcaraz lo recordó ayer. «Hay que tener en cuenta la situación reglamentaria en el campo con los jugadores del filial». Un máximo de cuatro, siempre que estén once en el terreno de juego y no haya ninguna expulsión. De ahí que, teniendo que convocar a seis con ficha del filial (Gaspar y Pervis, entre ellos), siempre tenga que dejar a alguno del primer equipo en el banco para evitar 'sorpresas' desagradables. «Con lo que tenemos trataremos de darle la mayor coherencia futbolística posible al equipo», fueron sus palabras a día de hoy.

También quiso pensar en el mañana, porque todos los lesionados serán baja hasta, como mínimo, el inicio de 2018. Lo único que pide Lucas Alcaraz es que no haya más contratiempos antes de borrar del calendario el año actual. 'Virgencita que me quede como estoy' debió pensar en más de una ocasión. «No es algo habitual el nivel de bajas que tenemos en la plantilla. Lo que queremos es llegar a Navidad cumpliendo los objetivos y empezar a ir recuperando activos», declaró.

Ganar al colista

Un objetivo que pasa por imponerse al colista de la clasificación. Lejos de que el Almería bajas, la posición del Córdoba 'obliga' a que los tres puntos se queden en el Estadio de los Juegos Mediterráneos para que los 'daños colaterales' no sean más negativos de los que ya lo están siendo. Porque sabe que, cuando asumió el cargo de entrenador de la UDA, las cosas no serían fáciles hasta la apertura del mercado de invierno. Pero no pensaba que tendría que hacer 'encaje de bolillos' en los cinco encuentros que tenía que afrontar antes de que hay cambios en la plantilla, tanto de entrada como de salida. Un plural que ya le gustaría que fuese ahora. Pero que no puede ser.

Por ello, el cuerpo técnico tendrá que mirar al filial y de una manera considerable. Media docena, como mínimo, estarán bajo sus órdenes. Ayer pedía calma sobre los 'meritorios' del Almería. Poniendo un claro ejemplo: Aleix Vidal. El actual jugador del Barcelona llegó a la UDA cuando el granadino empezaba su anterior etapa. Pero el de Valls llegó para militar en un filial que estaba en Segunda B. Ahora el 'B' está en Tercera. «Encontrar un Aleix Vidal no pasa todos los días, hay gente del filial con nivel y no descartamos tirar de ellos». Más que descartar, es obligación. Aunque de Alcaraz dependerá si serán de relleno o con minutos. Gaspar es un fijo. Otro (Álex Corredera) tiene grandes opciones de ser de la partida. El extremo catalán, de los más destacados del filial, llegó este verano del Deportivo de La Coruña con la idea de entrenar con los mayores y tener minutos. Pero las circunstancias están haciendo que tenga más participación de la esperada.

Sea Corredera o alguien con más experiencia, lo cierto es que habrá jugadores que no ocupen una posición habitual en ellos. El puzzle al que se enfrenta Lucas Alcaraz es importante. Pruebas que deben mantener una misma filosofía y que deben servir para dejar los tres puntos en casa ante el colista. Quizás, aunque parezca lo contrario, el peor visitante que podría llegar ahora. «El Córdoba es un equipo más de la categoría con una mala dinámica, pero repito, es un equipo más de la categoría. Tiene un grupo importante de afición rodeándole con mucha pasión por el equipo». Números flojos, pero no es lo mismo caer ante el Granada, que casi se 'celebró' como haber logrado un botín, que hacerlo ante el último clasificado y que no ha sido capaz de ganar ni al Sevilla Atlético.

Alcaraz sabe que se debe adaptar ahora más que nunca a lo que tiene. «Hay que pensar en lo que podemos pedirle a cada jugador y a partir de ahí fijar nuestra idea de juego». No hay otra forma. «El equipo debe tener una seña de identidad que te permita ganarle a cualquiera. En esta categoría no hay partidos fáciles pero tampoco imposibles. Ni lo es el Córdoba ni lo es el Granada». Ni el futuro más próximo ni el pasado más reciente. Solamente el Almería puede hacerlos 'similares'. Para evitarlo, no tener lagunas como en el que supuso el 3-2 para los granadinos. Un momento que le ha provocado a Lucas un gran enfado. Como se pudo ver en los primeros entrenamientos de la semanas. Los que fueron los últimos de Nauzet Alemán como rojiblanco.

Sea de la manera que sea, lo cierto es que todo lo que no sea lograr la tercera victoria seguida en el Estadio de los Juegos Mediterráneos será muy perjudicial para la planificación y, sobre todo, para la moral de la UDA. Aunque en Córdoba saben que de no aprovechar esta oportunidad, las circunstancias no le darán tantas 'facilidades' en otros compromisos de la actual Liga 1|2|3.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos