UD Almería

Entre la intensidad y el atrevimiento

Lucas Alcaraz dialoga con Pablo Caballero en presencia de Rubén Alcaraz, dos jugadores que pueden ser importantes en Valladolid. /J. J. A.
Lucas Alcaraz dialoga con Pablo Caballero en presencia de Rubén Alcaraz, dos jugadores que pueden ser importantes en Valladolid. / J. J. A.

El técnico de la UD Almería destaca a Mata, pero «es muy difícil que un jugador solo sea capaz de hacer esa cifra de goles si el resto no genera ocasiones» | Alcaraz argumenta que el Valladolid exige «ser intensos en defensa y atrevidos en ataque»

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Sea el Real Valladolid o cualquier otro equipo de la categoría, el fútbol actual no se entiende sin intensidad. Todos los equipos la exponen; la cuestión está, de todas formas, en el grado con el que se juega. Cuando se visita a un equipo como el que dirige ahora mismo el gallego Luis César Sampedro, que además se muestra sólido en su campo donde ha ganado diez partidos y perdido sólo dos de los quince que lleva disputados, hay que exponer un grado máxima de exigencia. El Almería es capaz de hacerlo, tal y como lo ha demostrado últimamente a domicilio -ganó dos partidos que, por muy bien que sean rivales de abajo, exigen, como también lo hizo el líder, ante el que se sacó un empate-.

El paso obligado para conseguir la victoria en el Nuevo José Zorrilla, sin embargo, requiere otro aspecto destacado. Ese plus necesario es cuestión de atrevimiento. En El Alcoraz, donde se escenificó la última de las salidas de la UD Almería, tal vez faltó algo para, después de empatar por segunda vez el marcador -marcó Edoardo Soleri el segundo en el minuto 83-, haberse ido en busca de la victoria en el citado duelo, pero también es cierto que el Huesca exigía una atención especial como líder de la categoría y a pesar de que estaba con nueve sobre el campo tras las expulsiones de Jorge Pulido y Gonzalo Melero. El partido en Valladolid empieza con un empate en el marcador, pero después de la derrota rojiblanca del pasado sábado frente al Rayo Vallecano, hay que reaccionar para sumar y acercarse a la permanencia a base de triunfos. Por ello, ambas cosas, intensidad y atrevimiento, se antojan piezas claves para introducir en una coctelera de la que salgan los puntos ante un rival de cuidado. «Ahora hay que saber que vamos a un sitio exigente, pero que cada partido por algo es exigente y en este caso es un equipo que marca y le marcan y tenemos que estar preparados para ser intensos en defensa y atrevidos en ataque», expuso Lucas Alcaraz.

El gol

El conjunto pucelano, que busca jugar el playoff de ascenso a Primera División, como mal menor, está firmemente asociado con los goles. Lo mismo que marca también recibe y, en ese aspecto, sólo los cuatro últimos han encajado más goles que los de Luis César Sampedro. «Sí, es un equipo que marca y que recibe. Está claro que, dentro de la posibilidad de victoria, una de las necesidades es marcar. Tenemos que ser decididos en ese aspecto y en el aspecto del juego para intentar ser capaces de marcar», señaló.

Lo hizo entrando en detalles sobre la derrota del pasado sábado frente al Rayo Vallecano, aunque para tratar de despejarla del ambiente cuanto antes, como algo obligado. «En el fútbol, cuando se gana y cuando no se gana, la semana siguiente hay que olvidarlo -en referencia al partido frente a los de Míchel-. Muchas veces cuando se gana decimos a ver si la confianza o nos podemos confiar... El resultado anterior siempre hay que intentar dejarlo atrás. No es un resultado positivo, tampoco es que el equipo lo mereciera, pero de cualquier forma es otra semana, es otro partido, son otras exigencias y hay que pensar en ellas».

Continuó haciendo hincapié en esa cita frente a uno de los equipos más regulares y en mejor estado de forma de la competición. «Está claro que el otro día era un partido complicado como todos, que no se sacó adelante, que se pudo como mínimo empatar, que creo que pudo haber sido el resultado más equilibrado para lo que pasó en el campo».

Exigencias

Y ahora llega otro equipo que exige, tal y como demuestran sus números, sobre todo los que firma cuando juega en casa. «Un equipo que tiene buen trato con balón, que tiene gente arriba que tiene gol y gente que son buenos individualmente y a nivel colectivo es un equipo con mucho peso en el desarrollo del partido ante cualquier equipo».

Un Real Valladolid marcado por la presencia en sus filas de un jugador como Jaime Mata, el máximo de la competición con casi la mitad de los goles de su equipo -pone la firma a 24 goles de los 50 que ha hecho su equipo-. Aún así, no es el jugador determinante para Lucas Alcaraz. «Tiene sus jugadores, pero no es sólo Mata. Es llamativo que es el máximo goleador de la categoría y tiene un montón de goles hechos a estas alturas, pero no es sólo el jugador que desequilibra, es mucho más. Es muy difícil que un jugador solo sea capaz de hacer esa cifra de goles si el resto no genera ocasiones».

No será ante un rival presionado. Al menos es lo que ayer aseguró Lucas Alcaraz cuando se le puso sobre la mesa todo ese 'mal ambiente' que rodea a Luis César Sampedro, al que se le ha puesto ya 'sustituto' en varias ocasiones en las últimas semanas. «Los objetivos de cada entidad los decide cada entidad. Su objetivo es ese. Del tema del entrenador vienen hablando tiempo y el equipo no creo que se haya resentido por ese tipo de comentarios e informaciones y nosotros nos tenemos que centrar en lo nuestro porque realmente es lo práctico, que nosotros hagamos bien las cosas que tenemos que hacer bien».

«Lo que nos toque»

El Almería, como queda dicho, se ha mostrado últimamente capaz de hacer cosas interesantes. Desde que llegó Lucas Alcaraz, la UD Almería se mostró como un conjunto competidor en casi todos los envites. Además, sus últimos tres partidos lejos del Estadio de los Juegos Mediterráneos acabaron con resultados positivos, plasmando su propuesta. Mañana en Valladolid no sólo se intentará con esa fórmula. Habrá que hacer «lo que nos toque; tenemos que intentar dominar. Creo que el equipo tiene que mantener esa intensidad que tiene que mantener, esa capacidad de ser un bloque, pero también tiene que mantener esa capacidad de llevar la iniciativa cuando el partido así lo requiera». Señaló que no por el hecho de estar «fuera de casa no tiene por qué no llevar la iniciativa en pasajes del juego que el juego te lo solicita. Es una de las cosas que tenemos que hacer y si es posible cada vez mejor».

Curiosamente, en ese espacio de tiempo -el que el técnico lleva en Almería-, siempre ha trabajado con problemas de efectivos que han parecido remitir en los últimos tiempos. «Sí, la semana que viene perderemos gente, varios además, y en ese sentido lo que sí que es verdad es que era muy anormal la situación de antes o después de Navidad. Esta es una situación un poco más normal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos