UD Almería

Entre la ilusión del querer y la realidad de la falta de poder

Miguel Ángel Corona acude habitualmente al entrenamiento del primer equipo./AGUILERA
Miguel Ángel Corona acude habitualmente al entrenamiento del primer equipo. / AGUILERA

Ni pudo asegurar el nombre de ningún refuerzo ni el 'elegido' para que el nuevo ocupe su puesto

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Miguel Ángel Corona compareció ayer ante los medios de comunicación. Y fue precisamente este gesto lo más destacado. Porque fue la primera vez que se ponía ante la prensa desde que comenzó el mercado de invierno. Pero las circunstancias actuales del club le impidieron dar ninguna noticia 'real' y confirmada. Ni pudo asegurar el nombre de ningún refuerzo ni el 'elegido' para que el nuevo ocupe su puesto. 17 días después de comenzar este periodo de fichajes, la UDA no ha realizado ningún movimiento cerrado ni anunciado. Y todo pese a que Lucas Alcaraz sigue reclamando fichajes (en plural), además de la recuperación de los lesionados que siguen siendo un alto porcentaje en relación a la plantilla. En concreto, a día de hoy, cinco de los veinte que conforman el plantel entrenado por el granadino.

El director deportivo habló claro, aunque hubo que entenderle 'entrelíneas'. Admitió que están buscando un banda derecha. El motivo, la salida de Nauzet ha dejado a Javi Álamo (lesionado) como único extremo diestro. Eso sí, el canario que se marchó a mediados de diciembre no ocupó dicha demarcación por su mal estado físico desde que llegó. Así que el interés por esta zona del campo viene ya desde el pasado verano, cuando Ramis se quedó sin la petición solicitada.

Pero, además, también hay interés en un centrocampista «con vocación ofensiva». Vamos, «que no buscamos un defensa», reconoció el talaverano. Sin dar nombres, sí admitió que se trata, como siempre en enero, de un «mercado muy particular». En el que «no se debe fichar por un mal resultado». Es decir, una situación muy distinta a cuando, en las últimas temporadas, el equipo ocupaba puestos de descenso y tenía que realizar una 'revolución' en el plantel.

Poco dinero

Algo que, en teoría, no sucederá ahora. Por la posición y «por la poca disponibilidad económica». De nuevo, como han venido repitiendo hasta la saciedad en la entidad, el tema monetario también les impide hacer lo que quieran. Lorena García, directora de organización, declaró hace unos días en Interalmería TV que «solamente si hay alguna salida se podría fichar». De ahí que la duda esté en si dar alguna baja en forma de marcha pactada o en forma de traspaso. Por las palabras de Corona debe ser la primera opción. «El club no contempla ninguna venta. Hay muy poco margen de salarios por el control económico y no queremos vender jugadores», dijo de forma clara. Así quería acabar con las especulaciones en cuanto a la venta de Pozo o de Fidel. Curiosamente, sobre todo por los dicho desde otros clubes, informaciones salidas del entorno profesional más cercano de los actuales componentes del plantel de la UDA.

De esta manera, deduciendo lo dicho por el responsable deportivo y por la responsable de organización del club, en estos próximos días se tendría que anunciar por parte de la entidad rojiblanca la marcha de algunos componentes que están ahora mismo y que liberarían masa salarial. Una condición indispensable para que Alcaraz pudiera ver cumplidos sus deseos de contar con algunos refuerzos de cara a la segunda vuelta que se inició el pasado fin de semana.

Pese a que en el equipo está la delantera menos efectiva de toda la categoría (dos goles en 22 jornadas), Corona siguió mostrando su confianza en la que fue una apuesta el pasado verano. Tanto personal como del propio club. «Nuestros delanteros querrían tener mejores cifras, confiamos en que mejoraran sus parámetros», apuntó. Cree que en la segunda parte del campeonato se verán una mejor versión de Hicham, Pablo Caballero y Juan Muñoz. El primero con cartel por su juventud. El segundo con contrato hasta el 30 de junio de 2019. El tercero, cedido por el Sevilla y que, como reconoció Lorena García, no tiene el Almería la posibilidad de romper su vinculación sin negociar con el cuadro hispalense, como sí pudo hacer el Zaragoza hace un año.

Como también espera que se recuperen los lesionados y puedan dar un mejor rendimiento. El cambio en el recuperador habla de que algo no estaba funcionando en la parcela médica. «Estamos en una situación excepcional con el nivel de bajas, como situación excepcional que es hemos potenciado nuestros servicios médicos». En un intento de que no haya una media de cinco lesionados por jornada. Todo para mejorar con lo que hay.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos