UD Almería

Que la lesión de Mandi sirva de estímulo

Edoardo Soleri ha jugado ya dos partidos como local en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. /J. L. MATARÍN
Edoardo Soleri ha jugado ya dos partidos como local en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. / J. L. MATARÍN

El delantero italiano apuesta por ganarle al filial sevillista y a la Cultural Leonesa para que el cuadro rojiblanco esté en una posición más cómoda

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Edoardo Soleri lleva tres partidos como jugador de la UDA. Desde el primer día que fichó por el conjunto rojiblanco, cedido por la Roma, Lucas Alcaraz ha confiado en el transalpino. Un segundo tiempo frente al Numancia. Un primer periodo contra el Lorca. Y el partido completo ante Osasuna. No ha podido todavía marcar su primer gol con la casaca rojiblanca. Ocasiones ha tenido más bien pocas en este tiempo. Sigue, por tanto, con una sequía propia que dura, en partido oficial, desde el final de la campaña pasada. Cuando decidió aceptar la oferta para jugar en el Spezia de la Serie B italiana. Unos meses duros por no tener continuidad. Lo que le valió ser ofrecido a la UDA y que se le abrieran las puertas del Estadio de los Juegos Mediterráneos.

Tras unas semanas de 'rodaje', ahora llega el momento clave para que la confianza que se le tiene pase de ser teórica a práctica. Dos jornadas en las que el primer equipo almeriense se juega mucho más que los seis puntos que están en juego. Puede dar la 'puntilla' definitiva al Sevilla Atlético y, casi, a la Cultural Leonesa. Todo para no recibir ese 'descabello' en carne propia. Para que los de Alcaraz puedan dedicarle estos dos triunfos, en caso de producirse, a Mandi. El último en caer y que no volverá al equipo, si al final se renueva su contrato, hasta el siguiente curso. Y las miradas se centran en Edoardo Soleri. La baja de Pablo Caballero le deja las puertas de la titularidad abiertas de par en par. Salvo que el técnico pueda dar un cambio radical a su pensamiento y ponga, en lugar del transalpino, a Hicham o juegue la baza 'sentimental' de Juan Muñoz al tener que medirse a sus exequipo.

90
Ante Osasuna pudo jugar su primer partido completo de la presente temporada.
No ha estrenado su cuenta particular de goles en todo el ejercicio
Busca su estreno en Sevilla.

Pese a su 'sequía', no esconde que ha venido para hacer goles. Para que el Almería se beneficie de su presencia y de que su estancia en el Estadio de los Juegos Mediterráneos sirva para volver a la Roma y que el cuadro de la capital italiana tenga más opciones, en caso de seguir sin contar para el primer equipo, de poder cederlo a un conjunto de la Serie A o de la máxima categoría de cualquier país. «Un delantero vive del gol, aunque lo principal es trabajar por el equipo. Debemos dar el máximo entre todos para sumar los puntos necesarios de la salvación. Por nuestro juego, creo que merecemos estar más arriba». Un pensamiento en el que creen también sus compañeros, pero que no se ha podido plasmar en los partidos para estar en una zona más tranquila de la clasificación.

El italiano no es que quisiera quitar responsabilidad a los delanteros a la hora de marcar goles. Pablo Caballero lleva dos y es el máximo realizador entre los que pueden actuar de '9'. Juan Muñoz anotó uno. Mientras que Hicham sigue sin estrenarse. Poca 'pólvora' para imponer respeto y algo de miedo a las defensas contrarias. Soleri cree que esta situación «cambiará» y que el equipo se beneficiará de la aportación de los que pisan (o deben pisar) el área contraria. Ha sido titular en los dos últimos compromisos. Una condición que depende de su aportación que mantenga. O de que Pablo Caballero se recupere y vuelva al equipo.

Mandi en la mente

Juegue Soleri o cualquier otro compañero, tanto el cedido por la Roma como, el día anterior Jorge Morcillo, han declarado que jugarán con 'uno más'. La última vez que vieron a Mandi, el pasado sábado tras acabar el partido ante Osasuna, el canario era el que estaba dando ánimos a los compañeros, en lugar de que fuese al revés. «Era peor que haber perdido 0-5», han apuntado en el vestuario de la UDA. Ahora, pasados los días, el bloque siente que esa fuerza que transmitió el mediocentro se debe notar ante el Sevilla Atlético. «Debemos ganar para poder brindarle la victoria. Que su lesión nos sirva de estímulo», apuntó ayer Soleri en su comparecencia de prensa tras entrenar a puerta cerrada.

Aunque lleve poco tiempo en Almería, ya ha podido comprobar que los aspectos negativos se han cebado con el equipo al que pertenece hasta el 30 de junio. Circunstancias que podrían haber mandado a la UDA a una posición muy similar a la que ocupa el Sevilla Atlético. Así que se agarra a que si pudieron superar algunas adversidades, ahora «el vestuario debe ser más fuerte» tras perder a Mandi para lo que resta de ejercicio. Lo que sí ve es que pertenece a una plantilla que está «muy unida».

El italiano, que se sigue haciendo a la ciudad en estas primeras semanas de la mano de su compatriota Marco Motta, no se quiere fiar de lo que marca la clasificación ni de que el cuadro de Luis García Tevenet es el peor conjunto como local de toda la categoría. Acostumbrado a jugar en los últimos años en las categorías inferiores de un grande en Italia, sabe que el club hispalense no pondrá las cosas fáciles en la matinal del domingo. Así lo reflejan los números particulares de cada partido, pese a que en el global nadie haya sumado menos como anfitrión que el próximo rival de la UDA. Nunca han perdido por más de un gol en su feudo. Y la derrota más amplia de toda la temporada la sufrieron, hace justo una vuelta, en el Estadio de los Juegos Mediterráneos (3-0). Pero del pasado no se vive. Soleri espera que el futuro sea mejor.

 

Fotos

Vídeos