UD ALMERÍA

Ilusión y muchas ganas de crecer en la UDA

Mandi, Miguel Ángel Corona y Fran Rodríguez, con unas camisetas impregnadas de «ilusión»./J.J.A.
Mandi, Miguel Ángel Corona y Fran Rodríguez, con unas camisetas impregnadas de «ilusión». / J.J.A.

Fran Rodríguez y Mandi responden al perfil que pide Corona de que «el crecimiento del futbolista vaya a la par que el del club»

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Fran Rodríguez y Mandi ejercieron ayer como nuevos jugadores de la UD Almería y lo hicieron con un denominador común, el de la ilusión y el de las ganas de responder a lo que el club quiere de ellos. Los dos tienen intenciones de crecer, uno porque es joven y coincidirá de nuevo con Ramis, al que tuvo en su etapa como madridista -en el juvenil y en el Castilla- y el otro porque, tras la lesión sufrida la pasada temporada, quiere volver a ser aquel jugador que destacó en el propio Elche o, sobre todo, vistiendo de rojiblanco, aunque con la camiseta del Sporting de Gijón. Los dos jugadores, que entrenan con la UD Almería desde el pasado miércoles, llegan reivindicativos a la entidad. Fran quiere jugar y considera que Luis Miguel Ramis sabe lo que puede dar y Mandi no aseguraba nada, sólo algo esencial: «Esfuerzo, trabajo y compromiso».

Fran Rodríguez (Almuñécar, 22 de mayo de 1995) y Mandi (Las Palmas de Gran Canaria (1 de marzo de 1989( responden al perfil que persigue el director deportivo de la UD Almería. Corona, que fue quien les presentó, lo considera esencial. «Es el primer paso que exigimos en todas nuestras incorporaciones, que compartamos una ilusión, que nos vinculemos emocionalmente, que la carrera del futbolista vaya paralela al crecimiento del club». A cambio de «compromiso total con esa camiseta. Con que nos des eso estaremos contentos», dijo a ambos jugadores.

Seguir creciendo

A la hora de expresarse, el granadino, que estuvo acompañado por miembros de su familia, no dudó en advertir de que llega a la UDA «cuanto menos a intentar jugar el número máximo de partidos y mejorar, seguir creciendo tanto como persona como en el apartado de futbolista durante todo el año».

Corona, que tiene en común que vivió en la 'casa blanca' muchos años, hablaba del sexitano como un jugador «con mucha capacidad ofensiva, del gusto de nuestro entrenador, de esos laterales que te dan más superioridad en ataque, que aportan muchas variantes en ataque, que en fútbol moderno adquieren una importancia vital en los equipos, es competidor nato, sabemos que tiene mucha energía, muchas ganas y vamos a tener una dupla en el lateral que está perfectamente cubierta».

No teme a la competencia -tendrá que ganarle la partida Marco Motta-, porque tiene claro que va a tenerla «como en cualquier otro equipo, pero eso pasa en todos los equipos y es importante para que no haya ningún tipo de relajación». Su intención es la de imponer su fútbol. «Me gusta sumarme al ataque, me considero un lateral ofensivo, de largo recorrido y con mucha llegada y que puedo aportar muchas cosas en ataque».

Llega con la intención de aportar y crecer personalmente, con un equipo del que conoce bien al cuerpo técnico. «Lo he tenido en juvenil A, en el Madrid, y en el segundo año del Castilla y está claro que me han transmitido toda la confianza del mundo para poder venir hacia aquí, aparte del club, y eso ha hecho que me decantara por venir al Almería».

Precisamente por eso habló de Ramis como algo fundamental para jugar de rojiblanco. «Ramis es un entrenador que tiene las ideas muy claras, que siempre sus equipos han tenido unas señas de identidad y le gusta tener el balón y laterales profundos y con llegada y él sabe que yo se lo voy a dar».

Por último, cerró el debate sobre su tardanza para llegar. «Se ha hecho todo un poco más largo de lo esperado porque el Madrid ejercía un derecho sobre mí y sí que es verdad que ha habido algún que otro contratiempo, pero lo importante es que se ha resuelto rápido».

Ganas de jugar

Mandi, por su parte, llega ilusionado y con «unas ganas terribles de jugar» como consecuencia de ese largo periodo de inactividad del que aseguró «estar ya recuperado». Recordó que «la lesión me truncó el año pasado y me recuperé antes de tiempo, pero como me quitaron la ficha para poder traer a otro compañero, se hizo el cupo y no pude jugar» y por eso sus ganas de volver a competir «son terribles».

Él se define como un ganador nato. «No me gusta perder ni al fútbol-tenis y lo voy a dar todo por esta camiseta. Pueden estar tranquilos que esfuerzo, trabajo y compromiso no me van a faltar nunca, un día lo podré hacer mejor que otro, pero eso no falta nunca».

Corona decía de él que es un «mediocentro puro. Queremos que sea el eje sobre el que gire el equipo, el que da equilibrio en el terreno de juego, con muchísima intensidad en el robo, con una salida muy limpia de balón, sobre todo es un grandísimo competidor, no le gusta perder ni la casa de alquiler. Volvemos a tener mucho hambre en el vestuario que es algo que consideramos vital».

Recuperado de ese impedimento, tiene claro el objetivo de «hacer un buen año, que sea un buen año para todos, para la afición, para el club, para mí y que todos estemos felices y que vuelva a recuperar mi nivel y que pueda dar el máximo y aportar mi granito de arena para que todo salga bien».

Concluyó hablando de su posición en el campo, que es la que el técnico crea conveniente. «Siempre he jugado de mediocentro, menos un periodo pequeño que jugué en el Sporting de central, pero como buen futbolista más cómodo estaré donde me ponga el entrenador, donde él decida. Vengo aquí para aportar y jugar donde el entrenador decida», sentenciaba.

Fotos

Vídeos