UD ALMERÍA

Joaquín quiere llegar a Navidad con el Almería fuera de descenso

Joaquín quiere llegar a Navidad con el Almería fuera de descenso

El rojiblanco expuso que con "Lucas Alcaraz, que creo que es también su ADN, vamos a ser un equipo difícil de batir"

JUANJO AGUILERAALMERÍA

“Nos quedan cuatro partidos por jugar antes de la Navidad y queremos llegar al parón navideño fuera del descenso; es algo muy importante”; ha dicho hoy Joaquín Fernández, uno de los capitanes de la UD Almería, que ha comparecido en rueda de prensa para hablar de la actualidad de la UD Almería.

En este sentido el joven y polivalente futbolista almeriense argumentaba que “cuando cesaron a Ramis hablamos los jugadores en el vestuario y vimos que era muy necesario irnos de vacaciones fuera de los puestos de descenso porque si ocurre todo lo contrario te puedes ver ahí abajo toda la temporada”. Al respecto añadía que “ya nos pasó el año anterior. Viajamos a Miranda de Ebro fuera de la zona roja, pero perdimos allí en la última jornada de 2016, caímos al descenso y luego no nos salvamos hasta el último encuentro de Liga”. Todo ello, como matizaba, “al margen de lo que supondría cumplir este objetivo desde el punto de vista anímico”.

Viene el Tenerife

La primera de estas cuatro citas llega el domingo en el Estadio de los Juegos Mediterráneos ante el Tenerife, un rival que en opinión de Joaquín “no está, quizá, en su mejor momento, pero tiene grandes jugadores en su plantilla, sobre todo arriba, y será un partido muy complicado como todos en esta categoría. Pero jugamos en casa, con el apoyo de nuestra afición, que lo necesitamos, y si ganamos las primeras acciones ya sabrán que lo tendrán muy difícil”.

Joaquín Fernández reflexionaba que “sería realmente importante sumar siete de los nueve puntos en juego después de vencer al Zaragoza y de empatar en Barcelona”. De hecho subrayaba que “tenemos que seguir en la línea de estos encuentros”.

Sobre el partido ante el filial azulgrana decía que “estuvimos muy arropados y con muchas ayudas entre los compañeros. Creo que merecimos algo más, pero cuando mejor estábamos nos faltaron piernas. Llegamos muy justos”. También consideraba que “estamos sufriendo muchas expulsiones, la de Tino Costa fue injusta, pero jugar en inferioridad numérica te penaliza mucho. Tenemos que intentar acabar siempre con once”.

El futbolista almeriense tenía muy claro que “con Lucas Alcaraz vamos a ser un equipo muy difícil de superar y de batir”, y al ser cuestionado por las diferencias con Ramis señalaba que “antes jugábamos más abiertos y teníamos más posesión; ahora estamos más juntos y cuando disponemos del balón la idea es ser muy verticales de manera rápida”.

El domingo, en el Mini Estadi, Joaquín cedió el brazalete de capitán a Rubén Alcaraz. “Lo había hablado con él al final de uno de los entrenamientos de la semana pasada. Él actuaba en su ciudad, delante de sus familiares y amigos, y pensé que sería bonito para él. Además tengo que reconocer que, por superstición, no lo quería llevar porque la mala racha anterior coincidió siendo yo el capitán sobre el campo. Somos muy maniáticos, pero primó más el que Rubén luciera el brazalete en su tierra y ante su gente”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos